Similitudes entre la venta y el tiroteo

Buenas, buenas, queridos y queridas viandantes. Hoy para seguir con el festejo de nuestro segundo aniversario, y haciendo una pausa a la segunda parte de la entrevista al Flaco Pailos que tenemos prometida, traemos una clase que prepararon dos profesores invitados a la cátedra: el Licenciado Martín Giorgis y el Licenciado Roberto Kerkebe Lama.
Estos prestigiosos docentes junto al Dgg. Julio Bellone, conforman Xinectia – Consultora de negocios una empresa cordobesa que tiene como lema “Hacemos vender nás, hacemos ganar más dinero, hacemos que se trabaje mejor”.

Además del trabajo en la consultora, los tres son docentes responsables de varios cursos de negocios del área de extensión de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba.

Y como si esto fuera poco, los muchachos están empezando a andar el mundillo de los blogs con el recientemente creado Blog de Xinectia en donde debaten los temas tratados en los cursos de negocios.

Dueños de un estilo de enseñanza muy particular, los docentes han elegido hacer su aporte a la cátedra con la clase Similitudes entre la Venta y el Tiroteo (o Diario de un vendedor). Adelante, muchachos!

Nota: esta clase se lee mejor musicalizada con el video que está al final.

Similitudes entre la venta y el tiroteo

Vender es como levantar minas, sólo que en la venta hay un intercambio donde uno entrega objetos de su interés y otro entrega a cambio valores a los cuales renuncia en pos de un beneficio.

En cambio en el levante…. ¡Qué coincidencia!

Más allá de la teoría el gran secreto es aprender de los fracasos. Los que somos vendedores sabemos cuál es nuestro momento de mayor temor y ansiedad: el de cerrar una venta.

Dicen los vendedores viejos y sabios que “a cerrar se aprende cerrando” y por más que hayas leido doscientos libros sobre cómo se hace, sólo a medida que vas vendiendo aprendés a manejar tus nervios y a asimilar los fracasos.

Es por eso que la venta se parece tanto al tiroteo: porque hay que saber manejar todos esos factores para poder pararte como un macho alfa frente a Ella.

Esto me trae a la memoria una historia. No mentiré que era un amigo… era yo. Joven y bello, pero inexperto aún en el arte de la conquista.

Recuerdo aquella noche del boliche cuando nuestras miradas se cruzaron e inmediatamente me enamoré.

Y sé que me enamoré por un claro síntoma: tenía primeras, segundas y terceras intenciones con Ella.

Me acerqué, le cabeceé señalando la pista y aceptó. Bailamos y de arrebatado me tiré a pagar un fernet para ver si la iba aflojando…

Los vendedores sabemos que en este momento se produce un silencio de pocos segundos, propio de que ya dijimos todo lo que tenía que decir del producto.

Y ellos, los clientes, están ahí… mirando y callados. Yo estoy ahí también. Callado, pero nervioso. Muy nervioso, aunque trate de poner cara de “Está todo bien”.

Pero sigamos con relato.

Ella me miró y cuando le pregunté qué iba a tomar le hizo una seña al de la barra y dijo:

- Traeme una Cubana con Fanta sin hielo 50 y 50 y no le mezquinés.

Si hubiera tenido experiencia ese acto hubiera sido una señal de alerta. Pero no la tenía; pensé que era un trago caribeño y que lo pedía sin hielo porque estaba mal de la gargantita.

Dije para mis adentros: ojalá que no se me note que no tengo cultura alcoholica, pero apenas me dé pie le como la boca.

Acá es cuando sentís que se acerca el gran momento de la venta. En tu cabeza fantaseás que el cliente te mira a los ojos y te dice:
- ¡Su producto es fantástico! ¡Lo quiero YA! ¿Cuánto le tengo que pagar ahora?
Pero yo sé que esto sólo sucede en los sueños de los vendedores. En la vida real hay que invitarlo al cliente a que compre. Hay hacerle una pregunta de cierre, como si fuera la chica del boliche…

En aquel momento soñaba con que ella me interrumpía diciendo: “Bueno, basta, ya está. Me gustás ¿Te puedo besar?”

Pero ese momento no llegó.

Se tomó la cubana en tres tragos casi sin hablarme, mientras yo la miraba embelezado pensando que era la chica de mis sueños, me imaginaba tomando un helado con ella el domingo, saliendo juntos a pasear a su labrador… aunque también pensaba otras cosas no tan santas.

¡No aguanté más! ¡tenía que decirle algo! Junté aire y coraje, y con voz dulce y temblorosa le dije:

- ¿Y…?

Después de hacer la pregunta de cierre, de la que depende la venta, pasan eternos y silenciosos segundos. Son lógicos, pues el cliente está evaluando su respuesta. Y es en este instante exacto en donde los nervios del vendedor aficionado lo traicionan ¿Y qué es lo que hace? ¿Qué hace? ¡HABLA! Y deja pasar así una magnífica oportunidad haciendo que la pregunta de cierre pierda toda su fuerza.
Volvamos a la barra del boliche para que vean lo que acabo de decirles.

Ella me miró en silencio. Yo me acerque lentamente y cuando mi boca estuvo a unos centímetros de su boca dijo:

- ¿Qué tai por hace’, bactrisboi (backstreetboy)? – Su aliento era una llamarada. Todos y cada uno de mis vellos nasales quedaron reducidos a cenizas. Los ojos me lloraban y tenía visión de bulto.

Respirando hondo, como pude, le dije:

- Voy a besarte como nadie te ha besado y luego te voy a pedir que te entregues por completo a mí. ¿Aceptás? -y a agregué- …si querés, o… si querés tomamos algo más y seguimos charlando o…

“No importa cuanto tengas que esperar, mantené la boca cerrada. Este es un juego en el que el primero que habla, pierde.”, me explicaron los hombres sabios de la venta mucho después.

– ¿O qué? -me dijo mirándome cínicamente.

No supe qué contestar. Sentí que estaba a punto de hacer trompita. Traté de zafar haciéndome el que le pone onda:

- O vamos a bailar otro tema Ujujuyyy!

