Retratos y Personalidades: El Remador

 

Buenas buenas queridas y queridos viandantes, ¿cómo les va?

Hace poco más de un mes, comenzamos con una nueva serie sobre Retratos y Personalidades, donde revisamos a la Patito Feo y vimos sus cualidades y cómo lidiar con ella.

Hoy nos toca hablar de un personaje que bien podría ser definido como un antihéroe romántico, personaje de muchas historias desde la literatura clásica; y al que, gracias a su esfuerzo, todos queremos que se termine quedando con la chica en la gran mayoría de los casos: El Remador.

Sin embargo, hay diferentes clases de remadores, y aquí vamos a categorizarlos, siguiendo la misma taxonomía que hacemos con las Faunas Masculinas y Femeninas.

  1. El que rema porque hay otro oficial (Pateadoris Asadus)remador
    Este tipo de remador ya lo abordamos en el Manual del Pateador de Asados, pero es nuestro deber desmitificar algo: El pateador de asados, es un remador de ley, que da la casualidad que ha encontrado la chica de sus sueños después que otro. Como tal, es de esperar que se dedique a remar y a intentar lo que esté a su alcance para conseguir a esta señorita en cuestión.
    No hay que confundirlo con el pateador deportivo compulsivo, que es como un tirotero que no distingue ni discrimina a la hora del encare y ahí caen también quienes están actualmente en pareja.

  2. El que rema como estilo de vida (Remerus todoslossabadus)
    Siente orgullo de su condición de remador, que además es lo que hace que de vez en cuando vuelva a su casa acompañado, que le ha permitido volver semana tras semana al boliche con la esperanza renovada por recordar que alguna vez lo logró y que el esfuerzo es recompensado.
    Rara vez es la figura o estrella de la noche, pero al mejor estilo de un buen jugador de reparto, su solidez, constancia y consistencia lo puede llevar a mantenerse en la liga.
    Es reconfortante verlo trabajar, ya que es un entusiasta del tiroteo y es capaz de inspirarnos con su perseverancia más que lo que haría un discurso de Steve Jobs en Stanford.
  3. El que rema por amor (Lerdus paraeltirotis pero enganchaditus)gondolero
    Muchas veces confundido por el tímido común. Este remador se dedica a ir lentamente alisando el terreno hasta que la señorita a) Se caiga de maduro que quiere estar con él o b) Se canse y lo mande a freír churros a la loma del sornocho (Mode Eufemismo On para "se canse y se vaya con otro mientras el remador va  derechito al carajo donde fue enviado por ella").
    Este remador es alguien que en una situación normal no tiene ese problema, salvo con esta particular señorita a la que no encuentra la manera de hacerle saber que la "añora" por muy evidente que sea para el resto de los mortales.
  4. El que rema aún hundido (Insistidoris yaestaflacus notevanadarbolis)
    No entiende de sutilezas, pero tampoco entiende cuando se le dice las cosas directas; básicamente no entiende el concepto "No" como respuesta válida, y en su mente lo interpreta como: "Todavía no, pero seguí tiroteándome que me está gustando".
    Y más aún, su mente juega con sus oídos y de esta manera transforma frases como: "Dejate de joder, no podés ser tan pesado" en algo así como "¡Uy, qué lindas cosas que me decís…! me parece que estoy aflojando… ¿por qué no probás agarrándome del brazo y oliéndome el pelo que me encanta?"
    Si se siente identificado, aléjese de este estilo, que es el único realmente detestado de los remadores.
  5. El que arruina mientras rema (Demaderis paraelremus)Remadormadera
    Arranca bien… comenzó con una buena frase, una buena mirada, o con la química inicial de la primera imagen… sin embargo cada vez que habla mete la pata, arruina de a poco (o de a mucho) la situación y lo que en un principio era promisorio, termina siendo insostenible al poco tiempo.
    Casos paradigmáticos como terminar hablando de filosofía neokantiana en plena canción de Robbie Williams han sucedido…
    Casos peores como bailar el paso del robot rengo también…
  6. Yo (Remerus en primeris personae)
    El que diga que no lo es, miente. En alguna situación, en algún caso, en algún momento, todos hemos remado, o nos hemos arrepentido de no hacerlo.
    Es para ello que les dejo el mantra del remador: "Agua en la que no has de remar… no es agua que valga la pena ser bebida".
    No sé si será cierto o no, pero te motiva a que durante el remo, no pierdas el horizonte… al final de cuentas, a cada chancho le llega su San Martín, y a cada remador le llega su Juego Olímpico.

Bien queridas y queridos viandantes, hasta aquí el texto sobre el remador, especialmente dedicado a Alew, que hace más de dos meses lo viene pidiendo.

Espero que lo hayan disfrutado y dejen sus comentarios,

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Etiquetas de Technorati: ,remador,gondolero,conquista,,tiroteo
Pulpo

Catálogo de Fauna Masculina y Femenina en los Gimnasios – Primera Parte

Buenas buenas queridas y queridos viandantes, ¿cómo les va?

Hoy, y debido a un entredicho con mi proveedor de Internet, recién estoy actualizando y trayendo la nueva clase en día lunes, por obra y gracia de Papá Pulpo que me presta su computadora y su ADSL con su proveedor de Internet que sí funciona.

Bien… retomando una materia que hacía mucho que no veíamos, hoy hablaremos de un nuevo Catálogo de Fauna, pero esta vez, la Fauna en los Gimnasios.
Gimnasio
El gimnasio, según se cree, es un lugar reservado para el acondicionamiento físico de la gente que allí concurre, cuando la realidad indica que no es tan así, ya que hay mucho “animal distinto” yendo a los gimnasios y mucho objetivo diferente en torno al mismo.

  1. El Inflado (Grandotus alpedis)
    Dícese de aquel ser cuya sumatoria de hipertrofia y ejercicios exigentes, se combina con suplementos dietarios y dieta balanceada de cereal, clara de huevo y banana.
    Su único objetivo está centrado en ganar tamaño, aún a costa perder puntos a la hora de despertar interés para una charla.
  2. El comenzador compulsivo (Meanotus todolosmesis)
    Muchacho que mes tras mes se jura, y perjura que asistirá a las clases del gimnasio bajo la consigna de “no puedo seguir sin hacer nada”. De esta manera, todos los meses se inscribe, paga su cuota y dura un promedio de una a dos clases; y nunca pasa a tener un plan de ejercicio por estar siempre en el “período de adaptación”.
    No es muy promocional para la imagen del gimnasio al que asiste porque nunca puede mostrar resultados, pero es uno de los favoritos de los dueños del gimnasio.
  3. La que gusta del entrenador (lopartus alprofis)

    Señorita que se dirige al gimasio religiosamente todas las jornadas a tirotear al profesor y/o entrenador.
    A veces puede fingir una torcedura de tobillo o el desconocimiento de un ejercicio para tenerlo cerca.
    Suelen calificar de “esa” a cualquier otra que haga lo mismo, o que dé la casualidad que esté conversando con el profesor.

  4. El conversador (estoyalvicius voyporesus)
    Le queda el gimnasio cerca, no tiene nada más que hacer, y es por ello que se acerca todas las tardes un rato a hablar con los profesores, con otros participantes del gimnasio.
    Le ayudan a los que están jugados con el peso que levantan para que puedan hacer los ejercicios.
    Se pasa del otro lado del mostrador a ver “qué hay en el MP3 para poner”, cambia con el control remoto la programación de los canales al frente de las cintas y las bicis.
    Son inofensivos, puede dar charla y entretener, pero rara vez ejercita.
  5. chica en gimnasio

  6. La que hace todas las clases (boludecis quehayae seanotam)
    Pilates, Tae bo, aerobox, aerobic, spinning, aqua gym, trote gym, revoleanding lachancleting, salsa, rumba, merengue, chachacha, step, stop, stap, matraquing, cool-choneta, y toda cuanta nueva tendencia se aparezca por el gimnasio, ella se inscribirá y le contará fascinada a todo el mundo sobre las bondades de la nueva técnica de fitness, y sobre su conversión cuasi religiosa al pilatismo, taebudismo, aeroboxismo, etcétera, que dura algo así como un par de meses hasta que aparezca la nueva tendencia que inmediatamente suplantará a la anterior.
  7. El que va a ver chicas (solomirae losculus)

    Se anota en el gimnasio y se inscribe en las clases de aeróbica (cualquiera de las mencionadas anteriormente), pero no para mejorar su propio estado físico, sino para situarse allá bien atrás del curso y obtener la mejor panorámica de todas las calzas ajustadas que concurren a clase junto con él.
    Su principal objetivo no es físico, sino recreacional visual.
    También se lo puede ver merodeando los aparatos en que se hace glúteos o mariposa.

Bien queridos y queridas viandantes, hasta aquí la primera parte del Catálogo de Fauna en los Gimnasios; y recuerden los cordobeses que por ser viandantes tienen beneficios en el gimnasio ErgoClub.

