Diplomatura en Ceremonial y Protocolo. Módulo 1: El Protocolo de Cama – Unidad 3: "La Primera Quedada a Dormir"

Aquí estoy nuevamente para retomar nuestras sesiones con la Diplomatura de Ceremonial y Protocolo, tras el exitoso lanzamiento allá por el 27 de junio con El Lanzamiento Oficial de la Diplomatura en Ceremonial y Protocolo. Módulo 1: El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir después del clímax y continuado en el Módulo 1 – Unidad 2: “El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir durante el acto”

Para seguir con esta Diplomatura, es que, en reunión con el decano Anderton y Margarita Pérez Osorio, hemos decidido presentarles el material de la tercera unidad del primer módulo antes de completar las unidades anteriores, porque hay algunos lineamientos básicos que es conveniente que veamos, para luego entrar en más detalle de algunas de las otras dos unidades.

En este caso, vamos a tomar una instancia de gran dificultad para muchas relaciones, parejas, desparejas, concubinos, amantes ocasionales, amantes fijos, novios, polveteros sueltos y ovejas descarriadas: La primera vez que comparten el lecho por algo más que unos intercambios libidinosos y deciden pasar la noche completa; lo que en mi barrio se le decía: “La Primera Quedada a Dormir” (No éramos muy creativos en mi barrio).

Antes que nada quiero aclarar que esto es igualmente válido para cualquier primera quedada a dormir; sea que se conocieron esa noche, o sea que son noviecitos que por primera vez pernoctan juntos. La segunda parte de esta unidad será para las diferentes ocasiones; mientras ésta es para la universalidad.

PRIMERA PARTE

Sobre la ubicación:

1- Si están compartiendo una cama de una plaza que está contra la pared; la persona que duerme acostada será quien esté de ese lado, y quien esté medio de costado y por encima de la otra persona quedará con el espacio libre. NO APLASTE A SU PARTENNAIRE BAJO NINGÚN CONCEPTO.

2- El lado de la cama lo elige el local. Es el lugar donde está acostumbrado/a a dormir. NO MOLESTE. Es la cama de la otra persona. Si tiene su propio Feng Shui personal y quiere dormir orientado al este y enfrentado al ventiluz pero en 60 grados con la biblioteca, está bien. Es su cama. La próxima vez invite usted y se soluciona el problema.

Sobre la temperatura:

1- Es sabido y ley natural que el hombre sufre más el calor y la mujer más el frío, entonces, sea ubicado/a. No utilice en ningún extremo aires acondicionados ni calefactores. Cualquier temperatura en el rango de 15 a 25º está bien; es templada. No fuerce la temperatura a límites polares ni ecuatorianos.

Sobre las posiciones:

1- La Cucharita: Por muy bonita que sea la cucharita; si no se la hace con sumo cuidado, puede ser perjudicial para la salud (Ley 44.178: Hacer cucharita puede ser perjudicial para la salud).

Una buena cucharita se hace utilizando la almohada para colocar la cabeza de la señorita allí, el brazo del muchacho pasa por la altura del cuello (Por debajo), como para que gracias a la almohada quede un espacio, luego flexiona el codo y deja reposar la mano en el seno opuesto (Léase, la derecha en la izquierda y viceversa).
Una cucharita mal realizada entumece los brazos, genera malestares y calambres. Y no se puede dormir bien, si uno está acalambrado. De hecho, cualquier calambre en la cama es para problema.

2- El dormir de lejos: Si usted dispone de un King Size, no hace falta que cada quien esté en una punta, alejado del otro, sino, para eso cada quien se queda en su casa.
Mantenga el contacto, pero desde una posición que les resulte cómodo a ambos.
Una vez que se duerma sí, si quiere, dese vueltas, y estírese para el lado vacío.

Sobre ruidos molestos y otros exabruptos:

1- NO RONQUE: Evite bajo todo concepto tener la nariz tapada. Evite roncar; si lo va a hacer porque sabe que siempre lo hace, tenga la deferencia de ser el último en dormirse.

2- NO ECHE EN CARA: Si su pareja roncó toda la noche; al despertarse no hace falta que se lo eche en cara. Sí puede aprovechar para exigir recompensa.

3- NO HABLE DORMIDO/A: Evite a toda costa hablar dormido/a. Si sabe que lo hace, prográmese neurolingüísticamente (qué palabra que tiraste, pulpo!) para responder cualquier cosa que no tenga nada que ver con nada; por ejemplo: “Tres tristes tigres”, ante cualquier pregunta que le formulen entre sueños. Sino puede quedar en evidencia, y no es algo que querrá para su primera quedada a dormir.

4- NO SE TIRE GASES!!!: Evite bajo todo concepto emanaciones sureñas. Evite con mayor ahínco las que son ruidosas.
Pero llegado el caso que sea inevitable… recuerde: Que las sábanas sean como Las Vegas… lo que pasa en las sábanas, queda en las sábanas. NO LO VENTILE!!!

Sobre preparativos y vueltas de perro:

1- Esté listo de una vez. Haga todo lo que tiene que hacer antes de acostarse. Luego acuéstese y no rompa las pelotas.
Nada de levantarse a buscar agua, luego cinco minutos después a ir al baño, luego a ver si apagó el celular, luego a prender el espiral para los mosquitos, luego para chequear que cerró la puerta, luego de puro molesto/a, luego a picar algo a la heladera, luego a ver qué fue el ruido que escuchó. NO JODA. ACUÉSTESE DE UNA VEZ!

Sobre higiene personal: Cada quien debe higienizarse antes de acostarse y al levantarse. Esto es así, es lo que nos hace estar sanos, fuertes y rozagantes. Ahora bien, señorita… para qué tiene usted su cartera si no es para utilizar su cepillo de dientes y luego guardarlo de vuelta. No se “olvide” el cepillo de dientes en la casa del muchacho; sólo logrará encender las luces de alerta.
Muchachito, lo mismo para usted. Cómprese un neceser, pero no deje cepillos de dientes por ahí.
Ojo que a los incautos puede pasarles algo como esto. Clic acá

Sobre interrupciones al sueño:

1- No pregunte: “¿Estás dormida?” Evidentemente si lo estaba la acaba de despertar; y si no lo estaba la pregunta también es boluda. Directamente diga lo que tenía ganas de decir y listo. Sin la introducción.

2- No patalee ni zapatee bajo las sábanas. Si le molesta que las sábanas estén metidas bajo el colchón y le producen asfixia de pata, pie de atleta o claustrofobia de uña, no empiece a revolear el empeine a lo Pipo Gorosito para sacarse de encima las sábanas. Haga un abdominal, mueva la sábana con la mano y vuelva a acostarse.

3- No panquequee: Dar vueltas y más vueltas en la cama hace que el otro se despierte. Volvemos a lo mismo. No rompa las pelotas!.

4- Sólo se puede despertar a la otra persona mimosamente: El estado intermedio que va del mundo onírico al mundo de la realidad; del sueño a la vigilia, es un momento calenturiento por antonomasia. Aprovéchelo. Es la única manera aceptable de despertar al otro; y además el cachondeo en ese momento es muy bueno.

Queridos y Queridas Viandantes. Hasta aquí este envío de la Diplomatura.
Espero que les sea útil y lo pongan en práctica.

En otro orden de cosas. He recibido el pedido de Ceci, entre otras, de realizar los manuales para conquistar al hombre de tus sueños.
Lo hemos discutido con Margarita Pérez Osorio y ella está dispuesta a hacer el trabajo de campo, mientras yo hago los análisis de género (invertiríamos los roles de los otros manuales). Ahora la pregunta es: Qué tipo de hombres de sus sueños quieren que analicemos? Espero comentarios.

No quiero retirarme sin agradecer a mi colega que vino de Persia a un congreso aquí en Boston.
Demoré en el material de hoy, porque estuve ayudándola con la ponencia, pero terminado el powerpoint aquí estuve. Además, con muy buen gesto, me trajo desde la medialuna de la tierra fértil un pote de batatitas en almíbar y una mermelada de higo. Se agradece.

Ahora sí, me despido hasta la próxima.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Módulo 1 – Unidad 2: "El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir durante el acto"

Hoy estoy nuevamente en esta Diplomatura con mucha alegría porque se inscribieron varias personas, incluso más de lo que esperábamos con el decano Anderton.
Es por ello que, antes de seguir con las demás investigaciones de la Cátedra de Estudios Sociales, decidimos que vamos a acercarles más material del apunte de la Diplomatura de Ceremonial y Protocolo, para que cuando llegue el examen no los agarre desprevenidos y puedan rendir y obtener el diploma.

Como muchos (y más aún muchas) se adelantaron es que en reunión con Anderton y Pérez Osorio decidimos esperar un poco para completar el Módulo 1: El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir después del clímax, y presentarles la primera entrega del material del mismo módulo, pero de otra de las unidades.
Módulo 1: El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir durante el acto.

Honoré de Balzac decía que hablar de amor era hacer el amor; sin embargo, una imagen vale más que mil palabras, y por lo tanto, si seguimos esa lógica una imagen de amor equivale a unos mil polvetes, lo cual es poco lógico, porque entonces una imagen de alguien en pleno acto equivaldría a mil veces el mismo acto, con lo que todo sería un desmadre y además prefiero hacerlo una vez a mirar mil veces una foto.

Sin embargo, no hay que tomar el hablar (Será una serán mil palabras, no lo sé, pero sé que una frase desafortunaad puede traer problemas) tan a la ligera durante el amor, porque nos puede acarrear problemas… es conveniente no decir ciertas cosas y en muchas ocasiones evitar que lo primero que viene a nuestras mentes llegue a oídos de la otra persona (o personas) con quienes compartimos el lecho.

Es por ello que, Desde la Universidad de Massachusetts y en la Unidad 2 del Módulo 1 presentamos: “El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir durante el acto”

Bien decíamos en la unidad anterior que la cama es un lugar muy importante, y aprovechando algunas consultas de alumnos queremos agregar que no sólo es aplicable a la cama, sino que estamos tomando dicho lugar como eje principal del módulo, aunque puede aplicarse a diversos lugares y situaciones.

Primera Parte:

Temas a Evitar

1- Sentimientos y Futuro:

Éste es un tema que no se debe tratar ni durante ni después… quizás sí en el muuuucho después, digamos unos cuatro o cinco años después.

No diga:

- Siempre supe que eras el hombre de mi vida (A menos que quiera que haya un interruptus)

No llore durante el acto, por muy sentimental que sea la situación, no lo haga.

2- Metafísica y Parapsicología:

Hay cuestiones que no necesita el otro saber, que no conviene que las sepa, y mucho menos en el durante.

No diga:

- ¿Te conté que en esta misma cama mataron a Doña Euclidia, la dueña anterior?

- ¿Sabías que la casa está construida sobre un cementerio indio?

- ¿Esos ruidos de cadenas? No te preocupés… es el fantasma Benito, siempre viene de noche a joder.

No cante ni recite “Uno, dos, Freddy viene por ti
Tres, cuatro, cierra la puerta
Cinco, seis, toma el crucifijo
Siete, ocho, mantente despierto
Nueve, diez, nunca mas dormirás”

3- Excusas y críticas poco constructivas:

Una cosa es de antemano decir, “no, hoy estoy cansado/a”; o realizar una crítica constructiva como “Si me tocás ahí, sí, sí, así, me gusta mucho más”, y otra muy diferente es llegado el momento excusarse y/o realizar críticas malintencionadas.

No diga:

- Te juro que es la primera vez que me pasa! (Aunque lo sea, será poco creíble)

- Pero será posible! Tengo que hacer todo yo acá!

- No así no funciona… salí que mejor lo hago solo/a

- Pero sos o te hacés? Ahí van los auriculares!

4- Comparaciones odiosas:

Volvemos a repetirlo, las comparaciones son odiosas… evítelas a menos que sean comparaciones muy positivas… si son del reino animal tenga el doble de cuidado

Puede decir:

- Sí, sos un león!

- Cómo me gustás, parecés una gata en celo!

– Yegua, Potro, Tigre, Perra, Leopardo, Boa, Pulpo (:D) están bien decirlas, utilícelas sin problema.

NO PUEDE DECIR:

- Parecés una sarigüeya en celo

- Sí, sos un tapir

- Haceme el salto desde el ropero, mi lagartija

- Sos más sensual que un oso hormiguero con asma

- Cómo me calienta tu cuerpo de pingüina empetrolada

– Koala, Elefante, Triceratops, Perezoso, Manatí y Venado también manténgalos alejados de las conversaciones de cama.

5- Economía y Negocios

Hay lugares y momentos para cada cosa, los negocios y la economía tienen el suyo, y no es éste. Quizás sí en el post, probablemente en el pre, pero no en el durante.

No Diga:

- ¿Aceptás tarjeta?

- ¿Y… tengo el ascenso?

- No sabés cómo cayeron las acciones de la compañía… están todos preocupados.

6- Terceros Involucrados o No Involucrados:

La cama es un mal momento para ponerse a hablar de otras personas más que los que en ese momento están interactuando.

No diga:

- ¿Estás segura que tu marido / novio / esposa / novia no viene? (Ya está jugado… la suerte está echada, y probablemente usted esté en eso… sólo esté atento si oye la cerradura).

- Oh Sí… Ingrid (A menos que se llame Ingrid quien comparte su lecho)

- ¿Cómo te llamabas? (Es descortés preguntar en ese momento. Quédese con la duda)

- ¿A qué hora salían los chicos del cole? (Jamás, bajo ningún concepto… por favor, no lo haga)

- Vino el plomero, dice que hay que cambiar la canilla y que el arreglo sale… (Hay momentos y momentos…)

Muy bien, queridos y queridas viandantes, no queríamos extendernos demasiado en esta primera parte de la Unidad 2 del Módulo 1 de la Diplomatura, pero aún falta mucha tela por cortar en este tema… aún no ingresamos en frases de cine, de tv y de publicidad, imitaciones y demás…

Espero sus comentarios.

Clases de consulta, pregunten en Bedelía.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Quinta Ley de Equivalencias: Lo que las mujeres dicen que quieren, y lo que en realidad quieren.

En vistas que a pedido empezamos a preparar estudios e investigaciones sobre la infidelidad, y siendo el tema bastante escabroso, es que he decidido tomarme un poco más de tiempo y recontrastar las hipótesis con un nuevo estudio de campo y de laboratorio. Es por ello que sobre el tema vamos a hablar recién en el próximo envío. Mientras tanto, y a pedido de varios indefensos viandantes que siempre terminan encogiendo los hombros y con una pregunta en la cabeza… Pero al final… qué es lo que quiere????
Y ahí surgen epítetos y calificaciones vulgares… Surgen corrientes teóricas como el nohayporonguismo o el neogataflorismo (Gata Flora tradicional, pero con piercing en el ombligo).
Esto es una fea actitud de parte de los muchachos, que, en vistas que no entienden qué sucede, apelan a estas calificaciones.
El problema no es, entonces, que no haya porongo correcto, sino que hay una nueva falencia en la comunicación y en la traducción idiomática entre el venusino y el marciano.

Buscando superar esa distancia, intentado derrotar esa barrera, luchando por generar un puente, es que desde la Universidad de Massachusetts y bajo los auspicios del Departamento de Estudios Sociales, y bajo la mentoría del decano Anderton, es que estamos presentando la:

Quinta Ley de Equivalencias: Lo que las mujeres dicen que quieren, y lo que en realidad quieren.

Las mujeres en su cabeza tienen un ideal de hombre, que probablemente no sea con el que terminen, pero ya tocaremos el tema del “Por qué las mujeres como la gente están con muchachos que no les convienen” y viceversa… pero eso es tema de otra investigación…

La principal causa es que la fantasía del hombre ideal está tan arraigada que, al no encontrarlo tan fácilmente, buscan el peor que encuentren con tal de reformarlo a medida, y el resultado es casi siempre catastrófico.

Ahora bien, vamos a recurrir al hombre ideal de la fantasía… y por qué, cuando un hombre cumple con los requisitos, en realidad, lo único que hace es estar errándole como bestia. La principal razón: Estás entendiendo otra cosa… estás tomando literalmente lo que ella dijo que quiere… no, querido viandante… antes deberás descodificarlo y pasarlo por la Quinta Ley de Equivalencias: “Lo que las mujeres dicen que quieren, y lo que en realidad quieren”.

(Redoble de tambores y fanfarrias de la banda de la Universidad)

Ella dirá a diestra y siniestra, y a todo quien quiera oír que las siiguientes son las características que busca en un hombre:

1- Que sea Romántico o Dulce: Uno entiende eso y se transforma en un joven italiano que habla a la ventana de Julieta mientras hace promesas de amor, y a la vez toca un laúd con tres dedos, mientras con la otra mano escribe poemas de amor y recita versos en las oscuras noches de Verona.
Error! uno interpretó literalmente.
Ellas están diciendo: “Quiero alguien que se acuerde las fechas de cumpleaños, cumplemeses, cumpleactividades, que me regale cosas en todas esas ocasiones, pero que no se ponga pesado con taradeces que escribió que encima ni riman, ni suenan bien… ah y que de vez en cuando sin ninguna razón aparente me regale algo también”.

2- Que sea Simpático y Divertido: Uno entiende exactamente eso y automáticamente se coloca en una posición en la que es una cruza entre Piñón Fijo y el Negro Alvarez.
Ahora díganme algo, ¿alguno conoce un club de fans de jóvenes veinteañeras de alguno de esos dos personajes? ¿No creen que es por algo?.
En realidad entendimos mal: Lo que ellas están diciendo es: “Quiero alguien que me haga reír”. A ella la tenés que hacer reír, no a todos los demás, y que ella quede colorada y encogida de vergüenza.
Bonus Track: Aún peor es cuando acompañan el sentido del humor con inteligencia y lo que uno entiende es hacer pseudo humor intelectual, que a los ojos vulgares de casi todos los principiantes es: “Tiro un chiste sin sentido y sin gracia y pongo cara de misterio”. Eso no es humor inteligente, es boludez atómica. Será cuestión de practicar.
Un poco de humor inteligente para distinguirlo, haga clic aquí

3- Que sea Buen Amante: Bueno, este está bastante claro… en esta hablamos de lo mismo… Sólo hay que lograr saber qué es un buen amante para cada una. Calidad, cantidad, tamaño, disponibilidad… cada quien tendrá su objetivo… indaguen.

4- Que sea Independiente: Uno escucha eso y piensa que están diciendo que tenga plata y que trabaje bien, y que viva solo.
Error!!!! Eso está en otro de los requisitos, en este requisito lo que están pidiendo es no ser la madre del viandante en cuestión, sino ser su pareja (Aunque de vez en cuando sí poder sentirse protegidas… fina línea amigos, fina línea… pero principalmente es no ser la nueva madre, básicamente)

5- Que sea Caballero: Acá volvemos a lo mismo. Uno entiende esto y se transforma en un medieval de armadura plateada, que se sienta a mesas redondas. No hubo caballero más caballero que el Rey Arturo… y sin embargo, Guinevere se terminó quedando con Lancelot, porque supo faltarle el respeto a tiempo.
Lo que en realidad están diciendo es: “Quiero alguien que cuando me invite a cenar pague la cuenta, pero si está seco, que se anime a decirlo antes de la cita y vamos a medias sin problemas (son muy modernas las mujeres de hoy), que no eructe ni se rasque el pupo ni más al sur cuando no hay confianza, que me respete como persona, pero que me falte el respeto en el momento justo, que no me haga quedar mal en público y cualquier cosa que tenga que decirme lo haga a la cara y sin testigos”. Como notarán es muy distinto cuando se traduce y se entiende por qué conduce a error, espero que ahora pase menos.

6- Que tenga Buena presencia: Acá uno automáticamente piensa que hablan de la facha, y sí, algo de eso hay, que tenga un buen lomo, que sea agraciado de cara, que tenga lindos ojos y buena sonrisa… y sin embargo…
Error!!!!! La mujer no le presta taaaanta atención a esto… es decir, le presta atención obviamente, no vamos a ponernos a competir con Brad Pitt en esto ni con Clooney, pero a lo que apuntan en realidad es a que tenga buen porte, prestancia, higiene, muy importante la higiene, buen aroma, si además es fachero, bueno, suma mucho más… pero uno con como es, así le toca jugar, no hay que desanimarse que los que somos feos también podemos lograr buenos resultados si sabemos jugar los naipes.

7- Que sea Trabajador: Uno entiende automáticamente de manera literal y se vuelve un work-a-holic.
Error!!!!!!! Lo que quieren es alguien que trabaje, pero que sepa delegar, para que pueda compartir los frutos del trabajo con alguien más que con el “fucking excel”.
Ser trabajador es no rascarse todo el día, pero no estar todo el santo día y la noche en la ofis.

8- Que sea Compañero: Una simple aclaración… compartir cosas no quiere decir ser culo y calzón. Significa contar el uno con el otro, pero que por lo general, no se rompan las pelotas mutuamente.

9- Que sea Fiel: Voy a resumirlo con una serie de razonamientos.
A- Nadie muere mocho.
B- Si nadie muere mocho me han metido los cuernos.
C- Si me meten los cuernos, ojalá que no me entere.
D- Si me llego a enterar, ojalá que no me importe.

10- Que sea Sincero: Esto no quiere decir cometer sincericidios. Todo en una dosis justa. La verdad no ofende dice un refrán, pero también hay otro que dice que al que madruga Dios lo ayuda y nunca vi a Dios ordeñar las vacas junto al peón que se levantó a las cinco.
La sinceridad es un arma de doble filo que hay que saber usar.
Ejemplos básicos:
A- Ella está dos o tres kilos más gorda.
B- Ella no tiene razón y su enemiga con la que siempre pelea sí la tiene. Te pregunta, “¿vos qué pensás?”
C- Están los dos en una reunión social y es ella la que se tira el pedo sonoro, todos te miran a vos.
En esas tres situaciones… ¿Hay que ser sincero o no? Se los dejo que lo mediten.

Para cerrar, un bonus track:

La fantasía del “Que tenga mucha plata”:

A todos los que alguna vez me dijeron “Billetera mata galán”

Yo solo les respondo, “Amante y que la haga reír mata billetera” y ésa probablemente sea la razón que los “sólo billetera” tengan aún menos posibilidades de morir mochos. El asado se les patea más fácil. (Esto me da pie, para el tema que empezaremos a tratar a pedido)

Sé que fue un post largo, pero si llegaron hasta acá a leerlo, espero que me dejen algún comentario.

Saludos, cariños, besos y abrazos a discreción

Dixit

Pulpo.

Pulpo

Manual: Cómo ser sexy ante sus ojos. Primera Parte: Principios básicos. Errores comunes.

Junto a los muchachos de la Sigma Tau fuimos al gimnasio del Campus a ver el partido de básquetbol universitario que disputaba nuestra querida Universidad de Massachusetts contra los muertos de la Universidad de Connecticut (Clásico si los hay).
Sentado en las gradas oímos al pasar cómo una de las espectadoras les decía a las amigas lo sexy que le parecía el base del equipo, Mike Fitzpatrick.

Allí nos surgió la duda y empezamos a investigar.
¿Cómo hacer para que las mujeres te vean como alguien sexy?
De esa investigación, se desprendió este manual, cuya primera entrega Atención Viandante acerca a todos quienes quieran conocer y entender un poco más el proceso de selección femenino.

¿Cómo ser sexy ante sus ojos?

Antes de saber y poder realmente perseguir este objetivo hay que sentar las bases de cómo evitar los errores comunes del no-sexy y conocer cuáles son los principios básicos y universales a tener en cuenta.

Para usuarios más avanzandos, serán los capítulos siguientes, en donde evaluaremos cómo ser sexy ante cada tipo de mujer; mientras tanto… veremos algunos principios básicos aplicables a todo el universo femenino (Con contadísimas excepciones que no vienen al caso).

Primera Parte: Principios Universales y Errores Comunes:

1- No utilice más de 3 elementos nerds a la vez. Jamás, bajo ningún concepto.
Por ejemplo: Si tiene aparatos de ortodoncia y anteojos de marco grande, no utilice tiradores, ni se peine con gomina. Hay muchos ejemplos más.

2- Bajo ningún concepto utilice referencias de la Guerra de las Galaxias o de Viaje a las Estrellas. Y si las utiliza, no se enoje si ella no las entiende.

3- No se exceda en la violencia física. No se abuse de personajes de menor talla o condición física que usted. Ser sexy implica dominar la situación a lo James Bond y no a lo Rocky Balboa.

4- No sea demasiado caballeroso. Séalo lo suficiente. Utilice la técnica del 3 por 1 .

5- No sea demasiado bueno. Séalo con otros seres vivos, pero no con las mujeres ni con todos los hombres.
Trate con cariño y respeto a los perros, gatos, mandrágoras, tortugas, iguanas y cualquier cosa que pueda ser mascota, pero no sea de igual modo bueno con ellas.

6- Exude valor. Muéstrese como alguien que podría llegado el caso rescatarla de un castillo embrujado rodeado de un foso de cocodrilos que ni Steve Irwin hubiera atravesado.
La trampa está en que no debe rescatarla. Sólo mostrarse capaz de hacerlo.
Las mujeres no quieren al caballero del caballo blanco… sino al que podría serlo, con suficiente capacitación de parte de ellas.

