Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches – Tercera Parte

Buenas buenas, queridas y queridos viandantes. ¿Cómo les va? Hoy estoy aquí para acercarles una nueva edición del catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches; un trabajo que ha sido muy solicitado, y entre cuyas páginas podemos encontrar quién es la mujer que nos llamó la atención el fin de semana pasado, quién es cada una de ustedes, queridas viandantes, o cómo se puede identificar a las señoritas que conocemos.

Antes de lanzarnos de lleno al Catálogo traído por la Cátedra de Estudios Sociales de La Universidad de Massachusetts, vamos con un breve repaso de las dos ediciones anteriores.

Hagan clic acá para revisar la Primera Parte

Y hagan clic acá para revisar la Segunda parte.

En esas dos ocasiones habíamos conocido las siguientes categorías:

1- La Señorita Tolerante (seprendi encualquieris)
2- La Señorita Caritativa (simplis dechamuiarum)
3- La Señorita Buscadora (facilis facilorum)
4- La Señorita Vistosa (mansus gatus)
5- La Señorita Negadora (histericus extremis)
6- La Señorita Besha (partus comunquesum)
7- La Señorita Muda (yani contestae)
8- La amiga molesta (Dejamis tiroti tranquilus)
9- La amiga menos agraciada (Mochilae delindis)
10- La Borracha Perdida (puestis fiesteris)
11- La Borracha Derrotada (puestis porelpisus)
12- La Inolvidable (tencanta dentradae)

Y ahora sí, queridas y queridos viandantes, directo desde la Universidad de Massachusetts, y agradeciendo el apoyo del decano Anderton, vamos con la tercera parte del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en Los Boliches:

13- La Perseguidora Insistente (cindi gnitatis):
Es una señorita enceguecida por un objetivo muy particular, y se vuelve a extremos impensados para lograrlo.
Inicia rituales de frotación sobre el objetivo, persecuciones bolicheras, encares fuera de timing.
Son la versión femenina de una cruza entre un “Manis Larguis” y un “Sefuealabostis”.
Generalmente no tienen éxito y lo que consiguen al concluir la noche es una contusión en el ego.

14- La “Se te cayó una sota” (Mehagus pendejis):
Señorita un poco (un poco bastante) mayor que el promedio de edad del lugar, generalmente vestida de manera sugerente y con una buena dosis de maquillaje (léase mucho, ver más adelante).
Utiliza ropajes al mejor estilo Britney Spears o Christina Aguilera, cuando más acorde sería un look Marge Simpson o Valeria Lynch.
Tiene añoranzas de juventud y por lo general se comporta de manera aniñada.
Por las dudas, evite el tema de la edad al hablar con ella, o sea generoso en la quita a la hora de estimar su edad. Al menos 4 años menos de lo que aparenta.

15- La de Buen Físico (Mesalvae Miculus):
Señorita que hace girar más de un cuello para seguirla cuando va, pero rara vez logra el mismo efecto cuando viene.
Los muchachos que la tirotean rara vez lo hacen mirándola a la cara, sino que se concentran más al sur. Ella lo sabe, claro, pero le gustaría que, al menos eventualmente la miren a los ojos. Aproveche este dato y trate de enfocarse para lograr tal tarea, ya que encontrará beneficios.
Si le resulta muy dificultoso, haga como en los dibujos tridimensionales (estereogramas) que otrora estuvieron tan de moda, en el que uno debe desenfocar la vista y concentrarse en un punto más allá de la pintura. Haga lo mismo y logrará grandes resultados con las mesalvae miculus, que dicho sea de paso… (Por problemas con las ciberniñeras no se completará la frase).
Si quieren ir practicando, hagan clic acá.

16- La paciente (espero tutirotis):
Tienen a alguien en particular en la mira, pero jamás iniciarán el tiroteo; entonces lo que harán es concentrarse en ser “espontáneamente descubiertas” por su objetivo, para que él sea quien las tirotee.
Usualmente se quedan cerca del muchacho en cuestión (a un radio de 5 metros), por lo general con una compañera y un vaso en la mano.
Acompañan la tarea con sutilezas, nada parecido a la cindi gnitatis, no las confundan, por favor, que son casi opuestas. Miradas, Risas por lo bajo, comentarios con la compañera mirando al muchacho.
Si la mujer que estás viendo para tirotear, querido viandante, está quieta hace mucho rato acompañada sólo con una amiga en el mismo lugar y cuchicheando por lo bajo, y revoleando miradas hacia un mismo lugar; ni te gastes, ella ya decidió. Sigue a por otro destino; a menos que seas el objetivo, en cuyo caso, no vayas langamente creyéndote ganador; ella internamente piensa que debés ser un pelotudo que por alguna macabra obra del destino, le gustó; la tarea es demostrarle que no lo sos.

17- La pequeña Belleza (Lechugus Ilegalis):
Cada día que pasa se suman nuevas generaciones de mujeres a la vida nocturna, y cada vez desde edades menores. Es lo que usualmente se denominan “Lechuguitas”.
A medida que pasa el tiempo en el cardumen masculino nocturno (noten el colectivo usado), cada vez se va volviendo uno más y más verde, y más y más ilegal el lechugueo.
Sin embargo son estas criaturas quienes noche a noche decoran el boliche y generan que todos queramos tener un amigo abogado que sea capaz de defendernos cuando no podamos contenernos y nuestro “tirotero interior” vaya a la huerta “a por lechuga”.
Deberían tener un cartel de “PELIGRO, LECHUGA!” Colgado del cuello; estamos juntando firmas para elevar un petitorio en tal sentido al Poder Legislativo Nacional.

18- La Diosa Intimidante (Noletiran porcagonis):
Tipo de Señorita Besha y/o Inolvidable que acompaña su estilo con una expresión intrigante cruza de mala de película de Disney y modelo en curso de física cuántica.
Este explosivo cóctel logra en los muchachos tiroteros una suerte de idea de cuasi resignación que extrae frases como “Para qué me vuá gastar si no me da bola ni en cien años”. Lo paradójico es que son tantas veces las que surgen frases de ese estilo cada noche que terminan siendo poco tiroteadas.
Haga de tripas corazón y acérquese, no suelen morder, y usted el no, ya lo tiene.
(Siempre es recomendable tener el mantra en mente a la hora de estos tiroteos: “Es mejor pedir perdón que permiso”)

19- La Que Quiere Levantarse el Ánimo (Sufris Porunboludis):
Por lo general son aquéllas que recientemente han finalizado su pareja, y para no quedarse en su hogar y atiborrarse de helado de tramontana y mascarpone, deciden salir; convirtiéndose en mares de lágrimas por un ex-novio que, generalmente:
a- Le puso los cuernos.
b- No hace nada de su vida.
c- No se la quiso jugar (sea lo que sea que eso quiera decir).
d- Le mintió mucho ya.
e- Se fue del país / provincia / estado / ciudad / continente / planeta / universo.
Por lo general son mujeres que valen la pena, pero no en ese momento. Espere al menos un par… de meses. Es decir, esta noche, si la ve, aléjese y concéntrese en otra.

20- La Decorada (Puris Revoquis):
Mujer que quizás con mayor sutileza a la hora del maquillaje podría ser incluso hasta besha. Sin embargo no conoce de límites con la brocha en la mano y se pintarrajea cual cuadro de Rembrandt y si bien en un cuadro quedan bien, en una cara no tanto.
Cuando un muchacho busca tirotear a una señorita besha, tiene en mente una sonrisa que deleite, una mirada que cautive, unas mejillas levemente sonrosadas, un (nuevamente las ciberniñeras se hicieron presentes a detener mi teclado).
Uno no tiene en mente encararse un mapache con aros, un all black neocelandés ni a la reencarnación de Marylin Manson.

Bien queridos y queridas viandantes, hasta aquí la tercera parte del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches, espero que la hayan disfrutado; y será hasta la próxima.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Tercera Parte

Ya regresado de unas mini vacaciones que me tomé de mis deberes en la Universidad, aprovechando que el alumnado tenía un fin de semana largo porque movía el 4 de julio al 6 y me tomé el 9 para festejar la independencia de mi país.

Ya vuelto a mis obligaciones normales con la Universidad, quería acercarles una nueva edición del Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches.

Antes que nada quería contarles que estuvimos con algunos colegas, los doctores Elvis, Taburete, Deivi Gilmur y Siemprelisto, quienes contribuyeron invalorablemente con sus acotaciones a la hora de diseñar esta tercera parte del catálogo, y corresponde el agradecimiento de rigor.

Habiendo hecho la aclaración comenzamos con un brevísimo repaso, especialmente teniendo en cuenta que se acerca el primer examen.
Ya habíamos revisado las siguientes categorías:

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris)
2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem)
3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis)
4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis)
5- El Toquetero (Manis Largis)
6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis)
7- El Invitador de Tragos (Solotiroti convasitus)
8- El Tipo Inalcanzable (Languis histericus)
9- El Simpático Entrador (robarisae deminitis)
10- El Zarpado / Pesado (sefuealabostis)
11- El Tímido (Notira niempedus)
12- El Dancer Extremo (Bailoterus Exageratis)

En la Primera Parte del Catálogo, y la Segunda parte.

Y ahora sí, sin más presentaciones, continuamos con la Tercera Parte del Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches, directamente desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts.

13- El Enamoradizo (mecasus primus):
Es aquél que anda prácticamente anillo en mano, dispuesto a comprometerse o casarse con la primera mujer que se le cruce en la noche.
Suele repetir en voz alta y a sus amigos la frase “Me caso, primo (negro, hermano, gordo, etc. de acuerdo a a quién se la diga)!!!!”
Por lo general el amor no le dura demasiado, y apenas gire su vista encontrará una nueva madre de sus hijos, futura esposa y un nuevo grito de “Me caso primo!”.

14- El que quiere ir a los bifes rápido (tirotis expresus):
Muchacho que sabe romper el hielo inicial con un buen comentario, pero que carece de juego de continuación; entonces siente que toda chance tirotera se reduce a los primeros tres minutos o las cinco primeras frases.
De ahí que la sexta frase sea dicha con las llaves entre los dientes y un “Querés que vamos al auto?”.
Suele incorporar entre sus artimañas el “Hacerle dar una vueltita”, el “Bailoteo Meneoso” y el “Tanteo subrepticio”.

15- El Tiroteado (queguachus comohacis):
Es aquél que se dedica a estar parado o bailando en un sector de la pista, charlando con sus amigos, y de repente se le acerca una señorita a darle charla y tirotearlo.
A diferencia del languis histericus, éste es mucho mejor onda y probablemente sea divertido. Cuando él tirotea (menos veces que la que es encarado) suele ser un robarisae deminitis, lo que lo hace una categoría exitosa en la noche, y un buen aliado a la hora del tirotis grupalis.

16- El desaliñado preparado (peinadus mambrusis):
Es aquél que tarda tres horas antes de la salida en acomodar cada uno de sus pirinchos con la adecuada dosis de gel y crema para peinar; con movimientos ondulares y sobadores de su mano (o dedos) sobre el pelo.
Con constantes idas al baño para chequear que todo esté en la misma posición.
El resultado buscado con tantas horas de preparación es lograr un peinado equivalente a parecer que uno recén se levanta y ahí decidió ir al boliche.
Es el mismo peinado con el que me levanto tras una reparadora jornada de colchón. La única diferencia es que él demoró tres horas en lograr el cuidado look descuidado; y yo aproveché esas tres horas para estar como una lechuga y alerta, y después me peino.
También es conocido por otro nombre científico: “medabroncae steboludis”.

17- El mentiroso (mecreus mifabulis):
Es un tirotero digno de mención. Tiene mucho talento creativo, es divertido, gracioso, simpático. Sin embargo, tiene poca fe en el “Ser él mismo” que decíamos que es clave para conquistar a cualquier mujer de sus sueños, y en vez de pulirse o reinventarse, lisa y llanamente crea desde cero.
Debe evitar pisar palitos y necesita una gran memoria.
Suele caer en el error común del “Demasiado”.
Para todos los mentirosos que anden dando vueltas: “Cuando inventen su personaje, invéntenlos con defectos, o se caerán por su propio peso”.

18- El Buen Amigo (tirotis bichus mochilae):
Es una parte esencial de todo tándem o team tirotero.
Es a quien uno recurre en momentos de necesidad y en quien uno confía ciegamente.
Es capaz de todo por un amigo y será quien, a la hora de ver a su amigo en plena acción con una Señorita Besha, Inolvidable o tiroteo positivo en general, hará de tripas corazón e interceptará a toda “mochilae delindis” o “dejame tirotis tranquilus”, con tal de darle margen de acción y operación a su fiel compañero de aventuras.
Existe reciprosidad entre amigos, y a todos nos tocará en algún momento serlo, aunque hay quienes lo tienen más desarrollado naturalmente.
Dios los tenga en la gloria!

Queridos y Queridas Viandantes; hasta aquí la tercera parte de este Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches.
Espero lo hayan disfrutado.

Los voy dejando hasta la próxima, y espero sus comentarios.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches – Segunda Parte

Tras unos días en mi Argentina natal, visitando la Capital por un Congreso de Estudios Sociales, he vuelto a mi despacho en la Universidad de Massachusetts y me he decidido a ponerle el pecho a las críticas y a los arteros ataques sufridos a manos de las ciberniñeras, que califican a éste de un sitio de contenido adulto y prohibido para menores…No importa lo que digan, estoicamente seguiremos trayendo los estudios que realizamos en nuestro querido templo del saber, la Universidad de Massachusetts.

Ahora, sin más introducciones, retomaremos el Catálogo de Fauna Femenina Nocturna en los Boliches, donde recordamos las categorías de la Primera Parte:

1- La Señorita Tolerante (seprendi encualquieris)
2- La Señorita Caritativa (simplis dechamuiarum)
3- La Señorita Buscadora (facilis facilorum)
4- La Señorita Vistosa (mansus gatus)
5- La Señorita Negadora (histericus extremis)
6- La Señorita Besha (partus comunquesum)

Tras ese breve repaso… hoy conoceremos algunas categorías más en este Segundo envío del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches:

7- La Señorita Muda (yani contestae):
Mujer que, agobiada y agotada por los intentos de los Manis Largis y los sefuealabostis, pierde la capacidad de habla, la capacidad de socialización y se dedica a hacer movimientos que le permitan liberar su brazo de las manos de alguno de estos ejemplares.
Suelen andar con cara de fastidio y hasta se les nota en el baile.
Usualmente solían ser tolerantes, pero el efecto acumulado de tantos pesados y toqueteros le quitaron el entusiasmo de la noche.
Nada es imposible, pero deberá tener un ataque rápido, certero y sin contacto físico. Una vez realizado el mismo, retírese a una distancia de aproximadamente un metro, metro y medio hasta ver alguna reacción. Si es positiva vaya reduciendo de a poco el camino, sino… entiéndala, no ha de ser fácil soportar tanto molesto junto.

8- La amiga molesta (Dejamis tiroti tranquilus):
Típica clase de señorita de la que debe cuidarse, ya que es quien, en el momento menos pensado, se acercará a usted, mientras está en pleno remo para decirle a su amiga (tiroteada por usted) que está aburrida, o que está sola, o que quiere bailar, o algo que pondrá en serio riesgo su incursión con la amiga, ya que ésta, seguramente entrará en duda sobre si quedarse con usted o hacerle la gamba a su amiga.
Déle charla a la amiga molesta, como para que sienta simpatía por usted y le deje margen.

9- La amiga menos agraciada (Mochilae delindis):
Existe una ley no escrita milenaria que dice: “En todo grupo de mujeres habrá una que es la menos tiroteada de todas, y por algo es”.
Por lo general en presencia de una de ellas, el grupo de tiroteros amigos entre sí, intercambian codazos, cortinas basquetbolísticas, ganar la posición, hasta dejar, cual ley darwiniana de supervivencia del más apto, al más débil, lento o sacrificado, ante tal especimen, mientras los demás encaran al resto.
Tiene alto potencial de tranformarse en Dejame tirotis tranquilus, a menos que algún valiente (aún no fue definido en el catálogo) aparezca o ella sea lo suficientemente piola para dejarse fluir.

10- La Borracha Perdida (puestis fiesteris):
Es aquella borracha que se dedica a llevar la parranda a un nivel superior, y que se puede confundir con una buscadora, una caritativa o una negadora, a no ser porque ingresa en tal condición debido a la ingesta de bebidas espirituosas.

11- La Borracha Derrotada (puestis porelpisus):
Es aquella borracha que se transforma en una carga para su grupo de amigas, que suele quedar acomodada en un sillon junto a una montaña de abrigos y que hace las veces de generadora de vergüenza ajena a su grupo.

12- La Inolvidable (tencanta dentradae):
Es aquella clase de señorita besha o tolerante que, debido a que acompaña sus agraciados dotes con un carisma arrollador y una conversación interesante, se transforma en inolvidable.
Es ubicada con la bebida, tiene amigas que no molestan, no hace pasos demasiado extravagantes, ni siente la necesidad de mostrar todo el continente para atraer una mirada.
No abundan, pero cuando las encuentra, son una bocanada de aire fresco.
PD: Ah… por lo general usan perfumes frescos, no fuman o lo hacen muy poco y tienen una confianza en sí mismas que va más allá de lo físico.
También son divertidas.
PD2: Estadísticamente es imposible que todas lo sean…

Queridas Viandantes…
Hasta aquí la segunda parte del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches.
Espero puedan sentirse identificadas algunas más, pero todavía hay varias categorías para futuros envíos, así que no se preocupen.
Queridos Viandantes…
Díganme si no han cruzado algunos de estos especímenes, y coincidan o no con los estudios realizados por la UMass.

Por ahora me despido, espero vuestros comentarios,

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches – Primera Parte

Hola Queridos y Queridas viandantes…
Ya pasado el día del padre, volvemos a la programación regular del blog.
Las investigaciones de la Universidad de Massachusetts y su Cátedra de Estudios Sociales que dirijo.

Esta vez me tocó salir solo a hacer un trabajo encubierto de campo para comenzar a analizar la Fauna Nocturna Femenina, y de allí que estuviera entablando conversaciones con diferentes especímenes femeninos para, de esa manera poder contrastar todo el trabajo de investigación teórica que realizamos en interminables jornadas en el Campus.
Casualmente este sábado fue una jornada que lamentablemente terminó, porque analizar la fauna femenina nocturna no es un trabajo tan estresante como uno podría imaginar… y si pudiera volver a tener mi sábado a la noche, lo volvería a hacer… Todo por el progreso de la ciencia… es un trabajo duro, difícil, pero alguien lo debe hacer.

Antes de ingresar al Catálogo Propiamente Dicho, quiero tomarme unos momentos para acercarles algunas de las frases que dije el sábado a la noche o que me dijeron… Creo que es la mejor publicidad que puedo hacer a la hora de conseguir nuevos ayudantes alumnos/as, para el próximo semestre que estaremos lanzando.

1- Dame margen hasta que te mienta (Pulpo a una Señorita Besha)
2- Dejame fluir con la raba en la mano (Una señorita a Pulpo)
3- El encanto de la “comodidad” te aburguesa (Pulpo en modalidad pateador de asados)
4- Raba sí, sentimiento no (Pulpo en modalidad negociadora)
5- Si me das polenta, que sea Te Presto Pronta (Pulpo a una señorita Tolerante)
6- Tenés cara de guacha, pero te queda muy bien (Pulpo a una señorita)
7- Dejame que vaya a la sala iluminada que necesito reflexionar (Pulpo antes de irse al baño)

Se reciben pedidos de sumarse a la cátedra en este mismo mostrador.

En ese marco es que se llevó adelante la comprobación práctica del Catálogo de Fauna Nocturna Femenina en los Boliches. Y desde ese material, presentamos hoy, directo desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts, la primera parte.

Como primera edición de este catálogo vamos a presentar algunos de los principales tipos de mujer que usted, querido viandante, querida viandante puede encontrar, compartir o identificarse en la noche. Cabe aclarar que no siempre las categorías son absolutas y pueden (Y de hecho es muy frecuente) encontrarse ante seres híbridos que combinan más de una especie.

1- La Señorita Tolerante (seprendi encualquieris):
Es aquella que acepta cualquier personaje que se le acerque y le brinda una primera oportunidad y le da changüí. Es de la filosofía que un vaso de agua no se le niega a nadie, pero para prestar la cortadora de césped hay que ganársela.
Deberá usted aprovechar las oportunidades correctamente, pero ella no le cerrará las puertas en las narices antes que usted así lo merezca.

2- La Señorita Caritativa (simplis dechamuiarum):
Versión avanzada de la Señorita Tolerante; es de dar mayores oportunidades, y por lo general se dedica a aumentar las estadísticas de efectividad de tiroteo de los muchachos que concurren a los locales.
Se deja convencer fácil, aún cuando no está en sus planes originales conocer a nadie en el lugar.

3- La Señorita Buscadora (facilis facilorum):
Versión intransigente de la tolerante y la caritativa.
Para ella la noche está perdida si no ha sido encarada y si no ha tenido alguna clase de encuentro cercano de algún tipo (bah… con algún tipo).
Es la versión femenina del tirotis aloquecaminem, y al igual que ellos siempre consiguen algún éxito, aunque depende de la definición que cada uno dé a semejante vocablo.

4- La Señorita Vistosa (mansus gatus):
Vestida con apenas una ballerina de tul como minifalda, la espalda al aire y un babero negro de encaje como pechera.
No sufre del frío nocturno, pues aún en pleno Junio puede caminar mostrando más piel que programa de Tinelli. Lo único que se abriga son los pies, ya que siempre calza botas altas de cuero.
Utiliza movimientos extraídos de documentales de National Geographic mezclados con Pasión Tropical para bailar.
Por lo general se mueven en manadas o al menos en pares, y en los primeros acordes de canciones específicas (Me gustas mucho, quiero verla en el show, etc), comienzan un ritual de frotación y meneo para captar la atención.

5- La Señorita Negadora (histericus extremis):
Versión de la mansus gatus que utiliza sus armas en presencia de algún muchacho a quien, cual hámster mascota, se le cuelga la zanahoria en la punta de la ruedita para hacerlo trabajar, correr dar vueltas… con la sola intención de entretenerse a su expensa.
Al igual que motor con problemas, perderás demasiado aceite.

6- La Señorita Besha (partus comunquesum):
Versión más recatada que la mansus gatus, pero que seguramente le puede pasar el trapo si así lo decidiera; muchas veces son Tolerantes, pero están demasiado acechadas, y ante la gran cantidad de sefuealabostis (pesados), obligan a que uno levante el nivel y la calidad de su trabajo.
“Nota viandante: Generalmente vale la pena levantar el nivel y la calidad del trabajo.”

Señores y señoras viandantes… ya esta primera versión está siendo demasiado extensa y es por ello que llega a su fin.
Queridas Viandantes ¿Se sienten identificadas con alguna de estas categorías?
Queridos Viandantes ¿Algunas de estas categorías son las que ustedes prefieren?
De todos modos no se alarmen si la respuesta es No, aún faltan varias categorías más, pero quedarán para una próxima emisión…

Espero sus comentarios,

Saludos, cariños, besos y abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Segunda Parte

Esta vez me tomé una pequeña licencia de la Universidad de Massachusetts para poder venir a mi Córdoba natal a festejar mi cumpleaños. (De esa ocasión la foto que ilustra el texto. Pregunta al margen, por favor contesten en los comentarios: La barba ¿Debe quedarse o irse?) .
Sin embargo, pese a todo, soy un adicto al trabajo, así que decidí traerme los apuntes que habíamos trabajado para el Catálogo de Fauna Nocturna, y probarlos en Córdoba, ver si su aplicación era universal y poder transformarlo así, a través de la contrastación con la realidad en una teoría general.

Así que, directo desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts, continuamos con la segunda parte del “Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los boliches”

En la primera edición habíamos repasado las siguientes categorías:

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris)
2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem)
3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis)
4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis)
5- El Toquetero (Manis Largis)
6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis)

Así que ahora continuamos con:

7- El Invitador de Tragos (Solotiroti convasitus):
Es aquella clase de encarador que, por una sutil combinación de falta de imaginación y de inseguridad, debe compensar a través de la invitación compulsiva de brebajes.
Se lo suele ver con un vaso en la mano, y la única forma que tiene de acercarse a una señorita es si realiza la correspondiente invitación del trago.
No es que invitar un trago de vez en cuando esté mal… pero si es la única manera resulta pernicioso para el bolsillo y de baja efectividad.
La peor versión es probablemente el comprador extremo de baldes de champagne, aún más gastador e inseguro.

8- El Tipo Inalcanzable (Languis histericus):
Son aquellos que se dedican, por deporte a no encarar, sino esperar que las señoritas se acerquen, tontear un poco y luego dejarlas ir con una contusión en el ego.
Usualmente bien parecidos y con la estima por las nubes.
Sufren las malas rachas mucho peor que el común de los mortales, por estar mal acostumbrados al éxito.

9- El Simpático Entrador (robarisae deminitis):
Al igual que el Lerdus Paraloschistis o gracioso pensativo, sabe que es la risa el mejor camino al corazón de una mujer, sin embargo, se diferencia del lerdus en que tiene un timing mucho más aceitado y una habilidad (natural o entrenada) para alternar la humorada, la sonrisa cómplice, la ironía, la mímica y la gracia de doble sentido. Por lo general no es tímido y en más de una ocasión ha demostrado sentido del ritmo para el baile.

10- El Zarpado / Pesado (sefuealabostis):
Al igual que el simpático entrador y el lerdus paraloschistis, coincide en la búsqueda de la sonrisa pero, a diferencia de los otros casos, carece del talento para el humor, del timing para manejar el momento, de las leyes de la proxemia, y de los límites del buen gusto.
Por lo general sus tácticas carecen de efectos y suele verse enfrentado a situaciones en que confronte con un Spantae Pesatis o Amigo Salvador.
Difícilmente pueda superar una prueba de alcoholemia o de sentido de la ubicación.
No es recomendable escuchar sus consejos de protocolo.

11- El Tímido (Notira niempedus):
Ser usualmente retraído, poco hábil en las interacciones sociales con desconocidos, aún cuando quizás domine las interacciones de confianza con honda soltura.
No suele acercarse a una señorita a no ser que alguien se la presente, y si, se da la situación que trate de entablar una conversación por motus propio con una desconocida, le resulta sumamente estresante y se acerca casi como pidiendo permiso para utilizar sus propias cuerdas vocales.
Carece de la solvencia necesaria a la hora de robar un “Bueno” y se escuda o esconde en tanto le sea posible.
Es recomendable que practique su oratoria en público (para enfrentar el temor) y que se busque su propio mantra. (Para los que les sirva… les acerco mi mantra predilecto: “Más vale pedir perdón que permiso”).

12- El Dancer Extremo (Bailoterus Exageratis):
Es aquél que parece sacado de un video clip de Christina Aguilera o Beyonce Knowles.
Luego transportado por dos o tres sesiones de La Ola está de Fiesta, cuatro horas de tarima de Muchmusic, seis jornadas intensivas de realitys de MTV, y severas jornadas viendo coreografías de El Agite o Magneto.
Una vez logrado semejante cóctel, la automatización de movimientos del cuerpo de tales muchachos en cuestión, logran la realización de movimientos desconcertantes que logran expresiones de sorpresa o incredulidad entre los demás asistentes de la fiesta.

Queridos y Queridas Viandantes, hasta aquí hemos desglosado una segunda parte del catálogo de Fauna Nocturna Masculina con seis categorías más de los especímenes que usted, señorita viandante puede encontrar al deambular la noche, o que usted, muchacho viandante puede transformarse al cruzar el umbral que custodian un cordoncito y un monigote de dos metros.

Espero sus comentarios y será hasta la siguiente edición.

Saludos, cariños, besos y abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Primera Parte

Buenas buenas queridos viandantes:

Cómo les va?

Les cuento qué ha estado sucediendo últimamente por la Universidad de Massachusetts.
Con el equipo de la cátedra de la que soy titular decidimos realizar un trabajo de campo en la noche, para investigar la fauna nocturna masculina y femenina y en función a eso poder llevar a la luz algunas situaciones y perfiles de las distintas personas que transitan la noche.

Para ello, mis colegas la adscripta a la cátedra, el JTP y la ayudante alumna (Que ven en la foto, que completan mi equipo en las clases de la cátedra en Boston, Massachusetts) decidimos realizar una incursión noctámbula para tomar de la realidad datos observables y en función a ellos generar nuestro paper y nuestras conclusiones.

La mejor manera que encontramos fue hacerlo de manera encubierta, para que la gente no sospechara nada y nos permitieran trabajar con el rigor científico que requiere el tema, y por ello ven que nuestros uniformes de trabajo quizás no sean los convencionales, pero sí fueron los más efectivos.

Tras esta breve, pero no por ello poco importante introducción, y directamente desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Masschusetts, y agradeciendo nuevamente al Decano Anderton y el apoyo institucional recibido que nos permitió costear la indumentaria, y los tickets de las fiestas que recorrimos, presentamos el Catálogo de Fauna Nocturna. Comenzando en esta ocasión con la Fauna Masculina.

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina: “Los especímenes que se encuentran en los boliches”.

Como primera edición de este catálogo vamos a presentar algunos de los principales tipos de hombre que usted, querida viandante, querido viandante puede encontrar, compartir o identificarse en la noche. Cabe aclarar que no siempre las categorías son absolutas y pueden (Y de hecho es muy frecuente) encontrarse ante seres híbridos que combinan más de una especie.

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris):
Es aquél que constantemente utiliza el mismo método de encare que alguna vez le funcionó ya sea a él o a algún amigo, y que por ello adopta como sistema de tiroteo por muy baja que sea su efectividad, ya que inconcientemente tiene el recuerdo de una ocasión en que logró el objetivo.
Es quien todas sus conversaciones las comienza de la misma manera, diciendo lo mismo y esperando las mismas respuestas. Tiene una baja tasa de efectividad y suele volver solo al hogar, donde reordena su sistema y vuelve a atacar la noche siguiente con su versión beta, aunque, no mejorada.

2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem):
Es aquél que no repara en condiciones a la hora de tirotear. No hace diferencias entre sus objetivos, sólo le importa que existan y que estén las mujeres, y así como la Constitución Nacional, no distinguen razas, credos, condiciones físicas, mentales ni otras menudencias.
Tiene baja efectividad en la relación encaradas / éxitos, pero alta efectividad en la relación noches / éxitos.
Aunque depende mucho de lo que uno defina como éxito…

3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis):
Es aquél que desde el momento de entrar a la fiesta ya está borracho y sólo puede atinar a encarar hablando extremadamente cerca del oído y apoyando la frente en el parietal de la señorita en cuestión.
Suele venir acompañado de mal aliento y/o bufalitos, y por lo general va a por el beso en los momentos más inverosímiles.
Puede volverse sumamente pesado pero por lo general es inofensivo.

4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis):
Es aquél que comprende que la mejor manera de lograr llamar la atención de una señorita es haciéndola reír. Su grave problema es que no tiene la chispa suficiente o la velocidad para lograr un comentario sagaz, sino que se queda observando a la mujer hasta que encuentra qué puede decir medianamente simpático sobre ella o la situación.
Su grave inconveniente es que mientras está meditando la mejor humorada, suele venir alguien más veloz y le ocupa el puesto.

5- El Toquetero (Manis Largis):
Es aquél que necesita entablar un diálogo desde al menos cuatro de los sentidos, para ir en busca del quinto.
Empieza por el tacto, ya sea agarrándole la mano o el brazo a la señorita mientras pasa (Como si eso hiciera diferencia… ella sigue de largo, ofcors), o tocándole el pelo (Y poniendo cara de sensual constipado), a veces hasta oliéndolo (¿Qué querrá saber, si usa Pantene?), luego si logró frenarla al menos un poco se le acerca al oído (generalmente por detrás), para decir una frase entre piropesca, guasa y graciosa; si el cóctel funciona, sigue con la mirada profunda, todo en busca de probarla con el gusto.
No suele funcionar, pero a veces encuentran señoritas con la guardia (Y/O estima) baja que sucumben a tales artimañas.

6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis):
Este especimen se diferencia de los demás en que en esta situación no está tiroteando, sino que acude al llamado (o usualmente al manoteo) de una amiga que está con un indeseable y termina siendo quien bajo la concepción de “Estoy con él” sirve de excusa a la muchacha en cuestión para zafar.
Este especimen, una vez cumplimentado su función de amigo salvador, probablemente vuelva a su modalidad normal de tirotero que es alguna de las mencionadas en este catálogo.

Queridos y queridas viandantes. Como se imaginarán este catálogo es mucho más extenso, así que será presentado en varias ediciones y varias emisiones aquí en Atención Viandante.

Espero sus comentarios, observaciones, acotaciones, etc.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos a discreción

Dixit

Pulpo

Pulpo