¿Y si dice que NO? Esta fue la lección que me ayudó a seguir en la venta (y en el tiroteo, por supuesto): si dice que no, y de hecho la gran mayoría lo hace, nos ha dado la buena noticia de saber que es el momento apropiado de decir gracias y salir a buscar otro prospecto.

Ella contestó:

- Mira bichi -sonando más a tía experimentada que al del capullo de seda que había sacado a bailar hacía unos minutos- Te falta mucho, pero vai bien. Si es por mí, recién se me está calentando la gola así que andá juntando plata pa`otra cubana o despejá la cancha pa´ que venga otro con filo porque tengo una se’ bárbara.

Me fui pateando papelitos y mascando los hielos del fernet mientras de fondo sonaba el último tema de Erasure: Love to hate you.

Dixit

Lic. Martín Giorgis y Lic. Roberto Kerkebe Lama.

¡Muchas gracias a nuestros profes invitados!

Coming soon la data de la fiesta, más Flaco Pailos y más profesores invitados.

Ah! Queremos hacer un video con todos los que nos leen, así que están invitados a mandarnos una foto o unos segundos de video con un saludo para la cátedra. En especial a los amigos de otros países que no se pueden venir a la fiesta.
Se lo mandan a Dayana a su email.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Pulpo

Dayana

Profesor Invitado: Cómo terminar con tu chica

Buenas, buenas queridas y queridos viandantes, hoy, y sumándonos a la iniciativa invasora de Víctor, Neri y Alejandro es que abrimos nuestra Cátedra para recibir a un profesor invitado.

Debido a un acuerdo bilateral con la Universidad de Monterrey, desde la Universidad de Massachusetts se ha firmado un convenio para recibir en nuestra Cátedra a los titulares de materias de aquella casa de estudios Mexicana. Agradeciendo a Cuahutémoc Trujillo, decano y par de nuestro querido Decano Anderton, por enviarnos al profesor Víctor quien nos trae uno de sus textos de humor, en este caso, siguiendo el material del Corte, presentamos su clase:

El 1 al 6 de cómo terminar con tu chica.

Agradeciendo el espacio que el catedrático mayor de esta Universidad nos ofrece para disertar, aquí les traigo un prototitpo de los 6 elementos que TÚ, VARON, debes tener presente al momento de romper la relación afectiva con una chica. No son los únicos, desde luego, pero creo que están entre los básicos. Y sin más, entremos en materia.

1.- No le anticipes nada del tema: es una grave equivocación concertar una cita con ella diciéndole “tengo algo importante que decirte”, “debemos hablar”… ¡craso error! a) Esas frases son de ellas; b) esas frases son las típicas que se pronuncian previo a un truene por lo que preparar una cita de rompimiento con las frases anteriores lo más probable es que termine en una larga llamada telefónica en donde se dirán cosas que tu no tienes la intención de comentar sino en persona.

2.- Elige un lugar neutral: no la lleves al sitio donde se conocieron, al sitio donde le declaraste tu amor por vez primera, o al sitio nuevo que te resulta encantador para llevar a tus futuras conquistas. De seguro conoces más de una cafetería/restaurant de esos genéricos y de buen servicio donde puedes clavar la daga, digo hablar con tranquilidad de tu decisión con la hasta ese momento tu novia.

3.- Concerta la cita a tempranas horas: si se te ocurre que aquello de truene sea una cena, mala idea. Primero, porque el gasto será completamente inutil y terminarás dándole la impresión de que le estás convidando la última cena de un condenado a muerte. Segundo, es posible que en el transcurrir de la plática ella deje de comer y termines pagando por algo que no se consumió; y tercero, la más importante según mi parecer, porque de seguro o te quedas con la preocupación de cómo diablos va andar en la calle a altas horas de la noche intentando no se que cosas, o te verás comprometido a llevarla a su casa con la consecuente e incómoda prolongación del tema y verte en un momento dado obligado, a las puertas de la casa de la chica de darle el beso de despedida que posiblemente te enrede de nuevo. ¡Ha sucedido! Lo mejor por lo tanto es algo a media tarde con tintes de cafecito o helado.

4.- Colócate en un lugar estratégico: por lugar estratégico entendemos una mesa que quede cerca tanto de la puerta del establecimiento como del acceso a los sanitarios. Hay amplias posibilidades de que la chica involucrada después de que te escuche y te reclame, corra hacia alguno de esos lados, y, sin perder la caballerosidad, debemos evitarle el mayor de los bochornos viéndose en la necesidad de driblar mesas para refugiarse en el baño o abandonar el sitio.

5.- Evita endulzamientos inútiles: “Sabes, desde que te conocí me di cuenta de que eras una chica especial” termina sirviendo para dos cosas si desembocará en un “quiero terminar contigo”. Después de los saludos de cortersía y un par de cosas triviales ataca el tema y se lo más puntual posible. No le mientas. Tampoco significa que le digas toda la verdad y le sueltes la sopa caliente, aunque eso queda a discreción tuya y en relación a la antiguedad de tu relación con la chica.

6.- Asume las concecuencias: terminar una relación no es algo que pueda tomarse a la ligera y lo más seguro es que dejes roto el corazón de la chica un buen tiempo, sino es que te odia de por vida. Lo anterior también dependerá de la honestidad que pongas en finiquitar el asunto, recuerda que “la integridad del hombre se mide por su conducta, no por sus profesiones”.

Bien queridos y queridas viandantes, espero que lo disfruten, y será hasta la próxima clase, donde presentemos un nuevo texto de humor.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

PD: Aprovecho para consultarles si les interesa que abordemos la materia de “¿Cómo deshacerte de la mujer/hombre de tus pesadillas?”.
PD2: Emifortu, me encantaría que dejes un comentario así empezamos a conocerte desde la Cátedra y agradecerte que siempre nos menees.

Pulpo

Off topic: Especial día del Bloguero – Primera Parte, el desnudamiento

Buenas buenas, queridas y queridos viandantes, ¿cómo les va? Hoy es el 14 de junio, día del bloguero, y por lo tanto, haremos algo especial con varios posts alusivos pero no abusivos.

