Manual: ¿Cómo detectar y prevenir una pateada de asado?

Buenas Buenas queridas y queridos viandantes. ¿Cómo les va?
Hoy aquí para ofrecerles uan nueva clase de la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts.
Hemos recibido ciertas críticas de parte de la comunidad educativa de Boston, principalmente porque en una ocasión realizamos todo un tratado sobre la infidelidad, donde analizábamos, por ejemplo, Cómo ser cornudo y feliz, realizamos una investigación sobre Cómo Patear un Asado, Y Cómo llevar a cabo una infidelidad, cómo crear una excusa para ser infieles, y hasta Cómo ser celoso y feliz.

Sin embargo, nunca habíamos realizado un manual de cómo detectar pateadores de asados reales y cómo prevenir la pateada de asado.

Bueno, henos aquí, tras largas jornadas de análisis y estudio, y gracias al aporte presupuestario del decano Anderton, presentando el Manual: “¿Cómo detectar y prevenir una pateada de asado?”

Guille con vaso de fernet
(Como se ve en la foto, tuve que salir de incógnita a la noche a investigar)

Bien decíamos en otras ocasiones, que debe dejar a su pareja ser libre y que más le conviene no celar demasiado; sin embargo, y valga la metáfora; “que uno no duerma siesta, no quiere decir que disfrute que todos los niños del barrio vengan a jugar a la pelota en la ventana de mi habitación”.

1- Esté atento a las señales:

Si ve un “amigote” de su pareja voalndo en círculos, lo más probable es que venga a buitrear, si la “amiguita” de su pareja se la ve de noche con su silueta recortada en la punta de un monte aullando a la luna, está en presencia de una loba o una coyota.
Traslade esas situaciones a los círculos más mundanos y verá que es igual.
El buitre revolotea, la coyota recorta su silueta en presencia del asado a patear.
Un hondazo a tiempo voltea al buitre, un buen perro sabueso a tiempo espanta a cualquier coyote.

2- Conozca sus fortalezas y debilidades:

Su pareja ya le dijo qué es lo que le gusta de usted (si aún no lo hizo, averígüelo), asimismo, probablemente también sepa qué no le gusta de usted.
Ése es el flanco por el que más fácil pueden entrar los pateadores de asados, cúbrase por allí. Trate de mejorar lo que más se quejan de usted, y apóyese en sus ventajas ya mencionadas.

3- Haga que su pareja todos los días lo/a elija:

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es clave que ante la comparación (que como siempre decimos es odiosa), salgamos ganando. Para eso deberá saber cuál es el proceso de selección que utiliza su pareja y maquillar sus virtudes y defectos hacia esa dirección.

4- Realice pequeñas mejoras periódicas a la relación:

En cada ocasión que pueda, logre dar un pequeño salto hacia el ideal planteado, pero nunca llegue tampoco (evitemos caer en el achanchamiento).
Por ejemplo, si ella es fanática de las cenas románticas, aprenda eventualmente algún plato digno de una y prepáreselo (pero no se vuelva un Donato de Santis tampoco).
Por ejemplo, si usted dispone de una cama de una plaza y a la larga terminan durmiendo mal, cómprese un sommier o un colchón de dos plazas.
(Aclaración: Primero asegúrese que entre en su habitación y que los pasillos de ingreso hasta la misma son suficientemente amplios para meterlo. Recuerde que los sommiers de dos plazas son como la pelota en la altura: no doblan).

5- No sea vuelva paranoico/a ni perseguidor/a:

La paranoia es la principal invitación al zapateo parrillero.
La persecución generará en su pareja la bronca suficiente como para, aunque no quiera, verse obligado/a a buscarse otro/a.

6- Siéntase seguro/a:

Su pareja ya lo/a eligió antes. Por algo es. Esté tranquilo/a y deje vivir tranquilo/a.
Mientras tenga en cuenta los consejos anteriores, podrá relajarse y disfrutar de una buena siesta leyendo un libro en la habitación sin que los insidiosos niños del barrio peloteen su persiana.

