Especies Tiroteras en Extinción: Las Cartas de Amor

Buenas buenas queridas y queridos Viandantes, hoy vamos a hablar de un antiguo arte que es el de escribir cartas de amor, cartas de despedida, cartas de recomendación, cartas en general y cómo hacer una carta. Esta vez no será un texto de humor, en esta página de humor; esta vez será una especie de elegía para esta gran herramienta de la historia del tiroteo; y un llamado del estilo Greenpeace para ver si logramos salvarlas.

Todos piensan que es fácil escribir una carta de acarta-amor-napoleon mor, pero no, grosero error, ya que todas las nuevas herramientas y tecnologías nos han hecho olvidar. Tiempo ha, hemos presentado el Manual sobre ¿Cómo escribir una carta de amor? con algunos lineamientos básicos pero es el momento de retomar el tema e ir un poco más allá, y contarles un poco sobre esta especie en extinción que son las Cartas de Amor. (Bah… y por qué no decirlo, las Cartas en general, en papel).

Otrora, no había Internet, no había teléfono, no había telégrafo, no había mejor sistema de comunicación que la Carta, y la carta se escribía de puño y letra, a mano. A veces se le agregaba una esencia aromática que pudiera despertar ciertos instintos en quien la recibiera, y se cachondeara a la distancia.

Días, semanas, meses y hasta años podían demorar las cartas, y por lo tanto no servían para comunicaciones del tipo “Olizzz, ke aces, ns vems hoy???” de los SMS porque no sólo resultaba un gasto demasiado grande, sino además, se tornaba en algo inútil, ya que no iba a llegar a hacer ese algo a la noche.

La Carta era un objeto de seducción, y no como ahora que es utilizada casi exclusivamente como vehículo de recaudación o de quilombo, ya sea bajo la forma de una boleta o como Carta Documento (Puaj para ambas).

Hoy por hoy, a la persona le cuesta agarrar una birome o lapicera; ya no dominamos el “pulgar opuesto“, fuente de nuestra ventaja sobre el reino animal más que para apretar la barra espaciadora, por lo que escribir una carta a mano nos hace ver como si fuéramos momias mal embalsamadas por las posiciones extrañas que adopta nuestra mano para dominar la pluma.

Ahora, y debido a que se pueden borrar las cosas que uno escribe en la computadora, la magia del tachón y de la persona que recibe la carta intentando por todos los medios entender qué hay detrás del tachón ya no es posible. Y si bien la prolijidad es importante en una carta manuscrita, se pierde toda la magia de dejar un cesto de basura repleto de bollitos de papel por cartas mal encaminadas. Ahora el Control Zeta es el censor que sería muy útil en la vida, pero en las cartas de amor quita el elemento de autenticidad y frescura que en un trebuchet o un arial no se han de encontrar (ni siquiera en un comic sans).

Hay muchas razones para escribir una carta, muchos destinatarios posibles como ya dijimos:

- Carta de amor
- Carta de reconciliación
- Carta de perdón
- Carta antes de irte 15 días a Brasil de vacaciones (y/o carta al volver depende cómo te hayas portado)
- Carta de aniversario
- Carta porque no te quiere hablar
- Carta recomendación: Se van a dividir la casa y vos tenés planeado quedarte la parte de adentro.
- Carta para poner excusas por haberse sobrepasado en las copas y encarado a la hermana o tía.
- Carta agradecimiento y miles más.

Es nuestro deber desde Atención Viandante, por más que seamos una página de humor, y que seamos un blog en Internet, intentar recuperar esta herramienta tirotera, antes que termine de extinguirse. Y es por ello que los invitamos a todos a recuperar las cartas de amor. No importa a quién, carta a un amigo, carta a una amiga, carta a un padre, carta a una madre, carta a una pareja, carta a un hijo, carta a una hija o a quien quiera que se envíe.

Los instamos a que este mes le envíen una carta en papel, física, manuscrita, a cualquier persona que ustedes deseen enviarle, no importa a quién, y no importa a dónde, pero que lo hagan. Y que después nos cuenten la reacción que esa persona les haya dicho que tuvo cuando la recibió.

Empecemos a recuperar las cartas. ¿Se animan? Puede costar mucho menos que salvar al León Bereber.

Los dejo, y será hasta la próxima con un texto de humor.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

PD: Fui invitado a formar parte de “Arremeten los Umbolistas” con mis Reflexiones Pulpares. Los invito a que visiten.

Pulpo