7- Sea capaz de cuidarla, pero no la cuide.
No la agarre del brazo cuando ella está por cruzar la calle sin ver… lo odian!!!
Preferirían que las pise el auto y usted demuestre entereza al ayudarlas luego del accidente y acompañarlas al hospital.
Sólo grandes rescates, no pequeñeces inútiles.

8- Nunca utilice las mismas palabras tradicionales que en boca de ella suenen bien, pero en la suya queden ridículas.
No diga: Ñoño, turquesa, chupín, crochet, cazuela, fondieu, okis, porfis ni utilice diminutivos innecesarios.
En su lugar y respectivamente utilice: Huevonazo o pavo o algún símil según el localismo (Ñoño), Azul claro o celeste (turquesa), pantalón así ajustado abajo y medio suelto arriba que marca bien la cola (chupín), plato (cazuela), eso (fondieu), ajá (okis), te agradecería o por favor (porfis).

9- Déjese corregir pequeñeces. No se deje corregir grandes cosas. Las pequeñeces mostrarán que es abierto, la negativa a las grandes cosas que tiene personalidad.

10- Escuche lo que ella dice. No hay muchas cosas más sexys para una mujer que ser respetada y escuchada. Para esto no vale fingir escuchar y asentir eventualmente mientras en su mente piensa “Mmhhh rosquillas”. Hágalo solamente con la que quiera conquistar; no le presente la misma atención a las demás frente a ella. Flirtee con otras, pero sin escuharlas. Despertará celos y bronca pero además alimentará el ego. Es una combinación asesina.

11- De vez en cuando déjese sorprender mirándole la cola, los pechos, las piernas, la espalda, el cuello, la boca o cualquier otra parte de su cuerpo.
Cuando ella lo descubra, sonría cómplicemente y a) aparte su mirada o b) si es usuario más avanzado, clávele la mirada en los ojos.
Que no sea todo el tiempo que lo atrapen mirándole las tetas, sólo de vez en cuando. Que se sienta deseada, pero no por un baboso.

12- Recuerde datos insignificantes y olvide datos grandes. De esta manera se mostrará atento y que escucha, pero que tiene mucha cosas por mejorar y que es ella quien lo hará un hombre como la gente.

13- Sea gracioso y divertido. No sea ridículo ni avergonzante. Cuando camine por la fina línea del “demasiado o no” sea conservador. Ella quiere alguien que la haga reír, pero no por vergüenza ni nerviosamente.

14- Sea honesto, pero diga sus verdades de una manera que ella pueda dudar. Necesitan sentirse un poco Sherlock.

15- Sea usted mismo. Si hasta ahora no le funcionó, siga insistiendo, simplemente deberá mejorar el usted mismo que es… pulirse es más fácil que reinventarse.

Queridos viandantes, espero que esta primera entrega para usuarios básicos les sea de utilidad. Ya retomaremos con casos de uso, y con consejos para usuarios más avanzados.

Si mis queridas viandantas quieren, pronto podremos generar este mismo manual pero para ellas, porque no es lo mismo leer Cosmopolitan, que estudios universitarios avalados.

Espero sus comentarios y aportes.

Dixit.

Pulpo

Pulpo

Manual "Cómo conquistar a la mujer de tus sueños": Génesis y primeros consejos

Charlando una conversación de esas que disparan progreso para la Humanidad, nos encontrábamos el decano Douglas Anderton, Marbot y yo, en el café del campus de la Universidad de Massachusetts, cuando sobre la mesa cayó la pregunta… ¿pero cómo se hace para conquistar a la mujer de tus sueños?

En ese momento nos miramos los tres y se hizo un silencio. Yo esperaba ansioso la

respuesta del decano, ya que es una autoridad, pero me dijo que él sabe de tiroteo, no de este tema… lo miré a Marbot y estaba tan confundido como yo, entonces, para evitar ser quien respondiera, se apuró a meterse una porción de pastel de jengibre y arándanos al buche, y señalarse como que no podría responder con la boca llena.

Mi demora evidenció mi situación, así que me hice cargo, como buen científico que trato de ser, dije “no se preocupen, comenzaré a investigar, después de la sobremesa”.

Y allí comencé a preguntarme varias cosas:

1- ¿Dónde iré a dormir la siesta para poder soñar con alguna señorita, y así poder empezar a investigar cómo conquistarla?

2- ¿Por qué el decano Anderton, con sus 50 años a cuestas no se corta el pelo?

3- ¿Por qué Marbot comía pastel de jengibre y arándanos sin empalagarse?

4- ¿Por qué el bar del campus cobra 8 dólares la porción de pastel de jengibre y arándanos?

5- ¿Por qué me voy por las ramas si lo que tengo que averiguar es sobre la chica de mis sueños?

Tras cargar en la cuenta del departamento de estudios sociales nuestra merienda, me fui a la sala de los muchachos de sigma tau epsilon a buscar un catre para tirarme un par de horas y así descubrir a la chica de mis sueños.

Unos cuantos dólares después en el presupuesto y un par de almohadas babeadas más tarde, salió a la luz el manual: Cómo conquistar a la mujer de tus sueños. Teoría y aplicación práctica.

