Catálogo de Fauna diurna en la oficina – Segunda Parte

Buenas buenas, queridas y queridos viandantes, ¿cómo les va? ¿Me extrañaron? (Este es el momento para mentir que sí).

Bueno, tras un hiato bastante pronunciado he decidido retomar las fuentes y revivir, al menos levemente esta cátedra, y para ello, tomar una de nuestras clásicas materias, la del catálogo de fauna, donde hemos ya visto muchas versiones, desde la fauna diurna en los gimnasios, hasta la fauna nocturna en los boliches masculina, como femenina.

Y aquí continuamos con la fauna diurna en la oficina que empezamos hace un tiempo ya cuando revisamos las primeras cuatro categorías:

1- El/La Tomador de Café Ajeno (loterminom pero nolopreparum)
2- El/La Navegador Novedoso (Youtubis vidensis)
3- El/La que trae novedades (chusmis chismosis)
4- El/La Descargador de Películas y Series (Facilitatorum Piratibus)

Ahora, sin más preámbulos, continuaremos con las siguientes categorías:

5- El que se olvida de lavar (tazis y platis mugrosis)

tazas-suciasSufre del síndrome “mano de princesa” que le impide meterle una enjuagada a cualquier utensilio que utilice, por muy poco que se ensucie y lo deja en la bacha de la cocina para que el siguiente, que necesite usar la misma taza o plato lo tenga que lavar antes de usar. El problema es que además es generalmente quien más ansia de café tiene y toma de a seis o siete veces por jornada, rompiéndole los huevos no a uno ni dos, sino a seis o siete compañeros que le siguen en el orden cafetal.

No hay cartelito de “Por favor lave lo que utilice” que funcione con ellos, y las únicas tres soluciones conocidas y probadas son: a) esconderle las tazas b) ponerle lavandina y/o detergente en el café y ante la intoxicación decirle: “si no querés que te pase, lavala bien vos” o c) llamar a la madre y preguntarle si ella fue quien lo/la educó para ser un mugroso. Lo que automáticamente disparará la persecución por parte de la madre al ritmo del “no te eduqué para que me hagas quedar así” y similares.

Casos extremos se han registrado del síndrome de mano de princesa en aquellos que, en lugar de cerrar la bolsa de la basura y cambiarla, se dedican a armar una especie de jenga con los residuos, con la expectativa que a otro se le caigan encima y deba ser esa persona quien eventualmente se encargue del acomode.

6- El fan del jefe (Chupis medis)

El jefe está como jefe por algo, y es probable que sepa hacer algunas cosas bien, e incluso mejor que el resto. De allí a pensar que es la segunda venida de Jesús, o el Michael Jordan del mundo burocrático, quizás sea mucho.

No suelen ser populares entre los compañeros, pero suelen tener éxito a la hora de recibir los mejores proyectos. Además tienen una tendencia a recibir golpes accidentales y empujones inadvertidos, ante la sonrisa y los golpes de codo de sus colegas.

7- El que se siente cómodo en la oficina, como si fuera su casa (Revistus bajoelbrazus)

revistus-bajoelbrazus-leyendo-inodoroEl cuerpo manda, y las necesidades fisiológicas hay que resolverlas y evitar la incomodidad, eso es así, pero cuando ves al también usualmente llamado “lancha torpedera” de la oficina que agarra una revista (del nicho que sea la empresa) la enrolla levemente, la pone bajo el brazo y comienza su ruta triunfal mientras silba hacia el trono, estamos ante la presencia de alguien que se siente demasiado cómodo en la oficina y actúa como si estuviera en su propia casa.

Casos extremos se han reportado de Revistus Bajoelbrazus que salen rengueando del baño porque se les durmió la pierna de tanto tiempo que se pasaron leyendo, y se los ve abrazando los azulejos como bailarin de video clip de Britney Spears pre-locura.

Los revistus bajoelbrazus más modernos suelen llevar el smartphone y recurrir al sudoku o algo similar mientras se destrancan. El inconveniente es cuando resuelven uno de nivel Genio que es cuando comienzan con el problemático sudor de tabla y la consecuente dormida de pierna.