Para comenzar y siguiendo una iniciativa de Víctor, hoy voy a invitar a un amigo a que se presente ante todos ustedes, cuente cosas y ustedes puedan decidir conocerlo y sumarlo a los blogs que visitan. Yo desde luego ya lo hice.

Queridos y queridas viandantes, con ustedes: Manoloyo-pijama

Hola viandantes, permítanme que me presente, me llamo Manolo, tengo 47 años y dos apellidos que no vienen a cuento. Soy gallego, pero de los auténticos, que ya sé que ustedes los argentinos se lo llaman a cualquier cosa. También tengo un blog y eso sí viene a cuento, pues de mi quehacer a su frente es de lo que vengo a hablaros.

El que yo escriba aquí es gracias a una iniciativa promovida desde Blog en serio con motivo del Día del Blogger y a la que llama “desnudamiento bloggeril”, por lo que tal como la palabra indica aquí estoy para desnudarme ante vosotros. Pero no se me hagan ilusiones ni me escapen a correr porque no pienso quedarme en pelotas, conste que no tendría problema en hacerlo de no ser porque mi esposa es muy egoísta y se enoja.

Vengo a desnudarme en sentido figurado, como blogger, y es más que probable que cuando finalice me arrepienta de no haber puesto una foto desnudo y callado la boca.

Comenzaré diciendo que soy un novato en esto ya que llevo con el blog desde mediados de febrero. Todavía no sé bien que son los feeds, RSS y muchos términos que utilizáis entre los veteranos, pero bueno, como se suele decir con paciencia y vaselina se la metió el elefante a la hormiga, así que ya me irá entrando, bien sea poco a poco o toda ella de golpe… a esta terminología en la cabeza me refiero.

Sinceramente, cuando empecé con esto no sabía muy bien de qué iba, creí que bloggear era tener un blog y escribir en él, pero me estoy dando cuenta de que hay mucho más detrás de esa palabra: dedicación, recibir y devolver las visitas, los comentarios. En fin, bloggear también es relacionarse y eso también hay que saber hacerlo, igual que saber escribir… y yo sólo tengo un blog.

Tener un blog no me cuesta nada, son gratis. Lo de la escritura lo voy llevando como medianamente puedo, lo cual agradezco enormemente al corrector ortográfico de Word, que se ha convertido en mi mejor amigo desde que me dedico a esto.

Es el tema de las relaciones entre bloggers es mi asignatura pendiente y en lo que fallo, ello es debido principalmente al poco tiempo que dispongo para dedicarle a esto.

Sé que tengo que centrarme un poco más a este aspecto ya que estoy comprobando que es algo imprescindible para dar a conocer nuestro blog más allá de la casa del vecino, lo que no quita que de cuando en cuando haga como que no me entero si en otro blog veo que me han dejado un memé o un premio.

Ya sé que esto que acabo de decir no me deje quedar muy bien, pero quién no lo ha pensado alguna vez cuando le dieron uno.

Además de que soy tremendamente despistado. La mesa sobre la que trabajo está llena de papeles con anotaciones de las cosas que se me van ocurriendo a lo largo del día y que tomo en el primero que encuentro e incluso a veces en la mano.

Ahora mismo y sobre ella tengo un lote de trozos de folio, un par de trozos de periódico, una servilleta de cafetería, 6 ó 7 postits pegados al monitor y un rollo de papel higiénico… bueno, ése fue en un inoportuno momento de inspiración.

De mi blog, m@nólogos punto y coma, hablaré muy poco, os invito a que lo visitéis y que allí me conozcáis mejor, eso sí, quiero advertiros que de lo que leáis en él sólo es cierto lo que es verdad y mentira lo que no es cierto, lo que quiero dejar muy claro antes de nada, pues desde que lo tengo la gente me pregunta si de verdad me ocurre todo lo que escribo.

Y para finalizar, quiero agradecer al responsable de este blog el haberme permitido hacer este post, pedir disculpas a sus lectores por haberme extendido tanto y sobre todo por presentarme en pijama, pero es así como más cómodo me siento y por qué no decirlo, también como más caliente me acuesto.

Bueno, para ser la primera vez y con lo tímido que soy creo que me he quitado bastante ropa, OLYMPUS DIGITAL CAMERA         prometo eso sí, que si vuelve a haber otra, la próxima me quedo en pelotas.

Muchas gracias y seguro que nos leeremos de nuevo por aquí.

Bien queridos y queridas viandantes, acaba de pasar Manolo, démosle la bienvenida como corresponde y sigamos festejando el día del bloguero…

Coming soon, very soon, más posts en este especial del día del bloguero.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Etiquetas de Technorati: ,bloguero,festejo,monólogos
Pulpo

Columnista Invitada: Dayana – Manual del Tiroteo Virtual – Primera Parte

Buenas buenas, Queridas y Queridos Viandantes.Antes que nada un anuncio. A partir de este momento, y gracias a unas avanzadas ayudas de la “Bella y Graciosa Moza“, Atención Viandante está musicalizado, y pueden escuchar música (Seleccionada por mí, si la van a elegir ustedes, pongan pausa en el aparatito de abajo en la barra del coté, y hagan lo que quieran, ma sí). Un beneficio más para quienes asisten a la UMass. Música de fondo, porque si la letra con sangre entra… el estudio sobre el tiroteo con música es mejor.

Ahora sí, al post de hoy (o de ayer, caramba, se me hicieron las doce).

Muchos pedidos recibí para que desde la Cátedra analizáramos el tiroteo virtual y cómo levantar por chat, mail, messenger y demás.
Como no es un área de mi expertise (jamás tiroteé onlinemente), decidí capacitarme y recurrir en este caso a una columnista invitada.

Ni más ni menos que Dayana.
Señorita Besha de la Noche Cordobesa / Jesumariense / Potosina / Potoseña / etc.
Con leves arrebatos talibanes pero una general simpatía a toda prueba (bueno tampoco es que la pusimos a prueba, pero había que decirlo).
Tuve el honor de conocerla personalmente en el BBC2, donde también estaba Nevermind, Jopi, Chatrán y varios otros, y donde descubrí que además dispone de mansa parla real y no sólo virtual.

De todos modos, me pareció mucho más idónea (Y, doña?) para este tema.

Así que sin más presentaciones, y directamente desde Dayana, Columnista Invitada de la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts:

Manual del Tiroteo Virtual – Primera Parte: El Sistema

Estimados viandantes, a pedido de muchos usuarios y para satisfacer la curiosidad de quienes jamás lo han intentado, llega a ustedes la primera parte de la guía exhaustiva para el tiroteo online, el cibersexo, ciberromance y/o la seducción digital. (Tachar lo que no corresponda) y preparar el MSN para la conquista.

“Felices son los que tienen banda ancha,
puesto que a ellos pertenece el reino de los cielos.”
(Google 5:3)

La utilización de Internet como generador de encuentros cercanos de todo tipo es la mejor forma de amortizar el pago de la banda ancha o de convencer a un cliente para que evolucione del dial up. Este fue un aviso del Department of Economics de la Umass

El primer paso para ser exitoso en la web es tener un sistema, es decir, hacer una construcción mental fríamente calculada para que los esfuerzos invertidos en el levante rindan sus frutos.
El sistema se construye en base a los siguientes elementos:

- Medio de búsqueda:
o Chat: es la opción más fácil rápida y obvia, aunque quizás sea la que ofrezca
resultados de menor calidad, pero si el tema es la urgencia, seguro que alguien (o algo)
que esté en la misma se puede encontrar.
Las chicas notarán inmediatamente que los muchachos dejan de ser
los típicos buitres al acecho de los boliches para pasar a ser los típicos buitres al acecho
en modalidad multisesión en una sala de chat. Si pueden soportarlo durante una media
hora quizás logren alguna charla medianamente fructífera.

Ø Otras opciones pueden ser los blogs (de gente conocida o no), foros, orkut (hay que
tener una cuenta de gmail), páginas que agrupan gente con intereses comunes que
van desde autos a la literatura o lo que sea.
Relacionado con la temática Internet, pero en “vivo y directo”, están las reuniones tipo
Beers & Blogs que también pueden dar sus frutos, sólo que en estos casos hay que
usar las técnicas del “entorno real”.
La cosa es hacer muchos contactos y conseguir algo que valga la pena.

Ø MSN: en cualquiera de sus versiones, es muy útil para tirotear a candidat@s a los que
se conoce en persona y que tienen e-mail disponible para hacer el trabajo fino un
poquito cada día hasta obtener los resultados deseados.

- Tiempo destinado a la búsqueda: si lo que queremos es algo para un sábado a la noche, sin dudas el chat es la cantera más rápida, y siempre hay algún nenehot17cam listo para salir; pero cabe recordar que ir realizando un seguimiento en paralelo por los otros medios puede darnos a algún prospecto más interesante para salidas en las próximas semanas o meses.

- Objetivos: definir qué se quiere de entrada ayuda a eliminar a especimenes que no se adecuen a nuestros intereses, nuestro perfil deseado o nuestras expectativas.

- Tiempo destinado al chamuyo: desde escasos minutos a meses de intercambios de mails o sesiones de chat de 6 horas. Todo dependerá de las ganas o la urgencia que se tenga para llegar al encuentro físico.

- Armar el personaje que quiere vender: ser “atractivo” a unos ojos que solo ven letras y emoticons no es nada fácil, así que hay qué pensar muy bien qué se va a decir para no dar lugar a no admitidos ni a ventanas cerradas. La otra opción es ser muy bueno improvisando.
Sano consejo: si en el entorno real ud es alguien medianamente interesante, no se haga drama, con ser honesto y mostrarse como es le alcanza.
Si ud vive en un tuper, bueh, mienta bien por lo menos. (Nota del Pulpo: Recuerden la regla de oro: Sea usted mismo. Si hasta ahora no le funcionó, siga insistiendo, simplemente deberá mejorar el usted mismo que es… pulirse es más fácil que reinventarse.)

- Sepa a qué está dispuesto en un posible encuentro en persona: todo lo que diga on line será usado en su contra si se produce un encuentro cercano del 1er tipo con alguien conocido en Internet, por lo que es buena idea que se haga cargo de los galgos que soltó. Sí, ud también señorita viandante.

Hasta aquí la primera entrega de la Guía de Levante por Internet.
En la segunda parte trataremos en profundidad la problemática asociada al chamuyo y su metodología.

Espero inquietudes y dudas para enriquecer las próximas guías.

(Nota del Pulpo: Como notarán mantenemos un alto nivel de columnistas, y además le damos un toque femenino al blog.)

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo (Aunque en realidad Dayana dixit)

PD: Para cerrar una pastillita

Pulpo

Columnista Invitada: La Bella y Graciosa Moza: "A Vos"

Queridos y Queridas Viandantes, Cómo les va?

Aquí me tienen en una nueva edición del material de la Universidad de Massachusetts. En este caso, les quiero presentar una monografía realizada ni más ni menos que por la “Bella y Graciosa Moza”. Una morocha que es de mojar la ropa en el arroyuelo y de frotarla contra una piedra. NO!!! DESUBICADOS/AS!!! MALPENSADOS/AS!!! Estoy hablando de un sketch de Les Luthiers.

En este caso ella viene a presentarnos un mensaje para la comunidad viandante.
Así que ahora… Directo desde la Universidad de Massachusetts, una de nuestras alumnas de la Cátedra, presentando esta monografía llamada “A Vos”.

A disfrutarla:

A vos…

Querida compañera viandante, a vos, si, a vos que abrís los ojos en la mañana, imaginándote vestida para matar, que te levantas entusiasmada, llegas hasta el placard, mirás su interior por un rato, hasta que exclamas ofuscada…: “¡no tengo nada que ponerme!”.