El primer consejo y creo que el más importante es:
Coman liviano a la noche, porque cenar pesado hace que a la noche tengamos pesadillas, por lo que, de esa manera la chica de nuestros sueños podría rápidamente convertirse en psicópata o monstruo de seis cabezas.

Una vez que hayan seleccionado a la chica de sus sueños, los estudios dicen que lo más importante es desacostumbrarla, que con ustedes se sienta diferente a como se siente siempre.
Si ella está acostumbrada a tener todo lo que quiere, que todos se desvivan por atenderla y a ser perseguida, no la persigan, plantéenle desafío.
Si por el contrario ella está acostumbrada a que no la traten bien, a que la pasen por alto, trátenla como a una reina.
Esto está basado en un principio psicológico tradicional denominado quieroloquenotengostomía.

Segundo consejo:
Utilicen la técnica del 3 por 1
Esta técnica nos dice que hay que dividir toda instancia de tiroteo en 3 para transformarla en una instancia de conquista de mujer de tus sueños.
Cada instancia de conquista entonces será dividida en tres segmentos, los dos primeros serán comentarios positivos, finos, bien intencionados y hasta caballerosos.
Mientras tanto, el tercero será el bocadillo que nuestro diablillo que se posa en nuestro hombro y nos mete ideas en la cabeza podrá incorporar a la charla. Probablemente sea un comentario más zarpado, mientras de fondo suena el conocido mantra “Más vale pedir perdón que permiso”.
Recuerden: cada dos gestos positivos y caballerosos, uno poco sutil y más encarador.
Funciona.

Queridos y queridas viandantes, éste es sólo el capítulo inicial del Manual:

Cómo conquistar a la mujer de tus sueños

, espero sus comentarios, aportes, anécdotas… y de las viandantes, también saber cómo conquistan al hombre de sus sueños.

Pulpo

A pedido: La Segunda Cita

Ya hablamos mucho sobre la primera cita y cuántas posibilidades hay para que sea un total desastre.

Bueno, lograron superarla sin problemas (o con problemas) y llegamos al momento de la segunda cita.

Aquí es donde se dividen los autores, siguiendo a la Universidad de Massachussetts, no se debe llamar a la señorita en cuestión al día siguiente de la primera cita, por muchas ganas que tengas. No se lo debe hacer. Atate las manos, escondé el teléfono, pero por lo que más quieras, no la llames al día siguiente.
Es más, si la cita fue un sábado, llamala el martes, no el lunes. El lunes es muy comienzo de semana, tenés tu agenda que cumplir, llamala el martes, como quien no quiere la cosa.

Siguiendo a la escuela de Illinois, si la primera cita fue un flash, llamala al día siguiente, pero por la nochecita, y no para invitarla a hacer algo, sino por el mero hecho y gusto de gastar pulsos y charlar un rato.

Siguiendo a la escuela de New Hampshire, llamala al día siguiente, e invitala a hacer algo esa misma noche, si te dice que no, nunca más la llames.

Yo particularmente suelo seguir, como ya habrán visto, a los estudios de los intelectuales y científicos de Massachussetts.

Lo que sí, hay cuestiones más importantes que analizar.
Previo a la segunda cita hay que mentalizarse para lo siguiente:

Ya no alcanza con tres comentarios graciosos y sacar un teléfono.
Ahora es la hora de los bifes, hay que ir a por ella.

Con lo cual, queridos viandantes, mis consejos para la segunda cita:

1- Nunca, bajo ningún concepto hables de tu madre. Eso dejalo cuando ella saque el tema, o si, eventualmente (dios no lo permita) se llegan a conocer.

2- Nunca, bajo ningún concepto digas que te gusta la música de Luciano Pereyra, Chayanne, Luis Miguel, o cualquier cantante tano baladoso. Si ella solita te dice que es muy fanática, decile que “Sí, tiene cosas buenas” y cambiá de tema.
Si vos sos el fanático… bueno… este… primero que se enamore y después que se entere.

3- Andá a por el beso (Si es que en la primera cita no fuiste a por él). Sino corrés serios riesgos de tomarte el famoso café de más.
Recordá, usalo como mantra, “Es mejor pedir perdón que permiso”.

4- Andá a un lugar un nivel por encima de la primera cita, pero no te gastes el sueldo.
Armá algo más largo, pero no eterno.
Opciones: Una salida a comer algo (no a un restaurant caro ni a una fonda)
Una ida a jugar al bowling (especialmente si vivis en los suburbios de Philadelphia)

5- Evitá picnics y salidas diurnas. Por lo general se demoran mucho, y todavía no sabés si vas a poder bancarla.

6- Regalale un sábado o un viernes en su defecto. Sino va a pensar que es salida de trampa. (Ya escribiremos sobre este tema más adelante).

Ahora mis consejos a las señoritas:

1- Jamás esperes el llamado al día siguiente. Primero, probablemente no llame, y segundo, si llama, que te deje mensaje, o atendelo como si fuera una llamada más. Haceme caso, zonza… en serio…

2- No intentes cambiarle nada al muchacho. Si vino con la camisa afuera, no le digas que se la ponga adentro, si tiene el cuello mal doblado, no se lo acomodes, si dice vistes en vez de viste, no lo corrijas. Para eso están las parejas, en su cerebro todavía no lo son, lo que le va a sonar es la señal de alarma.