7- Haga reir a su pareja:

La risa y el humor son dos de los mejores escudos contra la pateada de asado; además, de paso, usted también se puede divertir un rato, ¿no? Aproveche.

8- Escuche a su pareja:

Aún en contra de toda la andanada de chistes, películas, series, novelas y leyendas que dicen lo contrario, su pareja seguramente le dirá lo que quiere, cómo lo quiere y lo que no quiere y cómo no lo quiere.
Sano ejercicio es el de escuchar en tales casos.
Créale menos a las páginas de chistes feministas y machistas que a sus propios oídos.

9- Tenga a su pareja alerta también:

Que su pareja conozca de la existencia de potenciales buitres y coyotes no es negativo, todo lo contrario, puede transformar la pareja en dos héroes de película de terror que se escapan del jeepers creepers y se meten en una cabaña a pasar la noche hasta que termine la luna llena. (De paso ahí en la cabaña… chuguara chuguara pueden pasar cosas entretenidas).

10- Sepa diferenciar el asado de carne del asado metafórico que es su pareja:

El asado real se hace cerca de la parrilla todo el tiempo, cuidando las brasas, acomodando los huesos, poniendo un diario para que se cocine parejo, con el asador bien cerca, y vaso en mano para evitar cualquier percance y el asado salga de lujo.
En el asado metafórico de la pareja, se debe preparar más bien como un asado de despedida de soltero en el que no hay que estar todo el tiempo cerca y pendiente del asado, meta brasa, meta hueso, meta dar vuelta la carne, sino más bien distribuir bien la carne, dejarle la cantidad de brasa necesaria y luego retirarse a seguir disfrutando de la fiesta sin perder de vista el asado, y que el asado pueda disfrutar del calorcito de la parrilla sin necesidad de tener todo el tiempo al asador encima.

Bien queridas y queridos viandantes. Hasta aquí llegamos con el envío de hoy sobre Cómo detectar y prevenir una pateada de asado.
Espero que les sea útil y les haya gustado.
No se olviden de dejar sus comentarios y será hasta la próxima.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit.

Pulpo

Pulpo

Manual de Excusas para el Infiel: Primera Parte – Lineamientos básicos

Hoy estuve muy preocupado porque no iba a llegar a cumplir con mi promesa de comenzar a desarrollar el Manual de Excusas, y es por ello que, batallando arduamente aquí estoy frente a la computadora transcribiendo estos trabajos que realizamos en la Universidad de Massachusetts sobre las excusas de los amantes y de los infieles.

Una pata mechada en muy mal estado atentó contra mí y aquí me tienen tirado

cual media sucia y en necesidad de una especialista en artes sanatorias que se encargue de mí y mi maltrecho ser.

Ahora sí, y como un simple anticipo hasta el día domingo en que pretendo estar con mis facultades al 100%, les presento la primera parte del Manual:

“Excusas y Coartadas del Infiel”.

Primera Parte: Lineamientos básicos de una excusa:

1- Una excusa jamás debe incluir más de tres actores, bajo ningún concepto, porque amplía la cantidad de personas que pueden cometer un desliz y disminuye la maniobrabilidad del infiel.

2- Limítese a excusas embolantes sólo una de cada tres veces que deba mentir. Es estadísticamente imposible tener todos los sábados a la noche un velatorio.

3- Lleve un registro en su agenda de los cumpleaños de sus amigos/as y planifique actividades paralelas.
Ejemplo: El día sábado festeja Mariana el cumpleaños y le dijo que lleve a su novio. Pues bien, el día viernes es la salida de “Sólo las chicas a festejarlo”, acaba de generarse una noche libre sin necesidad de xplicar, y bajo amenaza de enojo si llama a controlar.

4- Organice actividades fijas legales, lícitas y aceptables: Juegue al fútbol todos los domingos, salga a cenar con sus amigos los jueves (Cualquier parecido con la realidad es puro fruto de la investigación concienzuda), Arme un grupo de boy scouts o salga todos los fines de semana largos a pescar.
Sus amigos le permitirán más fácilmente faltar en una ocasión si anticipa con el tiempo suficiente para buscar un reemplazo en el equipo, quien maneje o quien lleve las cañas o la guitarra para cantar el dichoso Mamut Chiquitito (Dato color: El papá de Charly Alberti “Compuso” El Elefante Trompita… se ve que ser músico va en la sangre).