Que se te hace tarde para ir al laburo y seguís en bombacha mirando en forma amenazante la ropa colgada. Agarrás cualquier Jean, alguna camiseta y volvés a rezongar: “yo no quería ponerme esto…”

A vos, que sabes que hoy lo vas a ver, que te querías preparar para deslumbrarlo con tu belleza, que soñabas con que, en el momento que te viera se le alborotara la testosterona. A vos, que te terminaste vistiendo como una mojigata, y el tipo pasó a tu lado y ni te miró, es más, te pisó el pie y ni siquiera dirigió la vista hacia vos para pedirte perdón.

A vos, que almorzaste ese desabrido yogurt con cereal, para cuidar la línea, y comprobaste dolorosamente, que lo que hacen en publicidad falsa: “Esto no me llena una muela”. Y así seguís, estás muerta de hambre, con ganas de abalanzarte sobre un sándwich de milanga, pero no, soportas, porqu querés estar divina cuando te vea.

A vos, que te salió un grano en la frente por ese cucurucho de helado que te comiste la noche anterior, que no lo podés tapar con nada, ese grano al que tranquilamente podrías bautizar con algún nombre. Y que es objeto de broma de tus conocidos más vivos. A vos, que estas podrida de que te digan: “te salió una frente en el grano”.

A vos, que encima que te sentís como una vieja, y te tuviste que poner ropa que no te gusta, pero dijiste: “yo me pongo las botas taco aguja”. A vos, que soportaste todo el dolor que te produjo ese calzado, y antes de salir del trabajo, el maldito taco decidió rendirse a tus 53kg, y se partió. A vos, que ahora te vas a tu casa, vestida como tu abuela, caminando como el pirata Morgan y encima con ese grano en la frente, que ya tiene vida propia, más interesante que la tuya.

A vos, que llegás del trabajo frustrada, con la autoestima por el piso, te mirás al espejo y te lamentás: “qué asimétrica fue mi madre, me hubiera puesto más proa, y menos popa. Y encima las siliconas están re caras”. A vos, que le rezás todas las noches al Dios Push Up, para que te dé un poco más de lolas: “no hace falta tener como Moria Casán (Nota del Pulpo: No, no hace falta… y menos como Moria!!!), pero por lo menos quiero tener más, para que no se me levante el corpiño, cuando me quiero dar cuenta lo tengo de corbata”.

A vos, que es viernes a la noche, y los únicos planes que tenés es sentarte a ver una película malísima y comer chocolates. A vos, que sí seguís así, vas a tener un trasero del tamaño de Gral. Madariaga. A vos, querida amiga, que cuando te vas a sentar, tu compañero de laburo va corriendo a alcanzarte otra silla para el cachete que te falta, y encima se ríe.

A vos, que decidís cambiar tu día, y llamás a una amiga, y le decís: “tengo que salir, o me voy a convertir en un cementerio de golosinas”. A vos, que por fin se te iluminó el rostro, que volvés a empezar, que tenés otra oportunidad para vestirte como una “yegua”, sentís otra vez alegría, pero de pronto, aparece un dolor repentino, te duele la panza y te hinchaste. A vos, que estás rogando, que no sea eso. Que mirás el calendario, casi temeraria, y si. Confirmás. Estás menstruando.

A vos, que otra vez, estás de mal humor, que te volvés a tirar en el sofá y planeás llamar a tu amiga piola, para dejarla plantada. A vos, que cada vez, te duele más, y que estás enojada, harta y cansada. Pero a pesar de todo, Ibu Evanol de por medio, te ponés el pantalón más ajustado que encontrás, aunque los ovarios se te estén fusionando el uno con el otro, y te aguantás el dolor. Elegís la remerita más escotada y descocada que tenés. Te pintás y salís. Dispuesta a enfrentar la noche.

A vos, que llegás al boliche, hacés la fila, y te empujan. Mirás para atrás y tenés a un flaco de dos metros, y adelante hay otro que parece el doble de Silvester Stallone, y no por el parecido…te siguen empujando, y te pisan. A vos, que les decís encarecidamente, que por favor se corra, y el tipo te dice que sí, pero sigue en la de él. Y pensás: “claro, adentro son todos galanes, todos caballeros, si te cruzo y me encarás, mierda te voy a dar bola, pelotudo” (Nota del Pulpo: Queridos Viandantes, el tiroteo empieza al salir de casa; no al entrar al boliche… ya habrá material sobre Cómo Conquistar a la Mujer de Tus Sueños: La que espera en la fila)

A vos, que por fin estás adentro, que te desabrigas, que te vestiste estás como una diosa, y te ponés a bailar esperando, sí, esperándolo a él. A ese hombre que no te registra. Seguís bailando, y llega. Lo ves. A vos, que te ponés nerviosa, y te olvidás de todo. Que te querés hacer notar, pero no tanto. Que no querés sobresalir, pero sí, que te mire.

A vos, que tratás de no demostrar que lo estás ojeando. A vos, que ves una rubia tremenda que se le acerca y le pianta un beso que lo deja tarado. A vos, que poco a poco, se te fue transformando la cara, y que quedaste parada con la boca abierta, anonadada por el espectáculo brindado. A vos, que tuviste que ir al baño para que no te empezaran a tirar monedas para ver si te movías.

A vos, que saliste del toilet, y que decidiste pasarla bien a pesar del garrón. A vos, que te acercas a tu amiga y bailás como si nada hubiera pasado. A vos, que empezás a estudiar el panorama, que encendés tu radar para ver si hay algún hombre que te pueda ayudar con la depresión. A vos, que se te acercan un montón, pero que no te agrada ninguno. Que les decís que no, y se quedan mirándote con cara de “soy un re banana”. A vos, que no sabes cómo hacerle entender, que no te interesa, que no te gusta, y que ni siquiera te parece simpático.

A vos, que por fin te libraste de los pesados, que por suerte ya sólo querés bailar un rato, comenzás a moverte. Cuando tu amiga te interrumpe y te dice: “Me quiero ir, no me siento bien, creo que tomé de más”. La mirás con cara de “te asesino”, pero es tu amiga… y la acompañas hasta la casa, y después te vas a la tuya. Y te acostás.

A vos, compañera, que cada vez que algún hombre te dice “a las mujeres nadie las entiende”. A vos, que les hacés tu mejor sonrisa, pero por dentro pensás “si supieran”…

Y a vos, querido viandante te digo, para entender a una mujer, hace falta ser mujer.
(Nota del Pulpo: O haber cursado la Cátedra de Estudios Sociales de la UMass).

Queridos y Queridas Viandantes, hasta aquí la participación de La Bella y Graciosa Moza (Muy bien, retírese tiene un ocho) (Nota: Nueva referencia a Les Luthiers), y si quieren leer más de ella, conocerla, tirotearla o darle a conocer sus opiniones, pueden visitar su sitio “La boludez en su estado de maxima pureza”.

También quería aprovechar este momento para comunicarles que el Querido Decano Anderton, viendo las repercusiones que está teniendo tanto la Cátedra como la Diplomatura, ha decidido ponerme a cargo de una nueva área de la Universidad de Massachusetts, y en este caso, de un área de extensión y contacto con la comunidad en general: EL PRIMER CONSULTORIO EXTERNO DE ATENCIÓN VIANDANTE, donde podrán realizar consultas puntuales, ya sea de manera pública a través de un comentario o de manera privada, a través de un mensaje en Bedelía. Luego nuestros profesionales, conmigo a la cabeza investigaremos y le brindaremos la mejor solución a la que podamos arribar para que puedan solucionar sus problemas.
Esperamos sus consultas para poder comenzar con las “Respuestas desde el Consultorio Divanlito”.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

(Aunque la mayoría lo Dixit Bella y Graciosa Moza). (En serio, tómense un rato y visiten su sitio que está bueno… cuando actualiza) La boludez en su estado de Máxima pureza

Pulpo

Orgullo Viandante: Columnista Invitado: Adrián Gómez – Presenta su monólogo: ¿Qué te pasa?

Aquí me tienen… como siempre, dedicándome a cumplir deseos… vendría a ser un geniecillo de mútliples tentáculos, y geniecillo marino, pero no por ello me van a discriminar y dejar sin frotar la lámpara que me libera, no?
Tal y como me pidieron… estoy actualizando entre semana con un post que, personalmente, me llena de orgullo y hace que se me infle el pecho.

Les estoy acercando un monólogo llamado “¿Qué te pasa?”, de alguien que tengo como referente hace años… probablemente desde que tengo 9 ço 10 años, cuando lo escuchaba en El Cofre del Bucanero, programa que me enseñó a escuchar mi madre. Época en la que FM A Galena llenaba de contenidos el aire cordobés con Los Burdos y El Cofre de los Bucaneros a la cabeza; épocas en que El Discreto encanto de los galenos surgía como propuesta innovadora.
Desde aquella época es que sigo los programas de radio de Adrián Gómez, un humorista con todas las letras, creador de entre otros personajes de Ricardo Mario Alberto, Rony de la Caléndula, creador del Diccionari de la Real Academia Cordobesa y cosas como el Curso de Cordobés para extranjeros, entre tantas otras cosas.

Actualmente conduce el programa “Cansados de Hacerlo Bien” por LV2 de Córdoba y tiene participación humorística en “Show 970″ d la misma emisora; además de una tira de humor gráfico junto a Chumbí en la revista La Luciérnaga.

Ganador del Martín Fierro a Mejor Conducción en Radio en el 2005, y con el programa ganadores a Mejor Programa Humorístico en Radio del 2003 y 2006, acumulan 3 Premios y 8 Nominaciones y configuran el programa con más nominaciones desde que se instauró el Martín Fierro del interior allá por 1991.

Ahora que saben un poco de por qué lo sigo hace tantos años, les dejo unas palabras que me dirigió acompañando el monólogo que voy a presentarles:

Guille:
Dicen que la radio es magia, y cuando me contacto con tipos como vos corroboro que es cierto…
A veces parece mentira que hayan pasado tantos años.
A veces parece mentira que haya gente que nos sigue desde hace tanto…
A veces parece mentira que alguien haya escuchado El Cofre del Bucanero.

Yo agrego una… a veces parece mentira que me encuentre presentando en mi sitio, el monólogo de alguien que escucho hace unos 17 años (Con altas y bajas de acuerdo a las movidas de horario)…
A veces parece mentira, pero hoy me siento como un pibe que entra a debutar en primera y recibe un pase gol del 10 cuya camiseta alguna vez imaginó calzar.

Gracias Adrián por la palmada en la espalda, gracias Adrián por la onda… y nos seguiremos leyendo.

Ahora sí, queridos viandantes, tras esta presentación que, no por larga sea menos sentida:

¿Qué te pasa? por Adrián Gómez:

Soy casado.
Soy casado, pero a veces salgo solo…
Es que en ciertas ocasiones tengo la intención de salir con mi señora, pero… parece mentira… TRES PALABRAS suelen impedir que estemos juntos…
Si… TRES PALABRAS… las peores TRES PALABRAS que puede pronunciar un hombre: “¿QUÉ TE PASA?”…

Porque suele suceder que a veces uno la encuentra un poco extraña a su mujer, y cuando eso sucede ¿Qué hace?… LE PREGUNTA “QUÉ TE PASA”…
Y cuando le pregunta “QUÉ TE PASA”, SIEMPRE… INVARIABLEMENTE ella le responderá “NADA”… y ahí es donde comienzan los problemas.

Porque uno es hombre… o sea es básico, lineal… razona como hombre, y entiende que cuando pregunta “QUE TE PASA” y le responden “NADA”, en realidad a la otra persona NO LE PASA NADA.
ERROR.
Y si encima, al momento en que su mujer responde “NADA” Ud. le dice “AH BUENO”, sigue de largo y se va a hacer otra cosa, estimado amigo Ud. debe saber que en menos de una décima de segundo tendrá a su mujer encima reclamándole: “¿Ves que no te importa nada de mí?”
No mi amor… dirá Ud. Si no me importara de vos no te hubiera preguntado “QUE TE PASA”… pero si vos me decís NADA, yo interpreto que NO TE PASA NADA…
ERROR…
En el lenguaje femenino, NADA significa ALGO… por eso cuando ella dice NADA, uno tiene que insistir… remóntese a cuando se conocieron… ¿Vio que ella al principio decía “NO”, pero después “SI”?… bueno… NADA es tan NADA como ese NO que ella le dijo era un SÍ, VAMOS YA… ¿Me entiende?
Por eso cuando uno le pregunta ¿QUE TE PASA?, y ella responde “NADA”, uno tiene que volver a preguntar: “NO EN SERIO… ¿QUÉ TE PASA?… y así tantas veces hasta que ella decida soltar el rollo.

Y así es que pueden ocurrir DOS SITUACIONES.

PRIMERA: uno le pregunta QUÉ TE PASA, ella dice NADA. Uno vuelve a insistir y ella vuelve a decir NADA… uno insiste por enésima apelando a frases como EN SERIO, TE PASA ALGO. FUERA DE JODA, CONFIÁ EN MÍ. CHE, CONTAME… SI TE HACE FALTA UNA AYUDA SI PRECISÁS UN CONSEJO ACORDATE DE TU MARIDO QUE HA DE JUGARSE EL PELLEJO… y ella vuelve a decir EN SERIO, NO ME PASA NADA… entonces uno le dice OK, CUANDO ME QUIERAS CONTAR, ACÁ ESTOY… y como en el juego de la OCA… retrocede 10 casilleros. Ella se le tira encima espetándole un “claro… vení a buscarme… al señor hay que buscarlo para contarle los problemas”…

SEGUNDA: uno le pregunta QUÉ TE PASA, ella dice NADA… uno insiste, ella vuelve a decir NADA y así durante una hora y media hasta que en un momento uno le dice DALE, CONTAME y ella responde con una pregunta: ¿TE PARECE QUE ESTOY MÁS GORDA?…
(SILENCIO LARGO)
Acá tendrá que apelar a toda la diplomacia de la que sea capaz, porque pueden darse TRES SITUACIONES.

1) Que uno le diga: ¿Gorda?… la verdad que no te noto más gorda… lo cual motivará una escena de llanto por parte de ella con frases del calibre de: “Claro… “no te noto”… vos nunca notás nada… ¿Qué vas a notar, si ya ni te fijás en mi?… andá saber qué otras turras andarás mirando que ya ni te das cuenta cuando subo 300 gramos… Infeliz… parezco un lobo marino y vos NO LO NOTASTE…
2) También puede pasar que ante la pregunta fatídica Ud. diga: Mirá, la verdad es que estás un poquito más rellenita, pero me gustás igual…
Gravísimo error.
Ella no se viste para Ud. No se viste para los otros hombres. No se viste para ella… ELLA SE VISTE PARA QUE LA VEAN TODAS ESAS YEGUAS QUE VAN A LA FIESTA Y QUE SE PASAN CRITICANDO LO QUE SE PUSIERON LAS DEMÁS… y con ese razonamiento, SUBIR 300 GRAMOS es una catástrofe.
3) Puede que Ud. haga de tripas corazón y apele a la honestidad brutal, y cuando ella le diga ¿TE PARECE QUE ESTOY MÁS GORDA? le conteste: “Y claro que estás más gorda… si te sentás a ver la novela comiendo pan casero con dulce de leche ¿cómo querés estar?”.
Eso es directamente un suicidio…

Es bueno saber que a una mujer NO HAY QUE DECIRLE LA VERDAD… PERO TAMPOCO MENTIRLE. A una mujer NO HAY QUE IGNORARLA… PERO TAMPOCO ROGARLE. A una mujer NO HAY QUE INCOMODARLA… PERO TAMPOCO HALAGARLA EN EXCESO…

Tal vez la mejor respuesta para el caso en que ella le pregunte ¿ESTOY MAS GORDA? sea una cálida sonrisa, una suave caricia en el rostro, un pequeño pellizco en la mejilla y un firme DEJAME DE ROMPER LAS PELOTAS…

Como Bonus Track… les dejo un videito del curso de cordobés para extranjeros. (Pongan pausa y Dejen que se cargue, así no se tilda).

Espero comentarios.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Pulpo.

Pulpo

Columnista ya de la casa: El finísimo arte del merodeo

A todos aquellos seguidores del blog y visitantes asiduos de Atención Viandante, el nombre Marbot les resulta conocido… a todos aquellos que recién lo están descubriendo, se los recomiendo…
Es un personaje cómo describirlo… muy personaje…

Aquí haciendo su segunda aparición como Columnista Invitado, por lo que podría decirse que es de la casa… es quien ya no tiene que preguntar sino ir directo a abrir la heladera con confianza…

En esta ocasión, nos acerca un tratado más que interesante sobre el Arte del Merodeo.
Marbot, como imaginarás, estás siendo recomendado para la beca de postgrado a la Universidad de Massachussetts… no tiene sentido desperdiciar un talento así en Universidades medio pelo…

Sin más introducciones… Pulpo Producciones y Atención Viandante directo desde el deliratessen marbótico, presentan “El arte del merodeo”, por Marbot.

El finísimo arte del merodeo

(Las técnicas aquí expuestas pueden resultar inmorales y/o ofensivas para un
público sensible. Tener en cuenta que estas herramientas sólo pueden ser
usadas por un profesional egresado de la Universidad de Masachussets o bajo
la supervisión y guía de uno de ellos.)

Llamamos “merodear” a la técnica de deambular por una zona determinada para
forzar un encuentro casual, y así recopilar información sobre la presa para
utilizar en un inminente tiroteo. Desde épocas inmemoriales el cazador ha
vigilado y recorrido pacientemente el lugar de pastura y reaprovisionamiento
de su presa, para luego caerle encima sin piedad. Comer y ser comido. Cadena
alimenticia. La ley de la selva.

El merodeo es una acción tan primal que posiblemente no nos demos cuenta que
la estamos ejerciendo: de repente sólo estaremos circulando por calles no
usuales para tratar de econtrarnos casualmente con la presa en cuestión. El
merodeo puede ser a pie (no recomendado si la presa vive en latitudes muy
lejanas, ya que despertará sospechas), en automóvil y -nuestro último punto-
virtual. En el merodeo analógico -por así llamarlo- nuestro objetivo es
enterarnos de las costumbres y el modo de vida de nuestra presa. A qué hora
sale de su territorio, a qué hora se queda sola en él, ver de qué forma
podemos utilizar para nuestro bienestar a los congéneres que moran con ella,
y detectar la presencia de otro merodeador. Es preciso que NO haya dos
machos/ hembras alfa en la zona (técnicas para deshacerse de la competencia
en próximos posts).

Una buena forma de empezar es concurrir a los mismos lugares de
aprovisionamiento que nuestra presa. Las charlas casuales en una panadería,
almacén de barrio o kiosco, siempre son bien recibidas. Debemos evitar
bancos, correos, colas de cajeros automáticos y similares (ver “¿Es posible
el levante en horarios de comercio?”, próximamente). Ahora bien, también
deberemos tener una coartada que explique el por qué de nuestra repentina
invasión del terreno, ya que un “Pasaba por aquí” no es lo suficientemente
creíble. Aquí, un par como para salir del paso con decoro y que pueden
servirnos para que la presa se vaya amansando:

-“Estoy saliendo todas las mañanas a caminar. Quiero hacer vida sana”
(siempre es más atractivo el deportista que el docente -que se levanta a las
doce-)

-“Cambié de recorrido para ir hacia la facultad/ trabajo/ etc. Me mata la
rutina y encanta conocer lugares nuevos, y estas casualidades aún más”
(¡Epaaaa! No se me apuren, no se me apuren. A esta me la guardan para el
tercer encuentro “casual”.)

MERODEO VIRTUAL

El merodeo informático tiene mucho de investigación detectivesca y
periodística. La red de redes puede sernos de gran utilidad para obtener
datos de importancia sobre nuestra presa. A continuación, algunas
herramientas infalibles.

-Correo electrónico y teléfono. Si bien no es recomendable conseguirlos por
fuera (siempre es mejor lograrlos personalmente, tras un par de encuentros
casuales) nos servirá para verificar que sea el auténtico y no una burda
manera de salir del paso por parte de nuestra presa. A cierta altura de
nuestro merodeo sabremos el lugar de trabajo o de estudio de nuestra presa,
y aquí es donde aparece el valor de nuestros contactos. Siempre hay algún
amigo o amigo de un amigo que trabaja en mesa de inscripciones de alguna
facultad, o algún amigo del primo del hermano del cuñado de nuestra presa
que pueda facilitarnos algún dato de importancia.

-Fotos. Para empezar es bueno visitar las webs de pubs y boliches. Si la
presa es de salir los fines de semana, esta es una herramienta infalible.
También es bueno navegar fotologs locales -link a link- ya que en ocasiones
podemos llegar a toparnos con material de interés.

-Datos de color. Si la presa se destaca en algo -deportes, olimpíadas
matemáticas o el mundo blogger- es seguro que figurará en las bases de datos
de la web. Tipeando su nombre nos enteraremos de sus triunfos en la última
competencia atlética de la ciudad (“¿Puede ser que vos corras maratones?”) o
de sus aficiones si es que tenemos la suerte de que posea un blog (el que
también encontraremos por casualidad, por supuesto). Si posee un blog,
visitaremos todos sus links para ir conociendo su forma de pensar en base a
sus comentarios.

Estos consejos bien valen para comenzar con el finísimo y milenario arte del
merodeo. Cualquier duda o sugerencia, será respondida y recibida a través de
este medio. Suerte en vuestra empresa.

Marbot dixit

Pulpo

Columnista Invitado: Los prestadores de camperas y los sacadores de coleros



Queridos Viandantes:

A partir de hoy inauguramos el ciclo de Columnistas Invitados en Atención Viandante.

Como corresponde, nuestra primera emisión de la misma está a cargo del mismísimo Marbot, nombre artístico de quien tiempo ha decidiera lanzar su Marbot Deliratessen Page, cuyo link encontrarán en este mismo blog. Recomiendo visita especialmente a quien guste del buen comic.

Sin más introducciones y agradeciendo su participación, con ustedes: Marbot!

Los prestadores de camperas y los sacadores de coleros

Antes de empezar, quiero agradecer a Aptra, a Lola y Pulpo por darme este espacio. Y aguante la ficción, carajo.

Algunos a más tierna edad, otros un poco más tarde, pero en algún momento de la vida el varón comienza a (tratar de) conquistar seres del sexo opuesto. En mi caso particular, pertenezco a los boludones que se avivaron tarde (¡Señor, señor!¡Esos monos están matándose!) y por lo tanto no tuve demasiado tiempo para estudiar el comportamiento de mis futuras presas.

Retomando el hilo principal del post, los pequeños Casanova se dividen en dos bandos muy bien diferenciados: los prestadores de campera, y los sacadores de colero.

Los primeros especímenes, se caracterizan por cagarse de frío para prestarle algún abrigo a la dama cortejada en cuestión. Aplausos para los que han sido más vivos y en lugar de eso le han pasado un brazo a la damita, como supo hacerlo mi amigo José en sus años mozos.

Los segundos individuos, en lugar de ser caballerosos optan por fomentar sus primeros actos de histeria; es así que le quitan el colero, broche, moño, etc., que la señorita tenga en su cabello. Esta acción da como resultado que la niña corra por todo el lugar al sacador de coleros, y en la mayoría de los casos se produzcan forcejeos donde el púber aprovecha para lograr contacto físico con la fémina.

Después de años de estudio, se ha comprobado que la estrategia que sirve es la segunda, ya que los prestadores de campera sólo han logrado que las señoritas le pidan datos sobre aquel sacador de coleros tan interesante.

Esta es la realidad, amigas y amigos, y como dijo aquél célebre pensador: “Los pandas deben ser histéricos, por eso están casi extintos”. Y eso que no usan campera ni coleros…

Pulpo