3- No digas que odias el fulbo, ni que odias el basquet, ni que odias nada de eso. Si él te dijo que Chayanne tiene cosas buenas, vos podés hacer el mismo esfuerzo.

4- Andá preparada. El tipo te va a tirar todos los galgos para evitar el café de más. Sabelo. O hay bifes, o no le des changüí de antemano.

5- Andá preparada. El tipo te va a querer tirar todos los galgos, pero por ahí es medio freezer. Sabelo. La sutileza no alcanza.

6- No propongas hacer salida grupal. Para eso hay tiempo. La salida es un mano a mano y que sea lo que Dios quiera.

Queridos Viandantes…

Este es el compendio sobre estudios realizados por tres universidades sobre la segunda cita. Es una instancia difícil, un momento clave, y marca un antes y un después. Pero créanme; aún están a tiempo… o de huir o de lograr una buena segunda impresión.

Espero sus comentarios y agreguen material…

En el próximo envío, un manual de frases, líneas y datos curiosos para evitar silencios incómodos.

Dixit.

Pulpo

Primera Cita – Algunas aclaraciones de uso

La primera cita… para quien quiera ver los consejos de nuestro querido Gillespie, les recomiendo visiten el Almacén.

Esto disparó en mí la necesidad de recurrir a la Universidad de Massachussetts, fuente inagotable de conocimiento e investigación, de donde en una exhaustiva investigación encontré algunas frases y consejos para los primeros encuentros… y si en el Almacén, Gillespie nos recomienda cómo actuar a los muchachos, voy a ir un paso más allá, y aconsejar también a las damas.

Para los muchachos:

No hagas alarde de tu éxito con las mujeres. Si sos langa, con que vos lo sepas es más que suficiente. Y si no te va tan bien como quisieras ¿para qué tocar el tema?
Toda mujer quiere estar con el langa, pero no con el que dice serlo. Menos decir y más ser es la idea.

- Planificá una cita corta.
Si armás una primera salida de día de campo n las sierras a 100 kms de tu casa. Básicamente, más vale que salga bien. Si te llegas a comer un embole, vas a tener que remarla todo el día.

Tomá decisiones.
No quiere decr que cuando venga el mozo le arrebates la carta de la mano y digas, ella va a comer bife con pure (por ahi no le gusta o es vegetariana, o tenía ganas de otra cosa).
Quiere decir que ante una disyuntiva no salgas con el famoso “No sé, lo que vos quieras, me da lo mismo”.
Quieren alguien seguro, que sepa lo que quiere, y lo miden por tonteras así.

Tratá bien al mozo.
Por muy boludo que éste sea, tratalo bien, a menos que se zarpe con la señorita en cuestión.
Por muchas ganas que tengas de destornillarle el cogote de un seco, no lo hagas, a menos que sea la única solución.

Organizá tu cita en un lugar abierto y con varios ángulos de visión.
En caso que la chica la hayas conseguido en un boliche después de las dos de la mañana, tu primera impresión, no es la que cuenta, todo lo contrario, seguro que te engañó. (Para más datos vean la Ley de la Relatividad).
Qué hacer entonces:
Citar a la señorita en cuestión en un lugar ampli y preferentmente de diversas posibilidades de acceso y con amplia visibilidad.
De esta manera tendrás tu vía de escape habilitada si, tal como os vaticino será en el 80% de los casos, el tiempo y la relatividad te engañaron.

Para las señoritas:

No empieces tus frases con “mi psicólogo dice que…” Eso despierta automáticamente un alerta en el joven de enfrente.
Es cierto que todos estamos locos en mayor o menor medida… pero si tarda en enterarse mucho mejor, ¿no?

No hables de boda, vestidos de novia o de los hijos que quieres tener. Hablar de boda con un recién conocido puede sonar a desesperación.
Mi consejo es esperar al menos cuatro o cinco… años para sacar el tema.
Otros temas prohibidos son: Fobias y terrores. Es difícil que si tenés fobia a los cocodrilos y serpientes, la primera cita termine siendo en un pantano o en el serpentario. Todas son locas, todos son locos, pero no hay por qué enterarse tan rápido.

No te pases con la bebida.
La mujer borracha es el blanco que uno busca en el boliche, por ser el tiro más directo, pero si es una cita o primera salida… lo más probable es que termine con el flaco tiroteando a la moza o pensando que sos medio desubicada. (Hay gente para todo).

Hablá simpáticamente pero sin llegar a ser densa.
Esto quiere decir, que no te quedés callada y revoleando los ojos. Eso da la idea que estás embolada o en otra.
Y principalmente, y más importante aún, no te excedas hablando, cada tanto respirá… hace bien.

Espero esto sea de utilidad para todos, queridos viandantes, y será hasta la próxima.
Estoy preparando la Guía Bilingüe del Tiroteo para poder aprovechar las extranjeras que visitan estas pampas para las vacaciones.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos,

Dixit. Pulpo.

Pulpo