Como bien dice la gente de Powerade: “Disfrutá del deporte a tu manera”… por ello es que la Fauna de los Gimnasios es tan variada.

Espero que hayan disfrutado el material de hoy, dejen sus comentarios

Saludos, cariños, besos, abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna en los Casamientos

Buenas Buenas Queridas y Queridos Viandantes, Cómo les va?

Hoy vamos a volver a analizar una materia que tratamos alguna vez, allá lejos y hace tiempo: La Fauna Nocturna Masculina y Femenina

Esta vez, el decano Anderton decidió enviarme a un casamiento que se realizaba en Texas, como verán en las fotos, me tocó hacer el sacrificio, todo para que tratáramos una situación que puede (o no) iniciar el camino a la felicidad de una pareja: El Casamiento. Bueno, más allá de los felices novios, uno puede encontrar varios otros especímenes, algunos de los cuales, describiremos en esta ocasión:

1- El Tío Borrachín (Viejitus beodus)

Afamado tío de alguno de los novios, que suele arrancar temprano el copetaje, acodado junto a la barra, persiguiendo mozos y mozas a por los vasos de lo que haya (Desde el Strawberry Fizz inicial hasta el fernezón post comida); usualmente tiene un apodo gracioso y una esposa que gesticula enojada por el show que da el marido.
Es tradicionalmente además, el encargado del repetitivo grito de “¡Vivan los Novios!”

2- La Soltera Preocupada: (Casisematis porelramus)

Amiga de un par de años más que la que se casa. Preocupada por su estado de soltería, hasta el límite de creer en todos los clichés y supersticiones.
Es capaz de golpear con los codos como Shaquille O´Neal ganando la posición con tal de conseguir el ramo; manotea de a dos o tres cintitas a ver si saca el anillo del pastel y es capaz de bailar todas las canciones hasta No la dejes ir a Violeta en un intento de seducir a su futuro prometido, sea éste quien sea. Ya no abundan como antes, pero aún existen.

3- El Primo recientemente iniciado: (Pendejitus alzadisimus)

Jovencito generalmente primo o hermano menor del que se casa. Recientemente iniciado en las costumbres tiroteras, así que no respeta lazos familiares, ceremonias, autoridades del registro civil, ni los límites de la moral y las buenas costumbres.
Cual bandada de perros perseguirá a toda mujer que se le cruce con la intención de tirotearla, la cercanía de la bebida libre y el panorama con vestidos de gala aumentan fuertemente su tendencia.

4- La Comentarista: (Sacaelcueris laguanacae)

Amiga no tan cercana de la pareja, cuya función es buscar y detectar cualquier error, furcio o mala combinación de colores.
Suele contar los tragos ajenos para poder después dar el parte en rueda de chismes, mira si alguien encara a otra persona para poder después relatarlo.
Generalmente está cerca de la acción, pero no participa de ella.

5- El Tío Verde: (Jovatus babosimus)

Tío de uno de los contrayentes, que suele disfrutar las situaciones de casamientos por la posibilidad de ver jóvenes muchachas arregladas en cantidad.
Suele ser el primero en levantarse cuando aparece una odalisca que “alegra” el evento; baila con meneos de cintura y con movimientos de brazos alrededor de las señoritas.
Hace chiflidos en el juego de las ligas, y se frustra si no participa del mismo.
Suele ser el iniciador de todos los “trencitos” con tal de colocarse tras de alguna muchacha con sus brazos en la cintura.

6- La Que Gusta de la Música de Otros Tiempos: (Desaforadis Ochentosae)

Amiga casada de la novia que en una reminiscencia por sus “épocas más pachangueras” se vuelve loca al escuchar las canciones y éxitos de los años ochentas.
Suele gritar cosas como “Uy cuchá esaaaaaaaa”, “Ohhhh…. No… mirá lo que puso el diyei!!!” y cosas similares.
Canta los éxitos con los ojos cerrados, con movimientos exagerados y apuntando hacia arriba como si se los dedicara al Barbas.
Es inofensiva, a excepción de algún eventual codazo o pisotón entre medio de la emoción musical.

Bien queridos y queridas viandantes, hasta aquí esta edición del Catálogo de Fauna Nocturna en los Casamientos. Espero lo hayan disfrutado y dejen sus comentarios.

Antes de cerrar, y nobleza obliga, agradecerle a Never por el enchulamiento de mi computadora, gracias a lo cual es posible que se den estas actualizaciones desde la comodidad de mi casa, y desde la comodidad de una computadora veloz.
Gracias, Never!

