Módulo 1 – Unidad 2: "El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir durante el acto"

Hoy estoy nuevamente en esta Diplomatura con mucha alegría porque se inscribieron varias personas, incluso más de lo que esperábamos con el decano Anderton.
Es por ello que, antes de seguir con las demás investigaciones de la Cátedra de Estudios Sociales, decidimos que vamos a acercarles más material del apunte de la Diplomatura de Ceremonial y Protocolo, para que cuando llegue el examen no los agarre desprevenidos y puedan rendir y obtener el diploma.

Como muchos (y más aún muchas) se adelantaron es que en reunión con Anderton y Pérez Osorio decidimos esperar un poco para completar el Módulo 1: El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir después del clímax, y presentarles la primera entrega del material del mismo módulo, pero de otra de las unidades.
Módulo 1: El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir durante el acto.

Honoré de Balzac decía que hablar de amor era hacer el amor; sin embargo, una imagen vale más que mil palabras, y por lo tanto, si seguimos esa lógica una imagen de amor equivale a unos mil polvetes, lo cual es poco lógico, porque entonces una imagen de alguien en pleno acto equivaldría a mil veces el mismo acto, con lo que todo sería un desmadre y además prefiero hacerlo una vez a mirar mil veces una foto.

Sin embargo, no hay que tomar el hablar (Será una serán mil palabras, no lo sé, pero sé que una frase desafortunaad puede traer problemas) tan a la ligera durante el amor, porque nos puede acarrear problemas… es conveniente no decir ciertas cosas y en muchas ocasiones evitar que lo primero que viene a nuestras mentes llegue a oídos de la otra persona (o personas) con quienes compartimos el lecho.

Es por ello que, Desde la Universidad de Massachusetts y en la Unidad 2 del Módulo 1 presentamos: “El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir durante el acto”

Bien decíamos en la unidad anterior que la cama es un lugar muy importante, y aprovechando algunas consultas de alumnos queremos agregar que no sólo es aplicable a la cama, sino que estamos tomando dicho lugar como eje principal del módulo, aunque puede aplicarse a diversos lugares y situaciones.

Primera Parte:

Temas a Evitar

1- Sentimientos y Futuro:

Éste es un tema que no se debe tratar ni durante ni después… quizás sí en el muuuucho después, digamos unos cuatro o cinco años después.

No diga:

- Siempre supe que eras el hombre de mi vida (A menos que quiera que haya un interruptus)

No llore durante el acto, por muy sentimental que sea la situación, no lo haga.

2- Metafísica y Parapsicología:

Hay cuestiones que no necesita el otro saber, que no conviene que las sepa, y mucho menos en el durante.

No diga:

- ¿Te conté que en esta misma cama mataron a Doña Euclidia, la dueña anterior?

- ¿Sabías que la casa está construida sobre un cementerio indio?

- ¿Esos ruidos de cadenas? No te preocupés… es el fantasma Benito, siempre viene de noche a joder.

No cante ni recite “Uno, dos, Freddy viene por ti
Tres, cuatro, cierra la puerta
Cinco, seis, toma el crucifijo
Siete, ocho, mantente despierto
Nueve, diez, nunca mas dormirás”

3- Excusas y críticas poco constructivas:

Una cosa es de antemano decir, “no, hoy estoy cansado/a”; o realizar una crítica constructiva como “Si me tocás ahí, sí, sí, así, me gusta mucho más”, y otra muy diferente es llegado el momento excusarse y/o realizar críticas malintencionadas.

No diga:

- Te juro que es la primera vez que me pasa! (Aunque lo sea, será poco creíble)

- Pero será posible! Tengo que hacer todo yo acá!

- No así no funciona… salí que mejor lo hago solo/a

- Pero sos o te hacés? Ahí van los auriculares!

4- Comparaciones odiosas:

Volvemos a repetirlo, las comparaciones son odiosas… evítelas a menos que sean comparaciones muy positivas… si son del reino animal tenga el doble de cuidado

Puede decir:

- Sí, sos un león!

- Cómo me gustás, parecés una gata en celo!

– Yegua, Potro, Tigre, Perra, Leopardo, Boa, Pulpo (:D) están bien decirlas, utilícelas sin problema.

NO PUEDE DECIR:

- Parecés una sarigüeya en celo

- Sí, sos un tapir

- Haceme el salto desde el ropero, mi lagartija

- Sos más sensual que un oso hormiguero con asma

- Cómo me calienta tu cuerpo de pingüina empetrolada

– Koala, Elefante, Triceratops, Perezoso, Manatí y Venado también manténgalos alejados de las conversaciones de cama.

5- Economía y Negocios

Hay lugares y momentos para cada cosa, los negocios y la economía tienen el suyo, y no es éste. Quizás sí en el post, probablemente en el pre, pero no en el durante.

No Diga:

- ¿Aceptás tarjeta?

- ¿Y… tengo el ascenso?

- No sabés cómo cayeron las acciones de la compañía… están todos preocupados.

6- Terceros Involucrados o No Involucrados:

La cama es un mal momento para ponerse a hablar de otras personas más que los que en ese momento están interactuando.

No diga:

- ¿Estás segura que tu marido / novio / esposa / novia no viene? (Ya está jugado… la suerte está echada, y probablemente usted esté en eso… sólo esté atento si oye la cerradura).

- Oh Sí… Ingrid (A menos que se llame Ingrid quien comparte su lecho)

- ¿Cómo te llamabas? (Es descortés preguntar en ese momento. Quédese con la duda)

- ¿A qué hora salían los chicos del cole? (Jamás, bajo ningún concepto… por favor, no lo haga)

- Vino el plomero, dice que hay que cambiar la canilla y que el arreglo sale… (Hay momentos y momentos…)

Muy bien, queridos y queridas viandantes, no queríamos extendernos demasiado en esta primera parte de la Unidad 2 del Módulo 1 de la Diplomatura, pero aún falta mucha tela por cortar en este tema… aún no ingresamos en frases de cine, de tv y de publicidad, imitaciones y demás…

Espero sus comentarios.

Clases de consulta, pregunten en Bedelía.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Lanzamiento Oficial: Diplomatura en Ceremonial y Protocolo. Módulo 1: El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir después del clímax

Hoy tengo una noticia muy importante para darles; en un guiño que me dio el Decano Anderton, por confiar en mi carrera, mi experiencia, y las repercusiones que ha logrado la Cátedra de Estudios Sociales en la Universidad de Massachusetts y este sitio de extensión, como es Atención Viandante.
Hoy, me ha confirmado algo que me llena de orgullo.

El decano se contactó conmigo para que comencemos el dictado de una Diplomatura a Distancia sobre Ceremonial y Protocolo.
Espero me acompañen en este nuevo desafío.
En los comentarios dejen sus pedidos de inscripción a la Diplomatura.

Ahora sí, sin más introducciones, directo desde la Universidad de Massachusetts, el primer módulo de la Diplomatura en Ceremonial y Protocolo:

Módulo 1: El Protocolo de Cama. Qué decir y qué no decir después del clímax.

La Cama es un lugar muy importante en la vida sexual de la gente, tanto a presente como a futuro; y sin embargo, muchas veces uno, al relajarse después de una sesión de afecto, quizás pierda la noción de sociabilidad de la situación y diga o realice cosas fuera de lugar.

Aquí le presentamos algunas cuestiones a tener en cuenta a la hora del clímax. A Pedido de Gurisa.

Primera Parte: Temas a evitar:

1- Sentimientos y Futuro:

Evite hablar de cómo se siente, especialmente si eso puede generar mucha tensión, no toque temas que se adentren en el futuro más allá de qué comer o beber.

No diga:

- Te amo (Al menos hasta que sea el cuarto o quinto… año)

- Qué ganas de tener un hijo! (Mode Alerta On!)

- Cómo me gustaría llegar a viejito/a con vos!!!

2- Comparaciones odiosas

Las comparaciones son odiosas en toda circunstancia… dése cuenta; en esta circunstancia… también lo son.

No diga:

- Sos casi tan bueno como mi ex. (La empeora aún más si pone cara de rememorar momentos con su ex pareja)

- Che… pero el año pasado estabas más flaca, no? (Comparaciones con el pasado de la misma persona son más odiosas aún)

- Visto desde ese ángulo parecías un castor con reuma (El mundo animal está muy bien… pero trate de utilizar animales que inspiren comparaciones positivas)

3- Cine y TV:

El Séptimo Arte es algo muy bello y está plagado de frases memorables; tenga cuidado con el tipo de frases que utilizará.

Puede utilizar:

- “Este es el comienzo de una bella amistad.” (Casablanca)

- “Enterramos nuestros pecados, lavamos nuestras conciencias”. (Río Místico) – Si está en situación pateadora de asados.

- “Sin ti, las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las emociones pasadas”. (Amelie) – Cursi… rayando el zarpe de cursi… pero si encuentra la situación, puede zafar.

- “Yo veo un bombón, me da igual que el resto vea toda la caja”. (Amor Ciego) – Ojo cómo lo dice… que no se den cuenta el mensaje tras la sutileza…

- “Por la mañana seremos historia”. (Antes del amanecer) – Sutil manera de hacerse el sota en una sola noche.

- “Esta es la vida que elegimos. Y una cosa está clara, ninguno veremos el cielo”. (Camino a la Perdición) – Para decir bebida en mano.

- Tienes 600 clases distintas de sonrisas…, todas te iluminan la vida. (Cuando un hombre ama a una mujer) – Esa dígala mirando a los ojos. Es un golazo seguro!

- “tengo miedo a salir de esta habitación y no volver a sentir nunca lo que siento estando contigo…” (Dirty Dancing) – Sólo para decir después de una noche lujuriosa con una amante a quien querés volver a ver, y que ella también. Sino es peligroso.

- “Buongiorno principesa” (Buenos días princesa – La Vida es Bella). Sólo si llegás con bandeja de desayuno en mano, y ella está semi dormida boca abajo y entre medio de un desperezo mirando de reojo hacia atrás.

NO PUEDE UTILIZAR!!!!!:

- “Hasta la vista baby” (Terminator) – Tampoco acompañe esa frase con un resoplido de elefante y la seña de la trompita. Simplemente no lo haga.

- “Freedom!!!” (Corazón Valiente) – Mucho menos si lo que quiere es levantarse rápido e irse.

- “Esto es todo amigos!” (Looney Toons) – No los acompañe con una voz de Porky, ni de Bugs Bunny.

- “Luke Soy Tu Padre” (El Imperio Contraataca) – Es más, nunca use frases de la Guerra de las Galaxias. Menos aún si usted está en posición pachachera debajo de las frazadas. Evite poner voz de Darth Vader.

– “I See Dead People” (Veo gente muerta – Sexto Sentido) – Señorita… si el clímax ya pasó; es por una simple cuestión de naturaleza que habrá “dead people”. No hace falta que lo recuerde.

- “Voy a hacerle una oferta que no podrá rechazar” (El Padrino) – No es el momento… con tantas otras frases de El Padrino, justo se le ocurre esa!!!!

- “Que destino tan paradójico tener que sufrir tantas penas por algo tan pequeño”. (El Señor de los Anillos) – