Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Tercera Parte

Ya regresado de unas mini vacaciones que me tomé de mis deberes en la Universidad, aprovechando que el alumnado tenía un fin de semana largo porque movía el 4 de julio al 6 y me tomé el 9 para festejar la independencia de mi país.

Ya vuelto a mis obligaciones normales con la Universidad, quería acercarles una nueva edición del Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches.

Antes que nada quería contarles que estuvimos con algunos colegas, los doctores Elvis, Taburete, Deivi Gilmur y Siemprelisto, quienes contribuyeron invalorablemente con sus acotaciones a la hora de diseñar esta tercera parte del catálogo, y corresponde el agradecimiento de rigor.

Habiendo hecho la aclaración comenzamos con un brevísimo repaso, especialmente teniendo en cuenta que se acerca el primer examen.
Ya habíamos revisado las siguientes categorías:

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris)
2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem)
3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis)
4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis)
5- El Toquetero (Manis Largis)
6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis)
7- El Invitador de Tragos (Solotiroti convasitus)
8- El Tipo Inalcanzable (Languis histericus)
9- El Simpático Entrador (robarisae deminitis)
10- El Zarpado / Pesado (sefuealabostis)
11- El Tímido (Notira niempedus)
12- El Dancer Extremo (Bailoterus Exageratis)

En la Primera Parte del Catálogo, y la Segunda parte.

Y ahora sí, sin más presentaciones, continuamos con la Tercera Parte del Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches, directamente desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts.

13- El Enamoradizo (mecasus primus):
Es aquél que anda prácticamente anillo en mano, dispuesto a comprometerse o casarse con la primera mujer que se le cruce en la noche.
Suele repetir en voz alta y a sus amigos la frase “Me caso, primo (negro, hermano, gordo, etc. de acuerdo a a quién se la diga)!!!!”
Por lo general el amor no le dura demasiado, y apenas gire su vista encontrará una nueva madre de sus hijos, futura esposa y un nuevo grito de “Me caso primo!”.

14- El que quiere ir a los bifes rápido (tirotis expresus):
Muchacho que sabe romper el hielo inicial con un buen comentario, pero que carece de juego de continuación; entonces siente que toda chance tirotera se reduce a los primeros tres minutos o las cinco primeras frases.
De ahí que la sexta frase sea dicha con las llaves entre los dientes y un “Querés que vamos al auto?”.
Suele incorporar entre sus artimañas el “Hacerle dar una vueltita”, el “Bailoteo Meneoso” y el “Tanteo subrepticio”.

15- El Tiroteado (queguachus comohacis):
Es aquél que se dedica a estar parado o bailando en un sector de la pista, charlando con sus amigos, y de repente se le acerca una señorita a darle charla y tirotearlo.
A diferencia del languis histericus, éste es mucho mejor onda y probablemente sea divertido. Cuando él tirotea (menos veces que la que es encarado) suele ser un robarisae deminitis, lo que lo hace una categoría exitosa en la noche, y un buen aliado a la hora del tirotis grupalis.

16- El desaliñado preparado (peinadus mambrusis):
Es aquél que tarda tres horas antes de la salida en acomodar cada uno de sus pirinchos con la adecuada dosis de gel y crema para peinar; con movimientos ondulares y sobadores de su mano (o dedos) sobre el pelo.
Con constantes idas al baño para chequear que todo esté en la misma posición.
El resultado buscado con tantas horas de preparación es lograr un peinado equivalente a parecer que uno recén se levanta y ahí decidió ir al boliche.
Es el mismo peinado con el que me levanto tras una reparadora jornada de colchón. La única diferencia es que él demoró tres horas en lograr el cuidado look descuidado; y yo aproveché esas tres horas para estar como una lechuga y alerta, y después me peino.
También es conocido por otro nombre científico: “medabroncae steboludis”.

17- El mentiroso (mecreus mifabulis):
Es un tirotero digno de mención. Tiene mucho talento creativo, es divertido, gracioso, simpático. Sin embargo, tiene poca fe en el “Ser él mismo” que decíamos que es clave para conquistar a cualquier mujer de sus sueños, y en vez de pulirse o reinventarse, lisa y llanamente crea desde cero.
Debe evitar pisar palitos y necesita una gran memoria.
Suele caer en el error común del “Demasiado”.
Para todos los mentirosos que anden dando vueltas: “Cuando inventen su personaje, invéntenlos con defectos, o se caerán por su propio peso”.

18- El Buen Amigo (tirotis bichus mochilae):
Es una parte esencial de todo tándem o team tirotero.
Es a quien uno recurre en momentos de necesidad y en quien uno confía ciegamente.
Es capaz de todo por un amigo y será quien, a la hora de ver a su amigo en plena acción con una Señorita Besha, Inolvidable o tiroteo positivo en general, hará de tripas corazón e interceptará a toda “mochilae delindis” o “dejame tirotis tranquilus”, con tal de darle margen de acción y operación a su fiel compañero de aventuras.
Existe reciprosidad entre amigos, y a todos nos tocará en algún momento serlo, aunque hay quienes lo tienen más desarrollado naturalmente.
Dios los tenga en la gloria!

Queridos y Queridas Viandantes; hasta aquí la tercera parte de este Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches.
Espero lo hayan disfrutado.

Los voy dejando hasta la próxima, y espero sus comentarios.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches – Segunda Parte

Tras unos días en mi Argentina natal, visitando la Capital por un Congreso de Estudios Sociales, he vuelto a mi despacho en la Universidad de Massachusetts y me he decidido a ponerle el pecho a las críticas y a los arteros ataques sufridos a manos de las ciberniñeras, que califican a éste de un sitio de contenido adulto y prohibido para menores…No importa lo que digan, estoicamente seguiremos trayendo los estudios que realizamos en nuestro querido templo del saber, la Universidad de Massachusetts.

Ahora, sin más introducciones, retomaremos el Catálogo de Fauna Femenina Nocturna en los Boliches, donde recordamos las categorías de la Primera Parte:

1- La Señorita Tolerante (seprendi encualquieris)
2- La Señorita Caritativa (simplis dechamuiarum)
3- La Señorita Buscadora (facilis facilorum)
4- La Señorita Vistosa (mansus gatus)
5- La Señorita Negadora (histericus extremis)
6- La Señorita Besha (partus comunquesum)

Tras ese breve repaso… hoy conoceremos algunas categorías más en este Segundo envío del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches:

7- La Señorita Muda (yani contestae):
Mujer que, agobiada y agotada por los intentos de los Manis Largis y los sefuealabostis, pierde la capacidad de habla, la capacidad de socialización y se dedica a hacer movimientos que le permitan liberar su brazo de las manos de alguno de estos ejemplares.
Suelen andar con cara de fastidio y hasta se les nota en el baile.
Usualmente solían ser tolerantes, pero el efecto acumulado de tantos pesados y toqueteros le quitaron el entusiasmo de la noche.
Nada es imposible, pero deberá tener un ataque rápido, certero y sin contacto físico. Una vez realizado el mismo, retírese a una distancia de aproximadamente un metro, metro y medio hasta ver alguna reacción. Si es positiva vaya reduciendo de a poco el camino, sino… entiéndala, no ha de ser fácil soportar tanto molesto junto.

8- La amiga molesta (Dejamis tiroti tranquilus):
Típica clase de señorita de la que debe cuidarse, ya que es quien, en el momento menos pensado, se acercará a usted, mientras está en pleno remo para decirle a su amiga (tiroteada por usted) que está aburrida, o que está sola, o que quiere bailar, o algo que pondrá en serio riesgo su incursión con la amiga, ya que ésta, seguramente entrará en duda sobre si quedarse con usted o hacerle la gamba a su amiga.
Déle charla a la amiga molesta, como para que sienta simpatía por usted y le deje margen.

9- La amiga menos agraciada (Mochilae delindis):
Existe una ley no escrita milenaria que dice: “En todo grupo de mujeres habrá una que es la menos tiroteada de todas, y por algo es”.
Por lo general en presencia de una de ellas, el grupo de tiroteros amigos entre sí, intercambian codazos, cortinas basquetbolísticas, ganar la posición, hasta dejar, cual ley darwiniana de supervivencia del más apto, al más débil, lento o sacrificado, ante tal especimen, mientras los demás encaran al resto.
Tiene alto potencial de tranformarse en Dejame tirotis tranquilus, a menos que algún valiente (aún no fue definido en el catálogo) aparezca o ella sea lo suficientemente piola para dejarse fluir.