Segundo, agradecerle a la Universidad de Arizona State en Phoenix y su decano de Estudios Sociales Michael Crow, por dejarnos contar con la presencia de un colega de aquella universidad, el doctor Kyle Black, del que pronto verán algunos materiales que hemos preparado en conjunto.

Tercero, agradecer a Guri y Never por el bello regalo de una camiseta con el logo de la Umass Film & Arts, que también pronto verán en las producciones realizadas.

Cuatro, voy a dejarles una fotografía de la juntada de fin de año viandante realizada en Córdoba, arrollado de jamón y pollo de por medio.

En la foto pueden ver a Kyle Black, Mamá Pulpa, Dayana, Este Humilde Profesor, Alew, Guri y Never.

Y finalmente, para cerrar, un amigo vino para dejarles un saludo… así que, con ustedes Santa Claus.

Tras todo esto me despido hasta la próxima.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos,

Dixit, Saludat y Agradecet

Pulpo




Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Cuarta Parte

Buenas Buenas, Queridas y Queridos Viandantes.

Muy linda la fiesta y vamos a seguir con ello, pero es hora que vayamos comenzando el segundo año lectivo, y lo vamos a hacer de a poquito y con un reclamo que recibí en la misma fiesta…. “¿Por qué, profe, hay cuatro unidades del catálogo de fauna femenina y sólo tres de la masculina?”

Bueno, acá viene la cuarta, pero antes… un breve repaso por las tres anteriores.

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Primera Parte

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Segunda Parte

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Tercera Parte

Ya habíamos analizado:

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris)
2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem)
3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis)
4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis)
5- El Toquetero (Manis Largis)
6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis)
7- El Invitador de Tragos (Solotiroti convasitus)
8- El Tipo Inalcanzable (Languis histericus)
9- El Simpático Entrador (robarisae deminitis)
10- El Zarpado / Pesado (sefuealabostis)
11- El Tímido (Notira niempedus)
12- El Dancer Extremo (Bailoterus Exageratis)
13- El Enamoradizo (mecasus primus)
14- El que quiere ir a los bifes rápido (tirotis expresus)
15- El Tiroteado (queguachus comohacis)
16- El desaliñado preparado (peinadus mambrusis)
17- El mentiroso (mecreus mifabulis)
18- El Buen Amigo (tirotis bichus mochilae)

Ahora sí, sin más presentaciones, directo desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts, la Cuarta Parte del Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches:

19- El que llega en auto ruidoso (Boludis ad cuerdae):

Esta no es una categoría que se la identifique adentro tan fácilmente, pero es aquél que llega en un auto generalmente varios centímetros más bajo que lo salido de fábrica, con una luz azul que apunta al suelo bajo el chasis, un “Eléctrica Salsa.. ajá ajá” a todo volumen y un rugido de motor como si fuera a seiscientos por hora, cuando el cacharro no da más de 60.
Gusta de frenazos violentos y de arrancar más violentamente.
Tiene la fantasía de creer que anda en un Lamborghini Murciélago, pero en realidad su bólido es más parecido a las carabelas que hacíamos con cáscara de nuez en la primaria.
Adentro del boliche, no se preocupe… seguirá siendo un boludis ad cuerdae.

20- El escolta (tirotis conecus):

Siempre acompaña a un tirotero exitoso o semiexitoso.
Replica sus comentarios y lanza frases por encima del hombro de este último.
Por lo general tiene un vaso en la mano y tras cuatro frases desde la espalda de su compañero, recién da la vuelta para hablar con la co-tiroteada.
Suele meterse en los tiroteos ajenos con comentarios y adiciones (aunque rara vez suman).

21- El que no se resigna (tirotis hasta lapuertus):

Nunca da por perdida una noche.
Optimista remanido que persigue a las señoritas que salen del guardarropa acomodándose la campera, las que están haciendo señas al taxi; las que bajaron la persiana de la salida.
Por lo general es un tirotis aloquecaminem en mala racha.
Su escala es como bien diría la Bersuit en Va por Chapultepec… a esa hora si es humano… mejor.

22- El que busca pleito (habemus pelotudus patodis):

Muchacho que suele ir acompañado de otros compañeros de la misma especie, cuyo objetivo no es el tiroteo, sino la pelea y la demostración de su machismo alfa pasa por otro lado. Si los reconoce vaya hacia otro lado, y no por cobarde, sino porque por lo general las mujeres estarán en otro sector.

23- Bonus track La Pandilla Masculina (Mastur Bandae):

Aquí las invidualidades no son lo mismo que en el resto del catálogo. Aquí la mentalidad de masa supera a cada uno y funcionan de manera diferente.
Suelen potenciar sus limitaciones y falencias y rara vez, querida viandante encontrará uno que valga la pena durante una instancia pandillera. Cuando están solos vuelven a su categoría original.

Listo queridas y queridos viandantes el Catálogo de Hoy…

Y Ahora…

CATARATA DE BONUS TRACKS!!!

Primer Bonus Track:

Sigue la Crónica de la Fiesta.

En un momento de la fiesta, y recordando la campaña iniciada por theflaq, el Pulpo aquí firmante fue a buscar materiales para armar las dichosas capelinas, ya que las principales promotoras lo habían olvidado.

Por si fuera poco, luego convencimos a Dayana que mezclara ambas cualidades y muestre que se puede jugar con Crespo y Batistuta o con escote y capelina

Al ratito… y tras su breve paso como promotora de Alfajores La Quinta, posó para la promoción del libro Atención Viandante.

Por si fuera poco, también Luciana sacó sus dotes promotorísticas y también posó con el libro.

Luego de ello Gurisa, enojada porque no le prestaban la capelina increpó y amenazó con mostrar unos videos que tenía, siendo que el pobre profesor no tenía nada que ver.

Luego, para hacer las paces, decidimos sacar la torta, que fue devorada en escasos instantes.

Panza llena corazón contento, fue la hora de firmar el libro, ya que después de haber ligado dulce, seguro iban a ser más benévolas las dedicatorias y comentarios.

Después de semejante crónica no se me pueden andar quejando!!!!!

Sin embargo…

Un Nuevo Bonus Track

Como regalo especial, Marbot, se hizo presente en un trabajo conjunto con el Pulpo.
Vean y disfruten

Y por si fuera poco…

UN BONUS TRACK MÁS

Las maneras más locas de llegar a la Cátedra.

Ahora sí, no se pueden quejar el pedazo de post que armé para iniciar el segundo año lectivo.

Saludos, cariños, besos y abrazos,

Dixit, Historietat, Invitat Lupus, Bonustrackat, fotografiat, etceterat

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Tercera Parte

Ya regresado de unas mini vacaciones que me tomé de mis deberes en la Universidad, aprovechando que el alumnado tenía un fin de semana largo porque movía el 4 de julio al 6 y me tomé el 9 para festejar la independencia de mi país.

Ya vuelto a mis obligaciones normales con la Universidad, quería acercarles una nueva edición del Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches.

Antes que nada quería contarles que estuvimos con algunos colegas, los doctores Elvis, Taburete, Deivi Gilmur y Siemprelisto, quienes contribuyeron invalorablemente con sus acotaciones a la hora de diseñar esta tercera parte del catálogo, y corresponde el agradecimiento de rigor.

Habiendo hecho la aclaración comenzamos con un brevísimo repaso, especialmente teniendo en cuenta que se acerca el primer examen.
Ya habíamos revisado las siguientes categorías:

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris)
2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem)
3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis)
4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis)
5- El Toquetero (Manis Largis)
6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis)
7- El Invitador de Tragos (Solotiroti convasitus)
8- El Tipo Inalcanzable (Languis histericus)
9- El Simpático Entrador (robarisae deminitis)
10- El Zarpado / Pesado (sefuealabostis)
11- El Tímido (Notira niempedus)
12- El Dancer Extremo (Bailoterus Exageratis)

En la Primera Parte del Catálogo, y la Segunda parte.

Y ahora sí, sin más presentaciones, continuamos con la Tercera Parte del Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches, directamente desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts.

13- El Enamoradizo (mecasus primus):
Es aquél que anda prácticamente anillo en mano, dispuesto a comprometerse o casarse con la primera mujer que se le cruce en la noche.
Suele repetir en voz alta y a sus amigos la frase “Me caso, primo (negro, hermano, gordo, etc. de acuerdo a a quién se la diga)!!!!”
Por lo general el amor no le dura demasiado, y apenas gire su vista encontrará una nueva madre de sus hijos, futura esposa y un nuevo grito de “Me caso primo!”.

14- El que quiere ir a los bifes rápido (tirotis expresus):
Muchacho que sabe romper el hielo inicial con un buen comentario, pero que carece de juego de continuación; entonces siente que toda chance tirotera se reduce a los primeros tres minutos o las cinco primeras frases.
De ahí que la sexta frase sea dicha con las llaves entre los dientes y un “Querés que vamos al auto?”.
Suele incorporar entre sus artimañas el “Hacerle dar una vueltita”, el “Bailoteo Meneoso” y el “Tanteo subrepticio”.

15- El Tiroteado (queguachus comohacis):
Es aquél que se dedica a estar parado o bailando en un sector de la pista, charlando con sus amigos, y de repente se le acerca una señorita a darle charla y tirotearlo.
A diferencia del languis histericus, éste es mucho mejor onda y probablemente sea divertido. Cuando él tirotea (menos veces que la que es encarado) suele ser un robarisae deminitis, lo que lo hace una categoría exitosa en la noche, y un buen aliado a la hora del tirotis grupalis.

16- El desaliñado preparado (peinadus mambrusis):
Es aquél que tarda tres horas antes de la salida en acomodar cada uno de sus pirinchos con la adecuada dosis de gel y crema para peinar; con movimientos ondulares y sobadores de su mano (o dedos) sobre el pelo.
Con constantes idas al baño para chequear que todo esté en la misma posición.
El resultado buscado con tantas horas de preparación es lograr un peinado equivalente a parecer que uno recén se levanta y ahí decidió ir al boliche.
Es el mismo peinado con el que me levanto tras una reparadora jornada de colchón. La única diferencia es que él demoró tres horas en lograr el cuidado look descuidado; y yo aproveché esas tres horas para estar como una lechuga y alerta, y después me peino.
También es conocido por otro nombre científico: “medabroncae steboludis”.

17- El mentiroso (mecreus mifabulis):
Es un tirotero digno de mención. Tiene mucho talento creativo, es divertido, gracioso, simpático. Sin embargo, tiene poca fe en el “Ser él mismo” que decíamos que es clave para conquistar a cualquier mujer de sus sueños, y en vez de pulirse o reinventarse, lisa y llanamente crea desde cero.
Debe evitar pisar palitos y necesita una gran memoria.
Suele caer en el error común del “Demasiado”.
Para todos los mentirosos que anden dando vueltas: “Cuando inventen su personaje, invéntenlos con defectos, o se caerán por su propio peso”.

18- El Buen Amigo (tirotis bichus mochilae):
Es una parte esencial de todo tándem o team tirotero.
Es a quien uno recurre en momentos de necesidad y en quien uno confía ciegamente.
Es capaz de todo por un amigo y será quien, a la hora de ver a su amigo en plena acción con una Señorita Besha, Inolvidable o tiroteo positivo en general, hará de tripas corazón e interceptará a toda “mochilae delindis” o “dejame tirotis tranquilus”, con tal de darle margen de acción y operación a su fiel compañero de aventuras.
Existe reciprosidad entre amigos, y a todos nos tocará en algún momento serlo, aunque hay quienes lo tienen más desarrollado naturalmente.
Dios los tenga en la gloria!

Queridos y Queridas Viandantes; hasta aquí la tercera parte de este Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches.
Espero lo hayan disfrutado.

Los voy dejando hasta la próxima, y espero sus comentarios.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Segunda Parte

Esta vez me tomé una pequeña licencia de la Universidad de Massachusetts para poder venir a mi Córdoba natal a festejar mi cumpleaños. (De esa ocasión la foto que ilustra el texto. Pregunta al margen, por favor contesten en los comentarios: La barba ¿Debe quedarse o irse?) .
Sin embargo, pese a todo, soy un adicto al trabajo, así que decidí traerme los apuntes que habíamos trabajado para el Catálogo de Fauna Nocturna, y probarlos en Córdoba, ver si su aplicación era universal y poder transformarlo así, a través de la contrastación con la realidad en una teoría general.

Así que, directo desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts, continuamos con la segunda parte del “Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los boliches”

En la primera edición habíamos repasado las siguientes categorías:

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris)
2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem)
3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis)
4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis)
5- El Toquetero (Manis Largis)
6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis)

Así que ahora continuamos con:

7- El Invitador de Tragos (Solotiroti convasitus):
Es aquella clase de encarador que, por una sutil combinación de falta de imaginación y de inseguridad, debe compensar a través de la invitación compulsiva de brebajes.
Se lo suele ver con un vaso en la mano, y la única forma que tiene de acercarse a una señorita es si realiza la correspondiente invitación del trago.
No es que invitar un trago de vez en cuando esté mal… pero si es la única manera resulta pernicioso para el bolsillo y de baja efectividad.
La peor versión es probablemente el comprador extremo de baldes de champagne, aún más gastador e inseguro.

8- El Tipo Inalcanzable (Languis histericus):
Son aquellos que se dedican, por deporte a no encarar, sino esperar que las señoritas se acerquen, tontear un poco y luego dejarlas ir con una contusión en el ego.
Usualmente bien parecidos y con la estima por las nubes.
Sufren las malas rachas mucho peor que el común de los mortales, por estar mal acostumbrados al éxito.

9- El Simpático Entrador (robarisae deminitis):
Al igual que el Lerdus Paraloschistis o gracioso pensativo, sabe que es la risa el mejor camino al corazón de una mujer, sin embargo, se diferencia del lerdus en que tiene un timing mucho más aceitado y una habilidad (natural o entrenada) para alternar la humorada, la sonrisa cómplice, la ironía, la mímica y la gracia de doble sentido. Por lo general no es tímido y en más de una ocasión ha demostrado sentido del ritmo para el baile.

10- El Zarpado / Pesado (sefuealabostis):
Al igual que el simpático entrador y el lerdus paraloschistis, coincide en la búsqueda de la sonrisa pero, a diferencia de los otros casos, carece del talento para el humor, del timing para manejar el momento, de las leyes de la proxemia, y de los límites del buen gusto.
Por lo general sus tácticas carecen de efectos y suele verse enfrentado a situaciones en que confronte con un Spantae Pesatis o Amigo Salvador.
Difícilmente pueda superar una prueba de alcoholemia o de sentido de la ubicación.
No es recomendable escuchar sus consejos de protocolo.

11- El Tímido (Notira niempedus):
Ser usualmente retraído, poco hábil en las interacciones sociales con desconocidos, aún cuando quizás domine las interacciones de confianza con honda soltura.
No suele acercarse a una señorita a no ser que alguien se la presente, y si, se da la situación que trate de entablar una conversación por motus propio con una desconocida, le resulta sumamente estresante y se acerca casi como pidiendo permiso para utilizar sus propias cuerdas vocales.
Carece de la solvencia necesaria a la hora de robar un “Bueno” y se escuda o esconde en tanto le sea posible.
Es recomendable que practique su oratoria en público (para enfrentar el temor) y que se busque su propio mantra. (Para los que les sirva… les acerco mi mantra predilecto: “Más vale pedir perdón que permiso”).

12- El Dancer Extremo (Bailoterus Exageratis):
Es aquél que parece sacado de un video clip de Christina Aguilera o Beyonce Knowles.
Luego transportado por dos o tres sesiones de La Ola está de Fiesta, cuatro horas de tarima de Muchmusic, seis jornadas intensivas de realitys de MTV, y severas jornadas viendo coreografías de El Agite o Magneto.
Una vez logrado semejante cóctel, la automatización de movimientos del cuerpo de tales muchachos en cuestión, logran la realización de movimientos desconcertantes que logran expresiones de sorpresa o incredulidad entre los demás asistentes de la fiesta.

Queridos y Queridas Viandantes, hasta aquí hemos desglosado una segunda parte del catálogo de Fauna Nocturna Masculina con seis categorías más de los especímenes que usted, señorita viandante puede encontrar al deambular la noche, o que usted, muchacho viandante puede transformarse al cruzar el umbral que custodian un cordoncito y un monigote de dos metros.

Espero sus comentarios y será hasta la siguiente edición.

Saludos, cariños, besos y abrazos.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina en los Boliches – Primera Parte

Buenas buenas queridos viandantes:

Cómo les va?

Les cuento qué ha estado sucediendo últimamente por la Universidad de Massachusetts.
Con el equipo de la cátedra de la que soy titular decidimos realizar un trabajo de campo en la noche, para investigar la fauna nocturna masculina y femenina y en función a eso poder llevar a la luz algunas situaciones y perfiles de las distintas personas que transitan la noche.

Para ello, mis colegas la adscripta a la cátedra, el JTP y la ayudante alumna (Que ven en la foto, que completan mi equipo en las clases de la cátedra en Boston, Massachusetts) decidimos realizar una incursión noctámbula para tomar de la realidad datos observables y en función a ellos generar nuestro paper y nuestras conclusiones.

La mejor manera que encontramos fue hacerlo de manera encubierta, para que la gente no sospechara nada y nos permitieran trabajar con el rigor científico que requiere el tema, y por ello ven que nuestros uniformes de trabajo quizás no sean los convencionales, pero sí fueron los más efectivos.