5- Cubra sus rastros, memorice sus mentiras y entrénese en las coartadas que planificó. Siempre cambie un detalle mínimo al contar la historia por segunda vez para darle credibilidad, pero que sea en un detalle insignificante. Si se equivoca en algo muy grueso lo pescarán; si no deja cabo sueltos despertará sospechas de por qué recuerda tanto y tan bien. Pensará que usted ha entrenado el “versito”.

Ejemplo práctico: Si la primera vez que cuenta la anécdota fue Gonzalo quien le preparó el fernet, en la segunda versión, diga “Y en eso, me pasa el fernet Marito y me puse el hielo en la boca, los miré a los chicos y les dije… ¿Qué, les gusto?” Y ríase de nuevo como en la primera ocasión, aún cuando la segunda versión haya tenido menos gracia. Como es un chiste “interno” tiene la característica de hacerse gracioso con la repetición ante los amigotes.
Si su pareja lo mira con cara de “Ommmmmm!!!!” usted encójase de hombros y diga: “Claro, pero no estabas, fue buenísimo”…

6- Diga la verdad descaradamente:

A) Utilice un tono de broma: Sí, jajaja, no sabés amor, tiroteé a todo el que se me cruzó… y encima en un momento, mostré las tetas como si estuviéramos en Wild On de E!.

B) Utilice un tono de irritación: Sí, sabés qué… me la llevé al auto y ahí estuvimos a full, no sé cómo hiciste para entrar por la puerta hoy y no golpear con los cuernos. Y dé un portazo mientras se va, quédese callado o siéntese en el sillón a mirar tevé.

7- No confíe en contactos misteriosos que lo quieren seducir:
No confíe en apariciones misteriosas del MSN que le ofrezcan noches de pasión y lujuria. Y si las acepta, aténgase a las consecuencias, las estadísticas indican que se comerá una puteada de su pareja.

8- No confíe en las nuevas tecnologías:

El celular es muy traicionero, bloquéelo siempre. No reciba mails cachondos en su propia cuenta, cierre siempre su sesión, elimine los mail comprometedores, borre sus archivos temporales de internet, donde quedan los registros de sus mails.
Ya sé que es muy engorroso, pero nadie le obliga a ser infiel.

9- No haga alardes de sus infidelidades:

Mantenga su perfil bajo en sus conversaciones extrapareja con los grupos de amigos, sea cauteloso seleccionando sus confidentes, ya que como la ancestral sabiduría del Martín Fierro lo dice:

Un pulpo que da consejos
Más que pulpo es un amigo;
Ansi como tal les digo
Que vivan con precaución:
Naides sabe en que rincón
Se oculta el que es su enemigo.

10- No sea paranoico:

Que usted sea paranoico no significa que no lo estén persiguiendo…
Probablemente así sea, pero no es vida andar con el Jesús en la Boca…

Queridos y queridas viandantes, hasta aquí he llegado y logrado sobrevivir.
Lo que me resulta harto extraño es que, revisando las estadísticas del blog, han aumentado las visitas promedio desde que iniciamos el tema de la infidelidad, cada visita es más larga en promedio, y sin embargo… nadie está comentando… Cola de paja tal vez? Escucho teorías.

Me despido, pero esta vez, cambio mi saludo final…

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos
y un fuerte “Viva la Patria Carajo”.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Manual: Cómo Ser Infiel y hacerlo con éxito – Segunda Parte

Segunda Parte del Manual: Cómo Ser Infiel y hacerlo con éxito.

Ya habíamos tocado los siguientes puntos:

1- Elija cuidadosamente a su amante.
2- Evite exageraciones en sus negativas.
3- La mejor defensa es el ataque – Primera Versión.
4- La mejor defensa es el ataque – Segunda Versión.

Continuamos:

5- Camine con sumo cuidado. Hay muchos palitos puestos para que usted los pise:

Ensaye qué preguntas puedan hacerle y practique las respuestas, para que salgan naturales llegado el momento.
Su pareja, si sospecha de usted, intentará hacer que pise el palito y sólo se venda.
Muy reconocidos infieles han sido descubiertos por confiarse y pisaron el palito.

6- No improvise sus coartadas:

Para que una coartada sea efectiva tiene que haber sido elaborada cuidando que carezca de puntos débiles.
Evite repetir sus coartadas.
Mi consejo es que genere su propio manual de coartadas y excusas para no repetirlas y para ir puliéndolas.

7- Si va a requerir testigos, que ellos lo sepan antes de dar su coartada:

Muchos infieles novatos (Y no tan novatos) cometen el error de dejar pasar cierto tiempo antes de avisarle a los amigotes que serán su excusa para estar con otra mina, muchas señoritas usan a sus amigas de excusa para irse con otro tipo por ahí.
Avísenles. No vaya a ser que justo metan la pata, pisen el palito sus amigos o se dé la puta casualidad que se crucen en la heladería del barrio.

8- Elija cuidadosamente el lugar de la infidelidad:

Suele suceder que haya ocasiones en que el infiel es descubierto in fraganti, por el simple error de dejarse ver en un lugar concurrido por las amistades de su pareja, o por su misma pareja.
Vaya a un lugar donde difícilmente pueda ser visto por persona alguna. Esto disminuirá las posibilidades de ser descubierto por alguien conocido.

9- Ante un viaje de su pareja:

– Evite ser infiel en su propia casa, si su pareja tiene llave y está de viaje, puede ser infiel hasta unas horas antes del regreso esperado, no vaya a ser que surja el famoso “Volví antes para darte una sorpresa”.

– Trate de ser igualmente cuidadoso que si su pareja estuviera en su misma ciudad. Existen posibilidades de ser visto por algún espía.

10- Ante su propio viaje:

Si usted es quien viaja de vacaciones, vamos a dar un ejemplo, a la playa. No vuelva sin una sola foto de alguien que conoció del sexo opuesto.
Muestre algunas fotos de sus salidas nocturnas y de sus fiestas y muéstrese abrazando inocentemente a una persona desconocida del otro sexo, y comenta con suma naturalidad sobre la foto.

Su pareja no le creerá que usted estuvo como ermitaño 10 días encerrado en el hotel, entonces sospechará.
Si usted se muestra con confianza y naturalidad que hizo vacaciones divertidas, pero portándose bien, aumentará sus posibilidades de credibilidad.

Ejemplos prácticos ante diversas situaciones:

1- Lucas: “Che, amor, me voy a pescar con los chicos”.

– Amor: “¿Y la caña?”

– Lucas: Ehhhh…

Error: No cumplió el punto 6

2- Lucas: “Che, Amor, ahí ya cargué todas las cosas en el auto. Me voy el fin de semana a pescar con los chicos”.

-Amor: “¿Con quiénes?”

– Lucas: “El Titi, Matías, El Cara e Poio y el Turco botellita”.

– Amor: Me encontré con Matías en el shopping y me contó que iba a estar todo el fin de semana de guardia en el Hospital, que te mandara saludos”3

Error: No cumplió el punto 7

Queridos y Queridas Viandantes.
Hasta aquí la segunda parte del Manual para ser infiel y hacerlo con éxito.

Aún falta el apéndice de la misma que es el Manual de Excusas y Coartadas del Infiel.

Les doy la posibilidad que en los comentarios me digan si esta semana (entre miércoles y jueves) prefieren que les acerque ese apéndice o que sigamos con otro de los temas que hemos estudiado en la Universidad de Massachusetts.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Tratado sobre la Infidelidad – Parte 3 – Manual: Cómo ser infiel y hacerlo con éxito

Buenas buenas, queridos viandantes. Es hora de ponernos serios… Y como no tengo ninguna otra foto de traje, va esa…

Decía… es hora de ponernos serios, porque vamos a tocar uno de los aspectos más escabrosos del tratado sobre la infidelidad, que venimos desarrollando desde la Universidad de Massachusetts. Ahora es el turno del infiel, a quien no hay que tildar de villano… es simplemente otro personaje más de esta situación común en la vida como es la Infidelidad.

Tras largas horas de estudio, debido a que, ni el decano Anderton, ni la doctora Pérez Osorio, ni yo, tenemos experiencia en esto de ser infieles, y tras jornadas enteras de estudios de campo, es que presentamos la Tercera Parte del Tratado sobre la Infidelidad, el Manual:

“Cómo ser infiel y hacerlo con éxito”

Aquí hay que hacer una clara distinción. Llevar adelante una infidelidad es bien simple, y eso no es lo que catalogamos como exitosa. Exitosa es cuando la persona engañada es efectivamente eso: Engañada. Cuando sólo es cornuda y se entera, pasa a depender más bien la situación de cómo lo maneje este último.

Hecha la aclaración, vamos a las condiciones del Manual.

1- Elija cuidadosamente a su amante:

Básicamente esta elección debe centrarse en dos opciones posibles: Alguien que tenga tanta cercanía con su pareja como usted o alguien que ni por casualidad se conozcan.
Si no se conocen es más difícil que los descubran, y si es muy cercano es muy difícil que su amante se vuelva un/a soplón. (Hermanas o mejores amigas son ejemplos claros).

2- Evite exageraciones en sus negativas:

Vamos a explicarlo con un ejemplo:
Si su novia cree que usted está mirándole la cola a Marcela, usted no lo niegue rotundamente con un “No!!! Jamás!!! Sólo tengo ojos para vos y Marcela es un bicho!!!!” sobre todo porque nignuna de las 4 cosas que dijo es cierto.
En realidad, debería hacer lo siguiente: “Jajaja (poner cara de semi sota angelito), me enganchaste justo, la verdad que sí, qué se le va a hacer… total miro pero no toco”. Usted dijo varias verdades, es más probable que una mentira sola quede camuflada.
Si lo que le preocupa es que su pareja se enoje, créame, si niega todo se va a enojar más.

3- La mejor defensa es el ataque – Primera Versión:

Cuando sienta que se le están acercando y hay posibilidades de ser descubierto/a, recurra a una estrategia disuasoria. Ataque! Hágale saber las sospechas que usted tiene sobre la fidelidad de su pareja. De esa manera el foco estará en otro lado y le permitirá tapar sus rastros con mayor tranquilidad.

4- La mejor defensa es el ataque – Segunda Versión:

Dígale toda la verdad desde el primer momento. Incluso si quiere exagere un poco, pero siempre hágalo con picardía y semigraciosamente.
No le diga, por ejemplo:

– María: Lucas, tenemos que hablar. Sentate.
– Lucas: ¿Qué pasa, está todo bien?
– María: No, la verdad no. Te estoy engañando con Ezequiel.

En cambio, busque un enfoque menos tradicional de la verdad, algo así como:

Viendo tele, canal E! Entertainment…

– María: Uy qué bueno que está George Clooney.
– Lucas: Ahora sale Ocean Thirteen no? (no la estará escuchando en fino)
– María: Sí, pero la verdad está re bueno.
– Lucas: Qué babosa que sos…
– María: Ay, claro, si se te pone Scarlet Johanson en bolas no le das.
– Lucas: Más vale que le doy si está divina.
– María: Bueno, yo le daría a Clooney… y a Ezequiel… y a Brad Pitt… y a Javiercito…
– Lucas: Jajajaja

Pero la piedra ya la tiraste…

Bueno queridos y queridas viandantes… como este tema da para mucho más y hay mucha tela para cortar… el Domingo, Continuará…

Pulpo

Si la vida te da limones: Cómo ser cornudo y feliz

Buenas buenas… Queridos y Queridas Viandantes…

Antes que nada quería cambiar mi fotografía, para dejar zanjado un debate milenario sobre si sexy se nace o se hace…
No quedando más dudas sobre el asunto… Vamos al tema que nos ocupa hoy:

Continuar con el tratado sobre la infidelidad, y en esta nueva edición, vamos a tratar el tema desde la óptica del, quizás, actor más perjudicado: El Cornudo.

Tras arduas investigaciones y horas y horas de estudios en la biblioteca del Campus de la Universidad de Massachusetts, y tras largas jornadas en el laboratorio de Estudios Sociales, acompañado por el decano Anderton y mi colega Margarita Pérez Osorio, catedrática venezolana, quien, como yo, está trabajando en UMass; nos vimos en la necesidad de abordar a este actor que no suele tener suficiente contención por ningún lado.
Desde el cine, el cornudo siempre es presentado como alguien abandonativo, poco atractivo, potencial psicópata y generalmente adinerado. ¿Por qué el estereotipo, digo yo? Acaso no está el dicho que “Nadie muere mocho”, esto quiere decir que Angelina Jolie, George Clooney, David Beckham y Pamela Anderson, por atractivos, no psicópatas, no abandonativos que sean (adinerados eso sí), también serán cornudos… entonces… ¿por qué el maltrato por parte del cine?

Tampoco la literatura los salva, tampoco la música, tampoco nadie los reivindica…

Tras haber analizado estas pobres y lamentables circunstancias de vida, es que Anderton, Pérez Osorio y yo decidimos trabajar en conjunto para dar vida a este manual que permita una existencia más feliz a todo aquel/la perejil/a que esté siendo pasado/a como poste por su pareja.

Aquí les presento, de Pulpo, Anderton y Pérez Osorio, el “Manual para ser un cornudo feliz”

1- Concientícese:

Si como dice el dicho, “Nadie muere mocho”, usted fue, es o será cornudo. Mientras antes lo acepte, más rápido lo digerirá y más pronto será una persona feliz.

2- No dramatice:

Mal de muchos es consuelo de tontos. Es verdad, pero si esto le pasa a todos (Ver punto 1), es lógico pensar que la situación no ha de ser tan grave, no malgaste su energía en deprimirse, patalear, gritar, aventar ceniceros, dar puntapiés a las paredes o dar portazos y salir hecho una furia. No servirán de nada, ya que usted seguirá siendo un/a cornudo/a.

3- Evite enterarse:

Ojos que no ven corazón que no siente. Esto quizás no sea la razón más fuerte para evitar enterarse, pero es una muy buena manera de lograr superar el punto 2 sin problemas; digo, si no se entera, mal podría patalear sobre el tema… Se va a ahorrar un disgusto, y una buena cuenta en el investigador privado.

4- No pierda tiempo persiguiendo a su pareja:

Tanto va el cántaro a la fuente…
No podrá estar rodeando y asfixiando 24 horas al día a su pareja, por lo que en algún momento, ¡Zas! (Y no Miguel Mateos), le van a meter los cuernos en cuantito se descuide. Sea más liberal, ande descuidado, total lo mismo será cornudo/a, y podrá aprovechar el tiempo en tareas más gratificantes y pasatiempos que usted disfrute.

5- No sea demasiado celoso/a:
Sea un poquito celoso/a para elevar el ego de su pareja, pero si es en exceso, lo único que logrará es aumentar las tendencias infieles de su pareja, aunque más no sea por cansancio.

6- No sea unilateralmente celoso/a:

Puede sonar extraña la recomendación, pero hablando sencillamente quiere decir que evite concentrar sus celos en una sola persona en particular, ya que lo único que logrará es llamar la atención sobre dicha persona.

Ejemplo práctico (Los nombres han sido cambiados):

- Martín: Che… ojito vos con eso de juntarte tanto con Miguel.

- Laura: ¿Miguel? No, para nada, Miguel es un amigo nomás (Mientras ella piensa: “Es un amigo nomás”)

- Martín: ¿Segura? ¡Mirá que te tiene hambre!

- Laura: ¿Miguel? ¡Nada que ver! (Piensa: Mmmh… ¿Será así? No, no creo…)

- Martín: En serio te digo… ¡no me gusta nada ese flaco!

- Laura: ¿Pero acaso no confiás en mí? – MODO DANGER ON (Piensa: “Mmmmhh… ahora que lo pienso, Miguelito tiene lo suyo… y es tan bueno y…)

- Martín: Sí, confío, ¡pero no quiero que te juntés con él!

MODE MOTÍN ON

- Laura: Está bien, no lo veo si no querés. (Piensa: ¿Que no? ¡En tu cama le voy a entrar al guacho ese que encima está riquísimo!).

7- Alégrese de ser cornudo:

Quizás es un enfoque poco convencional, pero lo ayudará a ser feliz a pesar de las contingencias.
Piense de la siguietne manera:
Si su pareja lo engaña con otra persona quiere decir que su pareja atrae a alguien más, quiere decir que usted está con alguien atractivo/a, quiere decir que usted puede levantarse a alguien atractivo/a, quiere decir que usted comparte cama con alguien deseable y deseado/a, quiere decir que usted la está pasando bien porque se está comiendo un caramelito interesante…
Siguiendo el silogismo, a más cornudo/a sea usted, mejor caramelito se estará comiendo, y más capacidad de levante tendrá usted.

Sé que es difícil tener esa línea de pensamiento, pero notará que si lo logra, será una persona feliz a pesar de cualquier circunstancia.

8- Cumpla la ley inversa:

Si usted es cornudo/a, aproveche la situación y usted también búsquese amante, según la regla 7, usted es atractivo/a y tiene levante, aprovéchelo y consígase a alguien, pero no como desquite, sino para darle la posibilidad a su pareja de experimentar esa sensación liberadora de ser cornudo/a y feliz.

Bonus track

Para cornudos avanzados, disminuya su consumo de calcio, no vaya a ser que le salgan en serio y le cueste atravesar puertas.

Queridos y queridas viandantes, hasta aquí el segundo envío del tratado sobre la infidelidad, y aún faltan dos actores implicados en el tratado por tocar: el infiel y el confidente que sabe la situación… pero esos serán para envíos subsiguientes.

Espero que lo hayan disfrutado y quedo a la espera de sus comentarios y más pedidos de investigación.

Saludos, cariños, besos y abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

A pedido: Manual del Pateador de Asados

Desde que, a pedido, solicitaran que escriba sobre el tema es que he andado preocupado. La Infidelidad es algo que no domino. Es más, nunca fui infiel, ni lo volveré a ser.
Así que tuve que internarme en los libros de otros teóricos, y pasarme horas y horas en el laboratorio de ciencias sociales de la Universidad de Massachusetts, para poder llevar adelante el pedido que oporunamente hicieran algunas viandantes.

Hablar sobre la infidelidad, vaya tema!

Así que hoy, con el auspicio de la Universidad de Massachusetts y tras arduas jornadas de estudio, les acerco el “Manual de Cómo Patear un Asado”

Antes que nada, vamos a comenzar con los lineamientos básicos de qué es patear el asado.

Dícese del buitreo de pareja ajena, a sabiendas que existe un prójimo y con intenciones específicas de probar bocado.

Ahora bien… ante esta situación de uno haber identificado, en el capítulo de este manual, una señorita en cuestión, que posee novio y cuya atención (de la chica, no del novio) requerimos, ¿qué es lo que se debe hacer? Lo principal es diseñar un plan de acción, sobre todo quienes, como yo, no contamos con la experiencia del caso y necesitamos recurrir a técnicas ya probadas.

1- Conozca al asador presente: Si usted sabe con quién compite, tendrá las posibilidades de derrotarlo.
Mientras tanto, permanezca en las sombras y que el asador no sepa quién es usted.

2- Mine el terreno: Métase en la cabeza de la señorita de una manera sutil pero imponente y principalmente en los puntos que usted conozca débiles del asador del momento. (Que ya conoce del punto anterior).
Vamos con un ejemplo: Si la señorita se queja porque su novio no le presta suficiente atención, no se desviva por atenderla… simplemente recuerde algún detalle insospechado de una conversación previa con ella, y pregúntele como sigue tal tema. (Si carece de memoria, pruebe grabar una conversación, con un mp3 alcanza, no hace falta que se adhiera micrófonos con cinta bajo la camisa).
Ejemplo 2: Si ella se queja que su novio es muy celoso, no le diga, “yo te dejaría hacer lo que quieras porque me gusta la cosa free”. En este caso no debe suplir eso, sino alimentarle el ego, semi dándole la razón al asador. Diga… “Lo entiendo, porque sos muy linda… pero debería confiar en vos, acaso no es lo más importante?”. Y luego cambie de tema inmediatamente. Siga con un: “con hielo para vos, no?” y aléjese a buscar la bebida dejándola sola meditando.

3- No sea su confidente: Para este consejo existen dos razones principales.
a) El novio creerá automáticamente que es usted quien la quiere encarar a la muchacha (Y tendrá razón), pues ya no estará en las sombras y podrá ser objeto de los ataques del joven en cuestión.
b) Si usted es el confidente, lo que logrará es preparar el terreno para que un tercer chacal o buitre aparezca en escena y coseche la siembra que usted preparó.

4- No ataque al novio: Un error de principiante es atacar al asador actual, ya que uno cree que así logrará mostrarse como una opción superadora. No es la manera.
Si ella dice, por ejemplo: “Sí, pero Joaquín me cansa con sus persecuciones”, no le diga: “Y sí, es que es un pelotudo (por más que lo sea)”, ya que despertará en ella la rebelión y las ganas de defenderlo.

5- Hágala enojar: No con algo negativo, pero sí que sea un mini enojo, genere una situación en que ella lo rete, o incluso le pegue un golpe suave por algo que haya usted dicho. Si es por algo irrespetuoso mucho mejor, si es algo irrespetuoso, pícaro y sobre su figura, más que mejor. Si es algo irrespetuoso, pícaro, sobre su figura y que logre que ella se ruborice y además lo golpee, muchísimo mejor.
Aclaración: que ella lo golpee significa una cachetadita en el brazo con la mano abierta, acompañada de una acentuación de la primera sílaba de su nombre algo así como “Púuuuullllpo!” y no un golpe seco con el puño cerrado.
Por irrespetuoso hablamos de una frase más cercana a James Bond que a albañil neocordobés y por pícaro hablamos de una sonrisa de una sola comisura y no de humor a lo revista de Sofovich.

6- Diviértala y/o Sedúzcala: Básese en esos dos condimentos para dedicarse al buitreo. Algo le está faltando en su relación y probablemente sea alguno de esos dos. Recuerde la regla del “Too much”, por la que divertirla no es ser su payaso y seducirla no es hacerse el George Clooney.

7- Desafíela: Esto no quiere decir que se le acerque y le diga: “Te apuesto un fernet a que no me partís la boca aquí y ahora”. Quiere decir que logre que la situación sea que usted es el premio y ella sola la que decida conquistarlo.
Aclaración: Para esto necesita mucho ingenio, pero en definitiva lograr que ella sola piense que todo fue idea de ella misma.
Aclaración 2: Ya sé que en este momento le parece algo muy raro y muy difícil y que eso no se puede hacer. Bueno, piénselo de nuevo, ellas lo hacen constantemente. Ellas se encargan que cada idea que tuvieron usted piense que es suya propia… tuuuut error. Fue idea de ella que la plantó en usted. Haga lo mismo.

8- Con Seguridad, ataque!: Finalmente, cuando crea que está bien avanzado y que sus chances son suficientes, no lo dude, ataque con toda la energía, puede ser la única oportunidad que le quede y es el momento de arrojarse con todo el ímpetu.
Cuando sienta que es su oportunidad y cree que puede lograrlo, no se contente con sólo patear el asado, así como quien quiere dar vuelta un papel en el piso para ver su contenido, zapatee sobre la parrilla como si usted fuera John Travolta en fiebre de sabado por la noche.

Tras estos primeros consejos sobre cómo patear un asado, queridos viandantes y queridas viandantas, les agradezco su visita y espero sus comentarios.
A quienes pidieron el tema, avisen si quieren que ahondemos más sobre los otros dos involucrados en un caso de infidelidad, llámense “El/La Infiel” y “El/La Cornudo/a”.

Ahora sí, me despido y les dejo mis saludos, cariños, besos y abrazos.

Pulpo

Dixit.

Pulpo