Bien queridos y queridas viandantes hasta aquí la segunda entrega del Catálogo de Fauna Diurna en las Oficinas. Espero sus aportes y comentarios para irlo enriqueciendo.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catalogo de Fauna Diurna en las Oficinas – Primera Parte

Buenas buenas queridas y queridos viandantes, ¿cómo les va?

Hoy, y en una nueva Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts vamos a retomar una materia que hacía mucho que no tratábamos. La Fauna Humana.

Hasta ahora nos hemos concentrado principalmente en la Fauna Nocturna Masculina y la Fauna Nocturna Femenina, pero ahora empezaremos con algo de la Fauna Diurna. Empezando por las oficinas.

En las oficinas se encuentran todo tipo de personajes, y no importa el tamaño de la oficina, con que hay un grupo de personas, alguien empezará a cubrir cada vacante que vaya surgiendo en estos roles necesarios para el normal funcionamiento de una oficina.

En el caso de las oficinas públicas además, hay que tener en cuenta que estos roles se exacerban en detrimento del servicio al público. (Pueden aplicarse a ambos sexos por lo general estas caracterizaciones)

Sin más presentaciones, la primera parte de la Fauna Humana en las Oficinas:

1- El/La Tomador de Café Ajeno (loterminom pero nolopreparum)

Adicto a la cafeína revolotea la jarra de café vacía hasta que alguien más lo prepare para poder tomarlo.

Nunca se lo ve preparar el café, y cuando lo hace solamente llena el equivalente a una taza, la suya y deja la jarra vacía para que el próximo tenga que hacer el proceso completo.

Algunos casos más avanzados preparan una jarra inicial excesivamente horrible en busca que los demás le digan: “Nunca más prepares el café” y con eso quedar cubiertos.

2- El/La Navegador Novedoso (Youtubis vidensis)mirar-youtube-en-la-oficina

Es el que siempre consigue los mejores videos graciosos, repugnantes, bloopers y furcios en Youtube para poder mostrárselo a los demás compañeros.

En algunos casos incluso comparte videos subidos de tono.

Su escritorio suele estar muy concurrido todo el día y se lo acosutmbra ver rodeado de varios compañeros semiacodados en su cubículo profiriendo gritos de “Uh, Ah” o “Jaja” de acuerdo al tipo de video del que se trate.

Este personaje, a diferencia del Tomador de Café Ajeno, ha ido evolucionando con la tecnología, ya que antes era el que traía los Powerpoints graciosos, los mails con chistes, y hasta los panfletos humorísticos en siglos anteriores.

3- El/La que trae novedades (chusmis chismosis)

Nada de lo que sucede en la oficina se le escapa. Sobre todo si no tiene que ver con trabajo.

Se entera todos los romances, las causas reales de todos los despidos, y los secretos más ocultos de cada uno de los miembros del staff. Además, le gusta compartir con los demás, de a poquito todo lo que sabe. Suele tener la mirada atenta y mirar a todos lados como ardilla con estrés para estar seguro/a que no hay moros en la costa y poder soltar sus informes de situación.

4- El/La Descargador de Películas y Series (Facilitatorum Piratibus)

Es quien dispone de todas las novedades del séptimo arte y/o de las series de moda.

Su kit está integrado por un Pen Drive de varios Giga y/o un paquetito de CD´s/DVD´s Vírgenes.

¿Te interesa el último capítulo de Lost? Sabés que se lo tenés que pedir y lo tenés.

¿Querés ver Avatar o cualquier otro éxito de la pantalla grande? Es sólo cuestión de pedirlo.

Existen dos opciones de este personaje. Quien lo toma como un microemprendimiento y te los cobra, y quien lo considera un servicio básico y los entrega vía pendrive para que lo descargues en tu computadora personal y te lo lleves.

Bien queridos y queridas viandantes, hasta aquí la primera entrega del Catálogo de Fauna Diurna en las Oficinas. Espero sus aportes y comentarios para irlo enriqueciendo.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Catálogo de Fauna Diurna en los Parques – Parte 1

Buenas buenas, queridas y queridos viandantes, ¿cómo les va?

Hoy venimos a traer un nuevo catálogo de la Fauna Masculina y Fauna Femenina que se puede encontrar por ahí, pero esta vez, en vez de centrarnos en la Fauna Nocturna, lo haremos comenzando gente comiendo en parquea analizar un poco la fauna diurna de gente que se puede cruzar uno por la vida.

Día Domingo, natural y tradicionalmente dedicado a “Salir a pasear“, suele ser una interesante ocasión para salir a tomar aire e ir en busca de un poco de verde, ya sea solo, en grupos, familias, parejas, etcétera.

En esta primera entrega, analizaremos algunas de las categorías de los seres que pueden encontrar un Domingo Cualquiera, en los Parques.

  1. Los que juegan a la pelota entre medio de la gente (Uydisculpamis fuesinquererum)
    Son un grupo de muchachos que se quitan los buzos, camperas y mochilas para con ellos improvisar los parantes de los arcos y ponerse a jugar al fútbol. Por lo general suelen hacerlo cerca de donde están los grupos de gente sentados tomando mates, gaseosas u otros brebajes, y cada escasos 40 segundos algún despeje defensivo revolea el balón hacia la espalda, cabeza o termo de algún espectador forzoso. Rara vez el que la tira afuera es el que la busca, y mucho menos el que se disculpa.
  2. La pareja que discute fuerte (peleus alaireus libris)
    Existen dos tipos de parejas que discuten en los parques: Los que pelean ampulosamente y son escuchados por todos los demás participantes de la jornada dominguera, quienes se enteran todas las vicisitudes y cuántas veces él dejó la toalla mojada en la cama (o el trapito que en ese momento esté saliendo al sol), y que hace que los demás que están cerca puedan animar sus propias charlas con especulaciones sobre la relación de esos extraños.
  3. La pareja que discute a bajo volumen (cagadus a pedum susurrantis)
    Acá suele ser una discusión más bien monologada de parte de uno de los integrantes de la pareja, quien le recrimina cosas al otro, pero, para evitar ser escuchados y generar las especulaciones y ser el centro de atención como la categoría anterior, la totalidad de la discusión se realiza entre dientes, para evitar lecturas de labios y oídos intrusos.
    De esta manera, las peleas suenan algo así como: “Siemprlmismvos, cuántvezttngqdcirlscsas. Yamtnéscnsad“, y así puede seguir.
    Se caracteriza por estar formada (en la mayoría de los casos) por una ella con los ojos inyectados en sangre, y un él cabizbajo y silencioso.
  4. Los que trotan (Sudorosus ejercitantis)
    Aprovechan la jornada para hacer ejercicio y salir a correr. Se los nota acostumbrados a la oxigenación pulmonar en velocidad y suelen tener las marcas del sudor en remeras, pantalones y rostros que demuestran que efectivamente están manteniendo la mente sana mediante un cuerpo sano. Muchos piensan que son una raza común, pero no es así, ya que hay variedad de impostores.
  5. Los que se hacen los que trotan para tener excusa de hablar y dar vueltas recorriendo mirando todo de qué más hablar y sentirse tranquilos porque “están corriendo“(nontrotam parlan molto)
    En realidad no quieren salir a correr, solamente quieren la tranquilidad de decir o sentir que lo han hecho, mientras en realidad se juntan a hablar, chusmear y chismosear a diestra y siniestra, mientras, botellita de agua mineral en mano recorren el parque. A la primera (o a lo sumo segunda) vuelta ya están sentados, con escasas gotas de sudor, en un banquito embarcados en una animada charla sobre un/a tercero/a.
  6. Los que pasean el perro (tiroteandus cum pichichus)
    Admitámoslo. Tener un perro cumple la primordial función de tener un ser fiel, amigo, y que nos quiera incondicionalmente, es verdad. Pero también, la cuarta característica que hay que sumarle es la de adlátere tirotero que tienen estos simpáticos integrantes del hogar.
    Boby puede salir a estirar los pies y entretenerse persiguiendo pájaros, ambos vemos verde y tomamos aire fresco y puro, y si además se puede generar acercamiento con el sexo opuesto, ganamos todos.
    Los viandantitos ilustran:

Luigi Viandante el perro viandantito sale de paseo

Bien queridos y queridas viandantes. Pronto continuaremos con este Catálogo de Fauna Diurna en los Parques, así como con otros catálogos de fauna diurna y nocturna masculina y femenina.

Espero sus comentarios y sus aportes, ya que faltan muchas categorías aún.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo