Diplomatura de Ceremonial y Protocolo: Módulo 3 – Unidad 10: Cómo Comportarse en una Cita al Cine

Vamos a aprovechar para retomar una Diplomatura que hacía mucho que no veíamos, y es la Diplomatura en Ceremonial y Protocolo; donde veíamos cómo debemos comportarnos en ciertas situaciones. Hoy nos toca ver la Cita en el Cine.

Diplomatura en Ceremonial y Protocolo. Módulo 3 – Unidad 10: La Salida al Cine

Ir al cine tiene el gran beneficio de acumular con poco esfuerzo horas de vuelo de cita; y así, sin más que un pequeño cruce de palabras se obtuvo una salida de dos horas con la otra persona, cosa que en una cita a beber capuchino en un bar a las ocho de la noche obligará a que ambos (o uno solo) la remen mucho más.
Pero así como es tan buena para algunas cosas la salida al cine, tiene otros puntos grises en los que deberá cuidarse.

  1. Al cine van de a dos, no usted solo

  2. De esta manera, si su afición por el cine conceptual eslovaco no es compartido por su acompañante, difícilmente sumará puntos en la salida, a diferencia de consensuar la película a ver.
    Manténgase alejado de disparos y sangre excesiva, así como de melosidades extremas y amores que duran cien años.
    Una buena dosis intermedia equilibrada es lo que deberá buscar.

  3. Si usted es demasiado fanático/a, vaya solo/a
  4. Vestido de Darth Maul
    La premiere mundial de La Guerra de las Galaxias, Harry Potter y El Señor de los Anillos, no suele ser una buena idea para generar la primera cita con alguien que no comparta su fanatismo 100%.
    Difícilmente él/ella desee salir acompañado por un ser pintarrajeado de rojo, con una capa negra y una espada multicolor luminosa, por muy bien que se lo hayan vendido previo a la cita a ciegas.
    Lo mismo si usted quiere ir disfrazado de Prisionero de Azkaban o de Gandalf el Mago. Una mínima etiqueta de vestuario viene bien.
    Realice el siguiente chequeo: Póngase lo que se quiere poner, si la gente lo mira, se ríe y lo señala, no es vestimenta adecuada para una primera cita. Al menos espere hasta una nueva oportunidad para mostrarse TAN tal cual es.

  5. Indague previamente cómo es su acompañante en el cine

  6. Antes de entrar sepa si a la otra persona le gusta el silencio o si es de aquellos que disfruta relatar la película, pues rara vez son compatibles, a menos que se sepa de antemano y uno de los dos ceda concientemente.
    Nada hay más molesto para quien disfruta de la película como pieza artística que le digan chistes durante la emisión. Nada aburre más a un charlotero que dejar pasar cualquier oportunidad para insertar un bocadillo cuando el actor principal cae en un cliché.

  7. Evite el lugar común

  8. - Bostezar, estirarse y rodear con el brazo ya está muy usado, es muy viejo y (convengamos) bastante pavo a esta altura del siglo 21.
    - Aprovecharse de la caja de pururú (pochoclo, pop corn, palomitas de maíz) para rozar la mano de su acompañante, también.
    - Utilizar el momento álgido del clímax de la película de terror para aferrarse al brazo de su cita está ya muy quemado.
    Aléjese de esas formas de tiroteo y recurra más al mantra de “Es mejor pedir perdón que permiso”.

  9. No anticipe los finales

  10. La persona que fue con usted al cine no quiere salir con Nostradamus, quiere ir al cine con usted, si a cada rato le anticipa lo que está por venir, no sólo le hará dar menos ganas de ver la película, sino que tampoco será su persona favorita.
    Si además ya vio la película y le gustó, es irritante que a cada rato esté: “Uy… mirá lo que viene ahora”, o “Mirá, mirá… esta parte es buenísima”.
    Su acompañante está al lado suyo y viendo la película; va a ver lo que se viene, se lo avise usted o no. Evite el shhh de su cita y el “shhhcaieseeeeiaaa” generalizado.

  11. Evite ser el objeto de odio de la multitud

  12. Finalizar una cita hospitalizado no es la mejor manera. Así que guárdese sus comentarios del estilo: “Uh, qué loco, Bruce Willis estaba muerto nomás”, o “Al final el asesino era Jack, el forastero” (dedicado a elmakaco), al menos hasta que se hayan alejado de la fila que está esperando para ingresar a la siguiente función.

  13. La película termina dentro de la sala
  14. Imitando a Matrix
    Esta regla a lo que se refiere es a que no vaya por el mundo luego de la película arrojándole telarañas a todo lo que cruza, ni se arroje debajo de los portones levadizos para pasar rodando y luego buscar su sombrero, ni a esquivar balas en cámara lenta todo el tiempo. Tampoco otras escenas tradicionales.
    Una vez y como broma alcanza y sobra.(Menos que eso también)

  15. Utilice la siguiente técnica para descartar películas

  16. Sumadas a todos los demás puntos tratados, realice este análisis:
    “Esta película… ¿la pasarían en el colectivo de larga distancia?”
    Si la respuesta es sí, automáticamente descártela. Acaba de salvarse de ver un plomazo de película.

  17. Bonus track: Especial para ellos

  18. Porque dos personas terminen juntas en la película en pareja dándose un beso, no transforma a “La Mayor masacre de todos los tiempos de un loco con motosierra y sangre sangre mucha sangre” en una película romántica.

  19. Bonus track: Especial para ellas

  20. Porque la película tenga muchos efectos especiales, y un barco de gran porte que se hunde, no transforma a Titanic en una película de acción.
    (Aclaración: El hecho que DiCaprio se termine ahogando apenas si alcanza para pagar las tres horas y media desperdiciadas allí.)

Bien queridos y queridas viandantes, hasta aquí la Unidad 10 del tercer módulo de la Diplomatura en Ceremonial y Protocolo de la Universidad de Massachusetts.
Espero la hayan disfrutado y dejen sus comentarios aquí mismo.

Me despido hasta la próxima, y ya saben, si pueden ir, vayan al ciclo de Jean Luc Godard que va a estar buenísimo.

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Diplomatura de Ceremonial y Protocolo. Módulo 3 – Unidad 9: "La Cena Romántica"

Buenas Buenas, Queridas y Queridos Viandantes Cómo les va?

- Antes que nada, avisarles que hemos superado las 30.000 visitas, con lo que estoy más que contento.

- Segundo, que visiten el post de la Misión Viandante Deliratessen Trip para conocer más sobre el viaje que estamos organizando hacia Colón Entre Ríos con el fin de realizar un Blogs y Cultura allí, para relacionarnos con blogueros de esa provincia. Hay ya alrededor de 20 confirmados.

Ahora sí, volvemos a lo que nos ocupa en la Universidad de Massachusetts y un área que hacía mucho que no tocábamos, como es la Diplomatura en Ceremonial y Protocolo.

Estamos ya en el mes de los enamorados, y faltan apenas poco más de tres semanas para San Valentín, así que haremos algunas entregas especiales para que puedan llegar a esa fecha bien preparados.

Hoy, la Diplomatura de Ceremonial y Protocolo. Módulo 3 – Unidad 9: “La Cena Romántica”

Si quieren revisar las unidades anteriores, visítenlas aquí.

Una cena romántica constituye un momento de intimidad entre uno y su pareja (eventual o fija), que tiene por objetivo la seducción, generar un momento y un ambiente agradable, consitutirse en una cita inolvidable y como tal debe ser cuidada, siguiendo algunos lineamientos específicos del Ceremonial y Protocolo.

Esmérese en la cena:

Una cena romántica debe llevar cierta preparación previa, y planificación, que demuestre que sus intenciones están en deslumbrar a la otra persona con un gesto digno de filme de Hollywood.
Si la cena sale mal (se quema por ejemplo) y usted lo soluciona recurriendo al delivery, puede quedar como anécdota divertida. Pero si el delivery de empanadas criollas es su primera opción, no cuenta como cena romántica.

Utilice una iluminación tenue e intimista:

Recurra al quizás trillado pero efectivo recurso de la luz de las velas; baje un poco la iluminación en caso que sea con foquitos.
Ahora bien, si ese día se le ocurrió hacer arreglos eléctricos e hizo saltar los taopnes, y debe recurrir a la pizzería cercana y obligadamente comer con velas. No cuenta como cena romántica.

La cena romántica es un agasajo para la pareja:

Esto quiere decir que a la mesa de la cena romántica deben colocarse dos platos y dos set de cubiertos y nada más.
Invitar a la familia o amigos o mucho menos ex parejas, no cuenta como cena romántica.

Cuide los aromas:

Trate de aromatizar el ambiente, para crear el efecto intimista deseado. Puede recurrir a la manera que usted prefiera, flores naturales, extractos aromatizantes, sahumerios u otras fragancias.
Evite el uso del Lysoform o cualquier otro desodorante de ambientes como método aromatizante.

Cuide su higiene y su apariencia:

Recuerde que está tratando de seducir a su pareja (recordemos, eventual o fija, pero seducir al fin). Para esto deberá bañarse, cambiarse, arreglarse un poco y recurrir a una vestimenta que le haga lucir.
Ponerse una camiseta blanca con un par de agujeros, manchada con grasa, mientras prepara, todo ahumado, un asado a la luz de las brasas; no cuenta como cena romántica con iluminación intimista.

Cuide las formas en la comida:

Básicamente, compórtese como si lo invitaran a comer a la televisión o la embajada.
Si ensopa el pan en la salsa, y luego encima se mancha la comisura de los labios y se la limpia con la corbata, no estará dando la impresión correcta.

Cuide el menú:

Hay menús y menús para una cena romántica.
Dedíquese a investigar un poco sobre platos exóticos, afrodisíacos, los platos favoritos de su pareja o convidado/a de ocasión, así puede lograr una cena romántica exitosa.

- Manténgase alejado de los porotos, garbanzos, y otros activadores que combatan el tránsito lento.
- Manténgase alejado del ajo, la cebolla, y otros alimentos que generen efluentes de aliento.
- Manténgase alejado de comidas que chorreen o manchen demasiado. Evite la sopa crema por ejemplo.
- Manténgase alejado de la comida diaria. Evite el bife con puré o la costeleta con ensalada.

Cuide la bebida:

Cuando incluya la bebida, no hace falta que sea un sommelier y domine el arte de la selección de vinos, pero sí que se cuide en su consumo. Una cena romántica que termina en riña de borrachos no es exitosa.

Nota mental: Evite el vino en caja para la cena romántica y menos si lo quiere cortar de un sifonazo de soda. Para eso tome agua o jugo.

No se olvide del postre:

Si usted es un caballero ofrendando uan cena romántica a una dama y olvida el postre estará cometiendo un grave error. Es más, si su postre no incluye algo de chocolate, también.
Si usted es una dama ofrendando una cena romántica a un caballero el postre no es tan importante en sí de qué se trata, pero deberá incluir la posibilidad de jugar un poco juntos. Trate que el postre sea “convidable” o algo así (Fondieu de chocolates o similar), como para que ya haya un contacto físico.

Bien queridos y queridas viandantes, una vez que hayan seguido estos pasos estarán en condiciones de preparar una cena romántica como corresponde, y que ésta sea un éxito total.

Espero que les sea de utilidad, y dejen sus comentarios.

Me despido hasta la próxima

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Segunda Ley de Equivalencias, Lo que te dicen que te van a presentar y lo que te presentan… pero en inglés… cada día crecemos más!

Buenas Buenas Queridas y Queridos Viandantes.

Hoy en un nuevo lanzamiento de la Cátedra de Estudios Sociales, y como parte del programa de intercambio cultural y de profesores que realizamos en un convenio con la Universidad de Arizona State en Phoenix, llegó Kyle Black, docente de dicha casa a
colaborar con nosotros.

Aquí podrán ver La Segunda Ley de Equivalencias, pero en Inglés.

Para los que necesiten el repaso y/o la traducción, aquí está el texto en castellano sobre el que se basó el video.

Y la versión en inglés pasada en limpio para los que quieran imprimirla para llevársela a su teacher.

Second Equivalence Law: Who they tell you you are gonna meet and who you´ll actually meet.

Different than in most American movies, blind dates are really meetings that either one does or one is forced to do.
What usually happens is one of the following ways:
A friend comes up to you and says: “Hey, tonight I´m gonna go out with this girl and she´s gonna bring a friend. You wanna come?”.
At this point there are two possibilities. The first one and the best one is that your friend and this chick are together in which case you are not obligated to go.
But if by casualty your friend is trying to hook up with this girl and needs a wingman, there´s no possible way to refuse.
In this way your friend will tell you the truth when you ask him “How is she?”, and you´ll receive an honest answer.
Major problem occurs when a girl friend of yours invites you to meet one of her friends. This is when the whole game of equivalences opens.
The first question that one wants to ask is “How is she?” and according to the answer of your friend I´ll translate you my dear “viandantes”, according to what they´re saying and what they really mean by what they say.
For example:
1- “She´s very nice”
What really means she´s really fat and nice and the last time someone took her out to dance was probably on her fifteen birthday and it was her dad who took her out.
2- “She´s vey interesting”
Crazy. Absolutely crazy. She´s a nerd that spents all of her time studying at the library and in her bedroom she has G.I. Joe dolls to whom she speaks to every night before she goes to sleep. Talking to her for more than eight minutes can leave serious consequences for the rest of your life. Creepy.
3- “She has an exotic beauty”
This means she´s pretty much the mix between an amazon parrot and a crazy peacock.
4- “She has a strange beauty”
This is a mix between a white rhinocerous and a koala that has an ass face.
5- “She´s a firecracker”
Crazy. Another crazy. Different kind of crazy here. Talking to her for seven minutes and you wanna strangle her and after the ninth minute you want to leave the planet.
6- “She´s so sweet, she´s divine”
Sweet means she´s dumb. All of her friends take advantage of her, they use her, and then they trash talk about her behind her back.
7- “She´s such a good girl”
She´s kinda like an insect. A cockroach looking girl. She´s stuck to her friends and worst of all, she stucks to anyone who gives her a smile.
8- “I love her, I adore her”
Another kind of cockroach. But it´s better that you tell me that she´s pretty because if not I´ll kill you.
9- “She calls your attention”
She´s ridiculous. She likes to walk down the street dressed as a crashed taxicab.
10- “She has a huge personality”
She´s a crazy feminist. She´ll yell at you for anything that you attempt to say; and you go to the contrary, she´ll yell at you anyways.
After six minutes of talking to her you want to drown yourself in your soup and after ten minutes you pray that a piano falls from the ceiling on her head.
Aside from these options, there are a few more:
“She´s a good cook”, “She knows how to keep secrets” and “You can trust her”.
Dear viandants, this was the second equivalence law.

Como dato color, quería agradecer a la gente de Fernet 1882 quienes amablemente nos invitaron a su Loft en Urca a degustar y realizar una cata del mismo (Nobleza Obliga, es muy rico. Puede sentarse a mi mesa).
De paso, en el Loft hay mesa de pool, de poker, play station, una Wi (o Wii o Wiiiii, o algo así) y otras cosas para divertirse. Como lo analógico es lo mío, me retiré con un notable invicto de la mesa de billar, pero sólo pude lograr un mísero triunfo y de casualidad en los jueguitos, porque alguien entretenía a mi rival de turno.

Una foto para ilustrar.

Como notarán… la producción anda a full.

Antes de cerrar el año viene una nueva clase, y durante el verano, en mis vacaciones, seguiré fiel a mi estilo (Y fiel a todo como siempre) y actualizaré como corresponde.

Y un solo detalle… un par de fotos de la decoración navideña de mi nueva casa que comparto con Juli y Gabi…

Armamos el arbolito

Y también el pesebre

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos
Greetings, Love, Kisses and Hugs

Pulpo (Octopus)




Pulpo

Malditos Silencios Incómodos

“¿No los odias? Estos incómodos silencios… ¿Por qué creemos que es necesario decir gilipolleces para estar cómodos? Entonces sabes que has dado con una persona especial. Puedes estar callado durante un puto minuto y compartir el silencio.”
Mia Wallace (Uma Thurman) en Pulp Fiction.

Ése es un resumen bastante exacto de lo que sucede en un silencio incómodo. Uno

no sabe qué puede decir y siente la necesidad de llenarlo con algo.
Por eso es que existen las relaciones, para no tener que sobrevivir a silencios incómodos tan seguidos… poder ser uno y estar callado sin que te rompan los kinotos (eso

es para las ciberniñeras).

Ahora vamos a pasar a una recreación teatral de una situación común de lo que llamamos un silencio incómodo y sus implicancias:

Pongamos que un tipo llamado Luis se siente atraído por una mujer llamada Elena. El le propone ir juntos al cine, ella acepta. La pasan bien. Entonces, una noche cuando

van hacia casa, un pensamiento se le ocurre a Elena y, sin pensarlo realmente, ella dice:

– Te das cuenta que justo hoy hace seis meses que nos vemos?

Y entonces se hace el silencio en el auto. A Elena le parece un silencio estruendoso.

Ella piensa:

– Me pregunto si le habrá molestado que yo haya dicho eso, quizás se siente oprimido por nuestra relación; quizás crea que yo estoy tratando de forzarlo a alguna clase de

compromiso que él no desea, o sobre el que no está muy seguro.

Y Luis está pensando:

– Mirá vos, seis meses.

Y Elena piensa:

– Pero yo tampoco estoy segura de querer esta clase de relación. A veces me gustaría tener un poco más de libertad, para tener tiempo de pensar sobre lo que yo

realmente quiero.Vamos simplemente a seguir viéndonos en este nivel? Nos dirigimos hacia el matrimonio? Hijos? Una vida juntos? Estoy preparada para este nivel de

compromiso? Es que conozco realmente a esta persona?

Y Luis piensa:

– … Así que eso significa que fue… veamos… febrero cuando comenzamos a salir, que fue justo después de dejar el auto en el taller, o sea que…veamos el

cuentakilómetros… mierda, tengo que cambiarle el aceite al auto.

Y Elena piensa:

– Está embolado. Puedo verlo en su cara. O quizás estoy interpretando esto completamente mal. Quizás quiere más de nuestra relación, más intimidad, más compromiso.

Sí, apuesto a que es eso. Por eso no quiere decir nada sobre sus propios sentimientos.

Y Luis piensa:

– Y voy a tener que decirles que me miren el carburador otra vez. No me importa lo que esos imbéciles digan, todavia no camina bien. Esta cosa camina como un camión

de basura, y yo les pago a esos turros incompetentes!

Y Elena está pensando:

– Está enojado. Y no puedo culparlo. Yo estaría enojada también. Dios, me siento tan culpable, haciéndolo pasar por esto, pero no puedo evitar sentirme como me siento.

Y Luis piensa:

– Probablemente me diran que sólo tiene tres meses de garantía! Sí, eso es justo lo que van a decirme esos hijos de puta .

Y Elena está pensando:

– Quizás soy demasiado idealista, esperando que venga un noble caballero en su caballo blanco, cuando estoy sentada al lado de una persona perfectamente común y

buena, con la que me gusta estar, que realmente me importa, una persona a la que parezco importarle realmente. Una persona que sufre por causa de mis egocéntricas

fantasías románticas de colegiala.

Y Luis piensa:

– Garantía? Quieren una garantía? Les voy a dar garantía! Les voy a meter la garantia en el culo!!!!

– ¡Luis! -dice Elena en voz alta.

– Qué? -dice Luis, sorprendido.

– Por favor, no te tortures así -dice ella, con un inicio de lágrimas en sus ojos..

– Qué? -dice Luis.

– Soy tan tonta -solloza Elena-. Quiero decir, ya sé que no hay tal caballero. Realmente lo se. Es estúpido. No hay caballero, ni caballo.

– No hay caballo? -dice Luis.

– Pensás que soy tonta, verdad? -dice Elena.

– No -dice Luis, contento por fin de conocer la respuesta adecuada.

– Es sólo que… sólo que… necesito algo de tiempo -dice Elena.

Hay una pausa de 15 segundos mientras Luis, pensando todo lo rápido que puede, trata de decir una respuesta segura. Finalmente se le ocurre una que cree que puede

funcionar:

– Sí -dice él.

Elena, emocionada, toca su mano:

– Oh, Luis, realmente piensas eso? -dice ella.

– Qué? -dice Luis.

– Eso sobre el tiempo -dice Elena.

– Ah -dice Luis-, sí.

Elena fija profundamente su mirada en sus ojos, haciendo que él se ponga muy nervioso sobre lo que ella pueda decir, sobre todo si tiene que ver con un caballo. Al final,

ella dice:

– Gracias Luis.

– Gracias? -dice Luis.

Entonces él la lleva a casa, es un alma torturada y en conflicto.

Mientras, Luis vuelve a su casa, abre una bolsa de chizitos, enciende la tele, e inmediatamente se encuentra inmerso en una retransmisión de un partido de tenis entre dos

checos de los que nunca ha oído hablar. Una débil voz en los rincones de su mente le dice que algo importante pasaba en el auto, pero está bien seguro de que no hay

forma de que pudiese entenderlo, así que opina que es mejor no pensar en ello.

Al dia siguiente Elena llamará a su mejor amiga, o quizás a dos de ellas, y hablarán sobre la situación seis horas seguidas. Con doloroso detalle, analizarán todo lo que

ella dijo y todo lo que él dijo, examinando cada palabra, y gesto, considerando cada posible ramificación. Continuarán discutiendo el tema, una y otra vez, por semanas,

nunca llegando a conclusiones definitivas, pero nunca aburriéndose de él tampoco.

Mientras, Luis, un día, mientras ve un partido de fútbol con un amigo común, suyo y de Elena, en la propaganda, fruncirá el ceño y dirá:

– Che Raúl, sabés si Elena tuvo alguna vez un caballo?

Después de esta ficción que puede tener un parecido cercano con la realidad…

Vamos a ver algunas de las mejores maneras de superar un silencio incómodo:

1- Estoy convencido que la mejor manera de superar un silencio incómodo es transformarlo en un silencio cómodo.
El método más arriesgado, pero si es exitoso es el más efectivo. “Partile la boca de un beso”!.
Y mientras te abalanzás sobre ella, en tu cabeza debe sonar el mantra “Es mejor pedir perdón que permiso”…

2- Un método alternativo si no te le animás al abalanzamiento, es morder la punta de una birome o la boquilla de la pipa, con un semblante que claramente diga, “Oh, acaba

de ocurrírseme la mejor idea en años”. Sería muy impertinente si te interrumpe. De esa manera podés ganar mucho tiempo.

3- Una tercera forma es tocar un timbre de una casa o varios departamentos, agarrarla de la mano y salir corriendo. Será muy montaña rusa, pero por ahí la cursilería

funciona.

4- Murmurá cosas en voz muy baja, como si estuvieras rezando o hablando con una voz interior… no te va a interrumpir, pero quizástengas que dar explicaciones.

5- Si llegado el caso, no te le animás a ninguna de estas estrategias, lo mejor es no permitir que existan estos silencios incómodos, para lo cual deberás tener una serie de

datos curiosos que puedan ser introducidos en cualquier conversación, como para llenar un hueco y zafar del silencio.

Algunas opciones:

a) Sabías que Malta lidera el ranking de los países que tienen acceso y usan Internet, con un porcentaje del 78,1%.

b) El otro día vi en Discovery Channel que En la antigüedad, el río Amazonas fluyó en sentido contrario.

c) Me enteré leyendo la Muy Interesante que Los científicos descubrieron que ciertas sustancias químicas presentes en nuestras lágrimas son analgésicos naturales.

d) Animal Planet pasó un documental loquísimo el otro día, no sabés… Resulta que las avispas salpican desde sus cabezas una versión insectívora de los sprays de

defensa que incapacitan temporalmente a sus rivales.

e) Hablando de vinos… me enteré que el vino tinto contiene elementos químicos anti-inflamatorios que evitan las enfermedades que afectan a las encías y huesos que hay

alrededor de los dientes.

f) Si la charla va hacia lo ecológico o pinta por ahí… Viste que el agujero en la capa de ozono de la Tierra se está cerrando, y podría cerrarse completamente en 2050.

Mientras tanto, la cantidad de gases invernadero está aumentando.

g) Éste es una joyita… Te entersate? Con 30 minutos de besuqueo continuo se puede disminuir la reacción alérgica al polen, ya que el cuerpo se relaja y se reduce la

producción de histamina, un compuesto químico que las células generan en respuesta a los alergénicos.

h) La paloma común puede memorizar 1.200 imágenes.

No sé si les resultará útil o no… pero la gente de la Universidad de Massachussetts se pasó todo el 2006 investigando para llegar a estas 8 conclusiones que les permitan

a ustedes superar un silencio incómodo.

Ya sé que el post fue largo, pero para todos aquellos que lo lograron terminar, espero sus comentario, historias, anécdotas de silencios incómodos y maneras de

superarlos…

Saludos, cariños, besos y abrazos queridos viandantes y viandantas…. y para todas las ciberniñeras del mundo… ¡Teta!

Dixit

Pulpo

A pedido: La Segunda Cita

Ya hablamos mucho sobre la primera cita y cuántas posibilidades hay para que sea un total desastre.

Bueno, lograron superarla sin problemas (o con problemas) y llegamos al momento de la segunda cita.

Aquí es donde se dividen los autores, siguiendo a la Universidad de Massachussetts, no se debe llamar a la señorita en cuestión al día siguiente de la primera cita, por muchas ganas que tengas. No se lo debe hacer. Atate las manos, escondé el teléfono, pero por lo que más quieras, no la llames al día siguiente.
Es más, si la cita fue un sábado, llamala el martes, no el lunes. El lunes es muy comienzo de semana, tenés tu agenda que cumplir, llamala el martes, como quien no quiere la cosa.

Siguiendo a la escuela de Illinois, si la primera cita fue un flash, llamala al día siguiente, pero por la nochecita, y no para invitarla a hacer algo, sino por el mero hecho y gusto de gastar pulsos y charlar un rato.

Siguiendo a la escuela de New Hampshire, llamala al día siguiente, e invitala a hacer algo esa misma noche, si te dice que no, nunca más la llames.

Yo particularmente suelo seguir, como ya habrán visto, a los estudios de los intelectuales y científicos de Massachussetts.

Lo que sí, hay cuestiones más importantes que analizar.
Previo a la segunda cita hay que mentalizarse para lo siguiente:

Ya no alcanza con tres comentarios graciosos y sacar un teléfono.
Ahora es la hora de los bifes, hay que ir a por ella.

Con lo cual, queridos viandantes, mis consejos para la segunda cita:

1- Nunca, bajo ningún concepto hables de tu madre. Eso dejalo cuando ella saque el tema, o si, eventualmente (dios no lo permita) se llegan a conocer.

2- Nunca, bajo ningún concepto digas que te gusta la música de Luciano Pereyra, Chayanne, Luis Miguel, o cualquier cantante tano baladoso. Si ella solita te dice que es muy fanática, decile que “Sí, tiene cosas buenas” y cambiá de tema.
Si vos sos el fanático… bueno… este… primero que se enamore y después que se entere.

3- Andá a por el beso (Si es que en la primera cita no fuiste a por él). Sino corrés serios riesgos de tomarte el famoso café de más.
Recordá, usalo como mantra, “Es mejor pedir perdón que permiso”.

4- Andá a un lugar un nivel por encima de la primera cita, pero no te gastes el sueldo.
Armá algo más largo, pero no eterno.
Opciones: Una salida a comer algo (no a un restaurant caro ni a una fonda)
Una ida a jugar al bowling (especialmente si vivis en los suburbios de Philadelphia)

5- Evitá picnics y salidas diurnas. Por lo general se demoran mucho, y todavía no sabés si vas a poder bancarla.

6- Regalale un sábado o un viernes en su defecto. Sino va a pensar que es salida de trampa. (Ya escribiremos sobre este tema más adelante).

Ahora mis consejos a las señoritas:

1- Jamás esperes el llamado al día siguiente. Primero, probablemente no llame, y segundo, si llama, que te deje mensaje, o atendelo como si fuera una llamada más. Haceme caso, zonza… en serio…

2- No intentes cambiarle nada al muchacho. Si vino con la camisa afuera, no le digas que se la ponga adentro, si tiene el cuello mal doblado, no se lo acomodes, si dice vistes en vez de viste, no lo corrijas. Para eso están las parejas, en su cerebro todavía no lo son, lo que le va a sonar es la señal de alarma.

3- No digas que odias el fulbo, ni que odias el basquet, ni que odias nada de eso. Si él te dijo que Chayanne tiene cosas buenas, vos podés hacer el mismo esfuerzo.

4- Andá preparada. El tipo te va a tirar todos los galgos para evitar el café de más. Sabelo. O hay bifes, o no le des changüí de antemano.

5- Andá preparada. El tipo te va a querer tirar todos los galgos, pero por ahí es medio freezer. Sabelo. La sutileza no alcanza.

6- No propongas hacer salida grupal. Para eso hay tiempo. La salida es un mano a mano y que sea lo que Dios quiera.

Queridos Viandantes…

Este es el compendio sobre estudios realizados por tres universidades sobre la segunda cita. Es una instancia difícil, un momento clave, y marca un antes y un después. Pero créanme; aún están a tiempo… o de huir o de lograr una buena segunda impresión.

Espero sus comentarios y agreguen material…

En el próximo envío, un manual de frases, líneas y datos curiosos para evitar silencios incómodos.

Dixit.

Pulpo

Primera Cita – Algunas aclaraciones de uso

La primera cita… para quien quiera ver los consejos de nuestro querido Gillespie, les recomiendo visiten el Almacén.

Esto disparó en mí la necesidad de recurrir a la Universidad de Massachussetts, fuente inagotable de conocimiento e investigación, de donde en una exhaustiva investigación encontré algunas frases y consejos para los primeros encuentros… y si en el Almacén, Gillespie nos recomienda cómo actuar a los muchachos, voy a ir un paso más allá, y aconsejar también a las damas.

Para los muchachos:

No hagas alarde de tu éxito con las mujeres. Si sos langa, con que vos lo sepas es más que suficiente. Y si no te va tan bien como quisieras ¿para qué tocar el tema?
Toda mujer quiere estar con el langa, pero no con el que dice serlo. Menos decir y más ser es la idea.

- Planificá una cita corta.
Si armás una primera salida de día de campo n las sierras a 100 kms de tu casa. Básicamente, más vale que salga bien. Si te llegas a comer un embole, vas a tener que remarla todo el día.

Tomá decisiones.
No quiere decr que cuando venga el mozo le arrebates la carta de la mano y digas, ella va a comer bife con pure (por ahi no le gusta o es vegetariana, o tenía ganas de otra cosa).
Quiere decir que ante una disyuntiva no salgas con el famoso “No sé, lo que vos quieras, me da lo mismo”.
Quieren alguien seguro, que sepa lo que quiere, y lo miden por tonteras así.

Tratá bien al mozo.
Por muy boludo que éste sea, tratalo bien, a menos que se zarpe con la señorita en cuestión.
Por muchas ganas que tengas de destornillarle el cogote de un seco, no lo hagas, a menos que sea la única solución.

Organizá tu cita en un lugar abierto y con varios ángulos de visión.
En caso que la chica la hayas conseguido en un boliche después de las dos de la mañana, tu primera impresión, no es la que cuenta, todo lo contrario, seguro que te engañó. (Para más datos vean la Ley de la Relatividad).
Qué hacer entonces:
Citar a la señorita en cuestión en un lugar ampli y preferentmente de diversas posibilidades de acceso y con amplia visibilidad.
De esta manera tendrás tu vía de escape habilitada si, tal como os vaticino será en el 80% de los casos, el tiempo y la relatividad te engañaron.

Para las señoritas:

No empieces tus frases con “mi psicólogo dice que…” Eso despierta automáticamente un alerta en el joven de enfrente.
Es cierto que todos estamos locos en mayor o menor medida… pero si tarda en enterarse mucho mejor, ¿no?

No hables de boda, vestidos de novia o de los hijos que quieres tener. Hablar de boda con un recién conocido puede sonar a desesperación.
Mi consejo es esperar al menos cuatro o cinco… años para sacar el tema.
Otros temas prohibidos son: Fobias y terrores. Es difícil que si tenés fobia a los cocodrilos y serpientes, la primera cita termine siendo en un pantano o en el serpentario. Todas son locas, todos son locos, pero no hay por qué enterarse tan rápido.

No te pases con la bebida.
La mujer borracha es el blanco que uno busca en el boliche, por ser el tiro más directo, pero si es una cita o primera salida… lo más probable es que termine con el flaco tiroteando a la moza o pensando que sos medio desubicada. (Hay gente para todo).

Hablá simpáticamente pero sin llegar a ser densa.
Esto quiere decir, que no te quedés callada y revoleando los ojos. Eso da la idea que estás embolada o en otra.
Y principalmente, y más importante aún, no te excedas hablando, cada tanto respirá… hace bien.

Espero esto sea de utilidad para todos, queridos viandantes, y será hasta la próxima.
Estoy preparando la Guía Bilingüe del Tiroteo para poder aprovechar las extranjeras que visitan estas pampas para las vacaciones.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos,

Dixit. Pulpo.

Pulpo

Segunda Ley de Equivalencias

Queridos viandantes todos.

Hoy, en esta nueva edición de las leyes de equivalencias vamos a trabajar un tema muy escabroso… Las citas a ciegas.

Aquí, a diferencia de las películas norteamericanas, las citas a ciegas son en realidad presentaciones que uno hace o que a uno le hacen. Suele suceder de la siguiente manera: Viene tu amigo y te dice, che, esta noche salimos con la flaca, y va a llevar una amiga, ¿venis?

En este punto se dan dos posibilidades: La primera y más tranquila es que tu amigo y la flaca estén en pareja, con lo cual no estás obligado a ir, pero si, oh casualidad, tu amigo está en pleno tiroteo y necesita una gamba, no hay posibilidad ética ni moral de negarse. Pero hete aquí, que el amigo siempre dirá la verdad, y cuando uno le pregunta “¿qué tal es?” recibiremos una respuesta honesta.

El grave problema surge cuando es una amiga la que te invita a conocer una de sus amigas.
Allí es donde se abre todo el juego posible de equivalencias.

La primera pregunta que a uno le surge hacer es “¿Qué tal es la mina?”
De acuerdo a la respuesta que tu amiga dé, les traduciré, queridos viandantes, lo que en realidad les están diciendo. Si la chica es linda se lo dirán de una.

1 – “Es piola”: Típica “gordita simpática” a la que la última vez que sacaron a bailar fue en su propio cumpleaños de quince, y fue su padre.

2 – “Es re interesante”: Loca, absolutamente loca. Rata de biblioteca que tiene en su habitación muñecos de GI Joe a los que les habla todas las noches antes de dormir. Hablar más de ocho minutos con esta persona puede dejar secuelas de por vida.

3 – “Tiene una belleza exótica”: Es una cruza entre Guacamayo amazónico y Faisán creído.

4 – “Tiene una belleza rara”: Es una cruza entre Rinoceronte blanco y un Koala con cara de orto.

5 – “Es un cuete”: Loca, absolutamente loca. Típica molesta que al séptimo minutos querés ahorcarla y al noveno minuto querés abandonar el planeta.

6 – “Es una divina”: Tonta, todas sus amigas la viven, la usan y luego hablan mal de ella a sus espaldas.

7 – “Es re buena mina”: Bicho. Pegote a sus amigas y para peor, pegote a todo aquél que le dirija una sonrisa.

8 – “Yo la adoro”: Es un bicho, pero más te vale que me digas que es re linda porque sino te mato.

9- “Es re llamativa”: Es una ridícula. Le gusta andar por la calle disfrazada de remis chocado.

10- “Tiene mucha personalidad”: Es una feminista remanida. Te va a saltar la bronca por cualquier cosa que oses decir, y si lo que osabas decir, terminás diciendo todo lo contrario, también te va a saltar la bronca. Después de los seis minutos te querés ahogar en consomé, después de los diez minutos rogás que algún piano de cola caiga desde el cielorraso en su cabeza.

Así como estas opciones hay muchas más… “Es re buena cocinera”, “Saber guardar secretos”, “Es de confianza”.

Me gustaría escuchar las mentiras que les dicen a las mujeres cuando les van a presentar un amigo. Señoras, señoritas, esperamos su opinión.

Queridos Viandantes, me despido hasta la próxima.

Pulpo Dixit.

Pulpo