Tras esta breve, pero no por ello poco importante introducción, y directamente desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Masschusetts, y agradeciendo nuevamente al Decano Anderton y el apoyo institucional recibido que nos permitió costear la indumentaria, y los tickets de las fiestas que recorrimos, presentamos el Catálogo de Fauna Nocturna. Comenzando en esta ocasión con la Fauna Masculina.

Catálogo de Fauna Nocturna Masculina: “Los especímenes que se encuentran en los boliches”.

Como primera edición de este catálogo vamos a presentar algunos de los principales tipos de hombre que usted, querida viandante, querido viandante puede encontrar, compartir o identificarse en la noche. Cabe aclarar que no siempre las categorías son absolutas y pueden (Y de hecho es muy frecuente) encontrarse ante seres híbridos que combinan más de una especie.

1- El Encarador Sistemático (tirotis consuetudinaris):
Es aquél que constantemente utiliza el mismo método de encare que alguna vez le funcionó ya sea a él o a algún amigo, y que por ello adopta como sistema de tiroteo por muy baja que sea su efectividad, ya que inconcientemente tiene el recuerdo de una ocasión en que logró el objetivo.
Es quien todas sus conversaciones las comienza de la misma manera, diciendo lo mismo y esperando las mismas respuestas. Tiene una baja tasa de efectividad y suele volver solo al hogar, donde reordena su sistema y vuelve a atacar la noche siguiente con su versión beta, aunque, no mejorada.

2- El Encarador Compulsivo (tirotis aloquecaminem):
Es aquél que no repara en condiciones a la hora de tirotear. No hace diferencias entre sus objetivos, sólo le importa que existan y que estén las mujeres, y así como la Constitución Nacional, no distinguen razas, credos, condiciones físicas, mentales ni otras menudencias.
Tiene baja efectividad en la relación encaradas / éxitos, pero alta efectividad en la relación noches / éxitos.
Aunque depende mucho de lo que uno defina como éxito…

3- El Borracho Perdido (alcoholicus hastalastuerquis):
Es aquél que desde el momento de entrar a la fiesta ya está borracho y sólo puede atinar a encarar hablando extremadamente cerca del oído y apoyando la frente en el parietal de la señorita en cuestión.
Suele venir acompañado de mal aliento y/o bufalitos, y por lo general va a por el beso en los momentos más inverosímiles.
Puede volverse sumamente pesado pero por lo general es inofensivo.

4- El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis):
Es aquél que comprende que la mejor manera de lograr llamar la atención de una señorita es haciéndola reír. Su grave problema es que no tiene la chispa suficiente o la velocidad para lograr un comentario sagaz, sino que se queda observando a la mujer hasta que encuentra qué puede decir medianamente simpático sobre ella o la situación.
Su grave inconveniente es que mientras está meditando la mejor humorada, suele venir alguien más veloz y le ocupa el puesto.

5- El Toquetero (Manis Largis):
Es aquél que necesita entablar un diálogo desde al menos cuatro de los sentidos, para ir en busca del quinto.
Empieza por el tacto, ya sea agarrándole la mano o el brazo a la señorita mientras pasa (Como si eso hiciera diferencia… ella sigue de largo, ofcors), o tocándole el pelo (Y poniendo cara de sensual constipado), a veces hasta oliéndolo (¿Qué querrá saber, si usa Pantene?), luego si logró frenarla al menos un poco se le acerca al oído (generalmente por detrás), para decir una frase entre piropesca, guasa y graciosa; si el cóctel funciona, sigue con la mirada profunda, todo en busca de probarla con el gusto.
No suele funcionar, pero a veces encuentran señoritas con la guardia (Y/O estima) baja que sucumben a tales artimañas.

6- El Amigo Salvador (Spantae Pesatis):
Este especimen se diferencia de los demás en que en esta situación no está tiroteando, sino que acude al llamado (o usualmente al manoteo) de una amiga que está con un indeseable y termina siendo quien bajo la concepción de “Estoy con él” sirve de excusa a la muchacha en cuestión para zafar.
Este especimen, una vez cumplimentado su función de amigo salvador, probablemente vuelva a su modalidad normal de tirotero que es alguna de las mencionadas en este catálogo.

Queridos y queridas viandantes. Como se imaginarán este catálogo es mucho más extenso, así que será presentado en varias ediciones y varias emisiones aquí en Atención Viandante.

Espero sus comentarios, observaciones, acotaciones, etc.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos a discreción

Dixit

Pulpo

Pulpo