10- La Borracha Perdida (puestis fiesteris):
Es aquella borracha que se dedica a llevar la parranda a un nivel superior, y que se puede confundir con una buscadora, una caritativa o una negadora, a no ser porque ingresa en tal condición debido a la ingesta de bebidas espirituosas.

11- La Borracha Derrotada (puestis porelpisus):
Es aquella borracha que se transforma en una carga para su grupo de amigas, que suele quedar acomodada en un sillon junto a una montaña de abrigos y que hace las veces de generadora de vergüenza ajena a su grupo.

12- La Inolvidable (tencanta dentradae):
Es aquella clase de señorita besha o tolerante que, debido a que acompaña sus agraciados dotes con un carisma arrollador y una conversación interesante, se transforma en inolvidable.
Es ubicada con la bebida, tiene amigas que no molestan, no hace pasos demasiado extravagantes, ni siente la necesidad de mostrar todo el continente para atraer una mirada.
No abundan, pero cuando las encuentra, son una bocanada de aire fresco.
PD: Ah… por lo general usan perfumes frescos, no fuman o lo hacen muy poco y tienen una confianza en sí mismas que va más allá de lo físico.
También son divertidas.
PD2: Estadísticamente es imposible que todas lo sean…

Queridas Viandantes…
Hasta aquí la segunda parte del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches.
Espero puedan sentirse identificadas algunas más, pero todavía hay varias categorías para futuros envíos, así que no se preocupen.
Queridos Viandantes…
Díganme si no han cruzado algunos de estos especímenes, y coincidan o no con los estudios realizados por la UMass.

Por ahora me despido, espero vuestros comentarios,

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches – Primera Parte

Hola Queridos y Queridas viandantes…
Ya pasado el día del padre, volvemos a la programación regular del blog.
Las investigaciones de la Universidad de Massachusetts y su Cátedra de Estudios Sociales que dirijo.

Esta vez me tocó salir solo a hacer un trabajo encubierto de campo para comenzar a analizar la Fauna Nocturna Femenina, y de allí que estuviera entablando conversaciones con diferentes especímenes femeninos para, de esa manera poder contrastar todo el trabajo de investigación teórica que realizamos en interminables jornadas en el Campus.
Casualmente este sábado fue una jornada que lamentablemente terminó, porque analizar la fauna femenina nocturna no es un trabajo tan estresante como uno podría imaginar… y si pudiera volver a tener mi sábado a la noche, lo volvería a hacer… Todo por el progreso de la ciencia… es un trabajo duro, difícil, pero alguien lo debe hacer.

Antes de ingresar al Catálogo Propiamente Dicho, quiero tomarme unos momentos para acercarles algunas de las frases que dije el sábado a la noche o que me dijeron… Creo que es la mejor publicidad que puedo hacer a la hora de conseguir nuevos ayudantes alumnos/as, para el próximo semestre que estaremos lanzando.

1- Dame margen hasta que te mienta (Pulpo a una Señorita Besha)
2- Dejame fluir con la raba en la mano (Una señorita a Pulpo)
3- El encanto de la “comodidad” te aburguesa (Pulpo en modalidad pateador de asados)
4- Raba sí, sentimiento no (Pulpo en modalidad negociadora)
5- Si me das polenta, que sea Te Presto Pronta (Pulpo a una señorita Tolerante)
6- Tenés cara de guacha, pero te queda muy bien (Pulpo a una señorita)
7- Dejame que vaya a la sala iluminada que necesito reflexionar (Pulpo antes de irse al baño)

Se reciben pedidos de sumarse a la cátedra en este mismo mostrador.

En ese marco es que se llevó adelante la comprobación práctica del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches. Y desde ese material, presentamos hoy, directo desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts, la primera parte.

Como primera edición de este catálogo vamos a presentar algunos de los principales tipos de mujer que usted, querido viandante, querida viandante puede encontrar, compartir o identificarse en la noche. Cabe aclarar que no siempre las categorías son absolutas y pueden (Y de hecho es muy frecuente) encontrarse ante seres híbridos que combinan más de una especie.

1- La Señorita Tolerante (seprendi encualquieris):
Es aquella que acepta cualquier personaje que se le acerque y le brinda una primera oportunidad y le da changüí. Es de la filosofía que un vaso de agua no se le niega a nadie, pero para prestar la cortadora de césped hay que ganársela.
Deberá usted aprovechar las oportunidades correctamente, pero ella no le cerrará las puertas en las narices antes que usted así lo merezca.

2- La Señorita Caritativa (simplis dechamuiarum):
Versión avanzada de la Señorita Tolerante; es de dar mayores oportunidades, y por lo general se dedica a aumentar las estadísticas de efectividad de tiroteo de los muchachos que concurren a los locales.
Se deja convencer fácil, aún cuando no está en sus planes originales conocer a nadie en el lugar.

3- La Señorita Buscadora (facilis facilorum):
Versión intransigente de la tolerante y la caritativa.
Para ella la noche está perdida si no ha sido encarada y si no ha tenido alguna clase de encuentro cercano de algún tipo (bah… con algún tipo).
Es la versión femenina del tirotis aloquecaminem, y al igual que ellos siempre consiguen algún éxito, aunque depende de la definición que cada uno dé a semejante vocablo.

4- La Señorita Vistosa (mansus gatus):
Vestida con apenas una ballerina de tul como minifalda, la espalda al aire y un babero negro de encaje como pechera.
No sufre del frío nocturno, pues aún en pleno Junio puede caminar mostrando más piel que programa de Tinelli. Lo único que se abriga son los pies, ya que siempre calza botas altas de cuero.
Utiliza movimientos extraídos de documentales de National Geographic mezclados con Pasión Tropical para bailar.
Por lo general se mueven en manadas o al menos en pares, y en los primeros acordes de canciones específicas (Me gustas mucho, quiero verla en el show, etc), comienzan un ritual de frotación y meneo para captar la atención.

5- La Señorita Negadora (histericus extremis):
Versión de la mansus gatus que utiliza sus armas en presencia de algún muchacho a quien, cual hámster mascota, se le cuelga la zanahoria en la punta de la ruedita para hacerlo trabajar, correr dar vueltas… con la sola intención de entretenerse a su expensa.
Al igual que motor con problemas, perderás demasiado aceite.

6- La Señorita Besha (partus comunquesum):
Versión más recatada que la mansus gatus, pero que seguramente le puede pasar el trapo si así lo decidiera; muchas veces son Tolerantes, pero están demasiado acechadas, y ante la gran cantidad de sefuealabostis (pesados), obligan a que uno levante el nivel y la calidad de su trabajo.
“Nota viandante: Generalmente vale la pena levantar el nivel y la calidad del trabajo.”

Señores y señoras viandantes… ya esta primera versión está siendo demasiado extensa y es por ello que llega a su fin.
Queridas Viandantes ¿Se sienten identificadas con alguna de estas categorías?
Queridos Viandantes ¿Algunas de estas categorías son las que ustedes prefieren?
De todos modos no se alarmen si la respuesta es No, aún faltan varias categorías más, pero quedarán para una próxima emisión…

Espero sus comentarios,

Saludos, cariños, besos y abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Columnista ya de la casa: El finísimo arte del merodeo

A todos aquellos seguidores del blog y visitantes asiduos de Atención Viandante, el nombre Marbot les resulta conocido… a todos aquellos que recién lo están descubriendo, se los recomiendo…
Es un personaje cómo describirlo… muy personaje…

Aquí haciendo su segunda aparición como Columnista Invitado, por lo que podría decirse que es de la casa… es quien ya no tiene que preguntar sino ir directo a abrir la heladera con confianza…

En esta ocasión, nos acerca un tratado más que interesante sobre el Arte del Merodeo.
Marbot, como imaginarás, estás siendo recomendado para la beca de postgrado a la Universidad de Massachussetts… no tiene sentido desperdiciar un talento así en Universidades medio pelo…

Sin más introducciones… Pulpo Producciones y Atención Viandante directo desde el deliratessen marbótico, presentan “El arte del merodeo”, por Marbot.

El finísimo arte del merodeo

(Las técnicas aquí expuestas pueden resultar inmorales y/o ofensivas para un
público sensible. Tener en cuenta que estas herramientas sólo pueden ser
usadas por un profesional egresado de la Universidad de Masachussets o bajo
la supervisión y guía de uno de ellos.)

Llamamos “merodear” a la técnica de deambular por una zona determinada para
forzar un encuentro casual, y así recopilar información sobre la presa para
utilizar en un inminente tiroteo. Desde épocas inmemoriales el cazador ha
vigilado y recorrido pacientemente el lugar de pastura y reaprovisionamiento
de su presa, para luego caerle encima sin piedad. Comer y ser comido. Cadena
alimenticia. La ley de la selva.

El merodeo es una acción tan primal que posiblemente no nos demos cuenta que
la estamos ejerciendo: de repente sólo estaremos circulando por calles no
usuales para tratar de econtrarnos casualmente con la presa en cuestión. El
merodeo puede ser a pie (no recomendado si la presa vive en latitudes muy
lejanas, ya que despertará sospechas), en automóvil y -nuestro último punto-
virtual. En el merodeo analógico -por así llamarlo- nuestro objetivo es
enterarnos de las costumbres y el modo de vida de nuestra presa. A qué hora
sale de su territorio, a qué hora se queda sola en él, ver de qué forma
podemos utilizar para nuestro bienestar a los congéneres que moran con ella,
y detectar la presencia de otro merodeador. Es preciso que NO haya dos
machos/ hembras alfa en la zona (técnicas para deshacerse de la competencia
en próximos posts).

Una buena forma de empezar es concurrir a los mismos lugares de
aprovisionamiento que nuestra presa. Las charlas casuales en una panadería,
almacén de barrio o kiosco, siempre son bien recibidas. Debemos evitar
bancos, correos, colas de cajeros automáticos y similares (ver “¿Es posible
el levante en horarios de comercio?”, próximamente). Ahora bien, también
deberemos tener una coartada que explique el por qué de nuestra repentina
invasión del terreno, ya que un “Pasaba por aquí” no es lo suficientemente
creíble. Aquí, un par como para salir del paso con decoro y que pueden
servirnos para que la presa se vaya amansando:

-“Estoy saliendo todas las mañanas a caminar. Quiero hacer vida sana”
(siempre es más atractivo el deportista que el docente -que se levanta a las
doce-)

-“Cambié de recorrido para ir hacia la facultad/ trabajo/ etc. Me mata la
rutina y encanta conocer lugares nuevos, y estas casualidades aún más”
(¡Epaaaa! No se me apuren, no se me apuren. A esta me la guardan para el
tercer encuentro “casual”.)

MERODEO VIRTUAL

El merodeo informático tiene mucho de investigación detectivesca y
periodística. La red de redes puede sernos de gran utilidad para obtener
datos de importancia sobre nuestra presa. A continuación, algunas
herramientas infalibles.

-Correo electrónico y teléfono. Si bien no es recomendable conseguirlos por
fuera (siempre es mejor lograrlos personalmente, tras un par de encuentros
casuales) nos servirá para verificar que sea el auténtico y no una burda
manera de salir del paso por parte de nuestra presa. A cierta altura de
nuestro merodeo sabremos el lugar de trabajo o de estudio de nuestra presa,
y aquí es donde aparece el valor de nuestros contactos. Siempre hay algún
amigo o amigo de un amigo que trabaja en mesa de inscripciones de alguna
facultad, o algún amigo del primo del hermano del cuñado de nuestra presa
que pueda facilitarnos algún dato de importancia.

-Fotos. Para empezar es bueno visitar las webs de pubs y boliches. Si la
presa es de salir los fines de semana, esta es una herramienta infalible.
También es bueno navegar fotologs locales -link a link- ya que en ocasiones
podemos llegar a toparnos con material de interés.

-Datos de color. Si la presa se destaca en algo -deportes, olimpíadas
matemáticas o el mundo blogger- es seguro que figurará en las bases de datos
de la web. Tipeando su nombre nos enteraremos de sus triunfos en la última
competencia atlética de la ciudad (“¿Puede ser que vos corras maratones?”) o
de sus aficiones si es que tenemos la suerte de que posea un blog (el que
también encontraremos por casualidad, por supuesto). Si posee un blog,
visitaremos todos sus links para ir conociendo su forma de pensar en base a
sus comentarios.

Estos consejos bien valen para comenzar con el finísimo y milenario arte del
merodeo. Cualquier duda o sugerencia, será respondida y recibida a través de
este medio. Suerte en vuestra empresa.

Marbot dixit

Pulpo

De vuelta en el ruedo: Herramientas de análisis

Hola queridos viandantes:

Estoy de vuelta de mis muy merecidas vacaciones en Mar del Plata y contra todo lo que las malas lenguas dicen, no salí de joda quince noches seguidas… fueron quince jornadas de estudio de campo socio – antropo – cultural, para que cada uno de estos nuevos posts tengan mayor rigor científico y comprobación empírica.

Qué es lo primero que estudié… la composición y la disposición de los lugares de entretenimiento nocturnos.
Y ahí me surgió una epifanía: Todos tenemos algunas herramientas que nos indican si el lugar en el que hemos ingresado o vamos a ingresar pinta bueno o no.

Estas herramientas combinadas deben dar un resultado acorde a nuestras expectativas para que decidamos nuestro curso de acción. Así como los aviones necesitan un tablero de control importante, nuestra aventura tirotera también, o estaremos navegando ciegos por el cielo nocturno.

Algunas de estas herramientas son:

- El Lechugómetro: Aparato que mide la cantidad de pendejitas ricas que hay en un lugar. Muchachitas criadas a base de una alimentación saludable y ejercicio, recién entradas en la legalidad y hasta los 21 años.
El Lechugómetro marplatense marcaba 8.5

- El Huevómetro: Aparato que detecta la cantidad de competidores por el puesto de alfa que hay en un lugar. Dícese del instrumental que detecta si la fiesta será puro huevo como un omelette, o si se podrá maniobrar. Sirve especialmente para diseñar una estrategia temporal, ya que a más huevos, más tiroteros, lo que indica que hay que desplegar las propias alas (tentáculos en mis caso) más temprano.
El Huevómetro marplatense marcaba 9.5 cómodo.

- El Bichitómetro: A no confundirlo con el bichómetro que es otro indicador. El bichitómetro analiza la cantidad de bichitos tiroteables del lugar. Es especialmente útil a la hora de desarrollar la estrategia de calidad, ya que nos permite atacar más temprano a las más cercanas a la bestialidad infame, con la tranquilidad de tener un buen banco de suplentes.
El Bichitómetro marplatense marcaba 9.5.

- El Bobómetro: Instrumental que permitía detectar y descartar a todos aquellos que no pueden caracterizarse como competencia en la carrera por el alfa, sino que básicamente ocupan espacio y oxígeno del lugar.

- El Histericómetro: Herramienta muy útil a la hora de ahorrar tiempo, de otra manera malgastado.

- El Chupandingómetro: Sirve para detectar borrachos/as, y sus posteriores usos posibles.

- El Quilombómetro: Herramienta decisiva para la conservación. Mi consejo siempre es, mientras más lejos se esté del quilombo con golpes, más mujeres habrá, porque no se meten en las golpizas, lo cual aumenta la relación positiva de género y disminuye la influencia del huevómetro.

- El Mamiorómetro: Sirve para identificar a las bestias infames. Es un aparato muy sencillo que cuenta las veces que uno golpea con un codazo al compañero de tiros, le suma los sonidos cervicales al girar abruptamente la cabeza para seguir un meneo y le suma también las veces que uno, en un tono de voz alto dice “Mamior!!!”.

Finalmente, la herramienta más útil es el botón de encendido del “Modo Vacaciones On”, cuyo único fin es correr la escala de evaluación dos o tres puntos hacia abajo.

Espero sus comentarios y que lo hayan disfrutado. Ya vendrán más novedades de mis estudios vacacionales.

P.D.: (No se pierdan las próximas ediciones de Atención Viandante, donde exploraremos, a pedido, la segunda cita, el tamaño de los pechos femeninos, y trataremos temas como El tiroteo en situaciones no tradicionales, la tercera ley de equivalencias, un nuevo homenaje, etc.).

P.D.: Cuando fui a comer al puerto, hice un minuto de silencio y no pedí Pulpo…. como corresponde…

Pulpo

Guía Bilingüe de tiroteo – Parte 1

Se acercan las vacaciones y uno puede agarrar las valijas e irse al arroyo más cercano a mojar los pies en agua un rato, o puede, llegado el caso (dichoso quien lo pueda hacer), irse a otro país a disfrutar.También suele suceder que recibimos en nuestras zonas turísticas, viandantes de otros países, y con la consecuente diferencia idiomática.
Viandantes bilingües los hay, pero para todos aquellos que apenas se defiendan en inglés, les acercaré una pequeña lista de acercamientos posibles a las señoritas angloparlantes.
Bienvenidos queridos viandantes a lo que he dado en denominar:
“The Bilingual Shooting Guide” (La Guía Bilingüe del Tiroteo)
Así como el padre nuestro, debemos comenzar con el How You Doin´ de Joey Tribbiani en Friends, con la mirada azul acero de Zoolander. Sin embargo, esto sólo no será lo que nos haga llegar a cruzar el charco lingüístico.
Para eso hay que recurrir a nuestras más memorables líneas, y simplemente transformarlas en líneas británicas. Entre paréntesis lo que estará diciendo en lengua madre.

Parte 1: A una turista que pasa.

– “I labor you like a cheese!” (¡Te parto como un queso!)
– “I´ll make you a slobbery night gown!” (¡Te gua hacé un camisón de baba!)
– “How rich is that bolivian animal girl!” (¡Qué rica que está esa guanaca!)

Vayan practicando que pronto continuaremos…

Espero sus comentarios…

Dixit Pulpo.

Pulpo

Tirotear estadísticamente

El otro día estaba charlando con una blogófila amiga, y surgió el tema de qué es lo que nos gusta a los hombres y demás…

Estábamos hablando de qué lindo que es encontrar una mujer que sea inteligete y divertida, y ella dijo (no recuerdo textualemente, pero va más o menos):
“Siempre te vienen con que los matás con la cabeza, pero lo mismo primero te quieren dar chirola”.

Dos aclaraciones… primero… me causó mucha gracia que se refiriera al hecho como chirola (tendrá que ver con lo que se usa muñeco?) y segundo, cuánta razón se desprendían de sus palabras.

Ahora bien, qué es lo que pasa por la cabeza de un hombre al encontrarse con una mujer que reúna estas características: Que sea linda, inteligente, divertida, simpática, agradable, buena gente, y le guste ver deporte en la tele…
Evidentemente, queridos viandantes, si conocen una mujer así, están condenados, se enamorarán,y, al igual que Indiana Jones encontraron un tesoro, felicitaciones…
Querrán quedarse, querrán caminar por la calle y mostrarse con ella, querrán estar con ella solos, aún luego de haber mirado el techo un rato o la cara de Cristo.

Y la pregunta que surge: Qué tan estadísticamente posible es que suceda esto? Es posible, pero no prabable. Seguramente pasarán la vida caminando por allí sin encontrarla, pero no os desaniméis (Estoy ampliando mis fronteras culturales), mientras más mujeres tiroteen, más reducen la desventaja estadística.

Es por esto queridos viandantes, que ante la búsqueda de esta Atlántida con forma de mujer, deben buscar todas las opciones posibles.. y hacer de vuestras vidas un recorrido, una búsqueda y un crisol de damas.

Y recuerden, que sus vidas sean un Viva la Pepa… pero que no gobierne…

Aprovechando las fiestas, quiero invitarles a que cliqueen aquí para ir a mi saludo navideño, donde demuestro que tengo mucho espíritu festivo…. Feliz Navidad para todos.

Dixit

Pulpo

Homenaje: Sabiduría Seinfeld – El bocinazo

Queridos Viandantes:

Hoy toca la hora de hacer el primer homenaje a un humorista que probablemente haya realizado uno
de los mejores programas de comedia en el mundo, especialmente dedicado a temas como el que nos
ocupa en Atención Viandante.

Voy a traducir un fragmento de un monólogo de lo que suelo denominar “Sabiduría Seinfeld” y a partir
de allí, continuar con el tema, desde la óptica Pulperil (Cómo se dirá??? Pulpil, Pulposa, Pulpófila, bueno… desde mi óptica)

“Lo juro, no tengo absolutamente la menor idea lo que las mujeres están pensando. No lo entiendo, okey? Lo admito, no estoy captando las señales. ¡No las estoy captando! Las mujeres, son tan sutiles, todo lo que hacen es sutil. Los hombres no somos sutiles, somos obvios. Las mujeres saben lo que los hombres quieren, los hombres saben lo que los hombres quieren. Qué queremos? Queremos mujeres, ahí está!
Es la única cosa de la que estamos seguros, realmente lo es. Queremos mujeres. ¿Cómo las conseguimos? Oh, no sabemos acerca de eso, no lo sabemos. El paso siguiente a ese no tenemos idea. Por eso es que se ven hombres tocando la bocina, gritando desde obras en construcción. Éstas son las mejores ideas que hemos tenido hasta ahora.
El bocinazo, ¿no es una belleza? ¿Han visto a los hombres hacerlo? ¿Qué es esto? El hombre está en el auto, la mujer camina por el frente del auto, él toca la bocina. ¡Tuuuut, tuuuut, tuuuut! Este hombre se quedó sin ideas. ¿Cómo puede hacer… tuuut tuuut? “No, creo que no le gusto”.
Lo sorprendente es que seguimos consiguiendo mujeres, ¿cierto? Los hombres, digo, los hombres ESTÁN con mujeres. Ves hombres con mujeres. “¿Cómo están consiguiendo mujeres estos hombres?”, mucha gente se pregunta.
Déjenme contarles algo de nuestra organización. Dondequiera que haya mujeres, tenemos un hombre trabajando la situación en este momento. Ahora, puede no ser nuestro mejor hombre, okey, tenemos muchas áreas que cubrir, pero alguien de nuestro equipo está en la escena.
Por eso es que, creo, los hombres nos frustramos cuando vemos mujeres leyendo artículos, como: “¿Dónde encontrar hombres?” Estamos aquí, estamos en todos lados. Estamos
tocando nuestras bocinas para servirles mejor.

Más allá de la genialidad de Jerry Seinfeld como humorista, cuánta verdad se encuentra tras estas palabras…

Y ahora un pequeño desglose desde mi perspectiva:

1 – Lo admito, no estoy captando las señales. ¡No las estoy captando!:
Esto nos sucede a todos… primero y principal. Siempre captamos las señales, pero cuando son dirigidas a otros. Es algo muy extraño, un hombre puede detectar señales siempre y cuando no estén dirigidas a uno mismo.
El más leve indicio, si es dirigido a un amigo, automáticamente lo detectamos y le decimos, “¡Che, esa mina te tiró onda!” o “¡Cómo te miró, che!”
Mientras que si uno es el objeto de la señal, pasa totalmente inadvertida por poco sutil que sea: “Che, ese cartel que colgaron delante de mi casa, donde dicen Te amo, haceme tuya, para quién será… qué suerte que tiene ese flaco!” Date cuenta!!!!! existe una leve chance que seas vos!!!!

2- Qué queremos? Queremos mujeres, ahí está!:
Una genialidad completa de cabo a rabo (Siempre quise usar esa expresión, creo que lo hice
correctamente)… Y tal cual lo dice Seinfeld, a partir de ahí no sabemos qué hacer, y surgen
estrategias como tocar la bocina, gritar desde una obra, tocarle el pelo en un boliche, agarrarla de la mano y tironearla mientras está pasando, chiflarle, decirle cosas románticas tales como “Te hago un camisón de baba” o “Te chupo hasta dejarte en hueso”.

3- Dondequiera que haya mujeres, tenemos un hombre trabajando la situación en este momento:
Esto es una verdad a rajatabla (Hoy me levanté con un día de expresiones armadas). Siempre tenemos a alguien en la tarea de “trabajo fino” con una mujer, cualquier mujer que esté suelta (o no) por el mundo.
Pero lo que más me llama la atención de esta expresión es lo de “trabajo fino”.
No es trabajo ni es fino. No es trabajo, porque solemos perder dinero en lugar de ganarlo y no es fino porque… bueno, seamos honestos… la etapa de trabajo fino es superar en algo la etapa de la bocina, el piropo guaso y el amarre bolichero, así que supongo que a eso se referirá con fino…

4- Por eso es que, creo, los hombres nos frustramos cuando vemos mujeres leyendo artículos, como: “¿Dónde encontrar hombres?”:
Una vez más coincido con Seinfeld, para qué leen artículos así… una mujer que lee este tipo de
revistas y este tipo de artículos merece que se le mienta…
Estamos por todos lados, y al lugar que mires, tenés a alguien que te está haciendo el “Trabajo Fino”…Ahora bien, si leyeran artículos como “¿Cómo conseguir un hombre que valga la pena?” es otra historia, y les deseo mucha suerte, pero esperen sentadas…

5- Estamos tocando nuestras bocinas para servirles mejor:
“We are honking our horns to serve you better” Frase célebre si las hay, pero que me lleva a un
siguiente interrogante y dilema… los peatones, ¿pierden una de las principales estrategias? ¿es por eso que los hombres compran autos? ¿Para poder tocar sus bocinas? ¿El chiflido es el bocinazo peatón?

Queridos Viandantes todos, espero sus comentarios y anímense a contar otras estrategias exitosas o no.

Dixit.

Pulpo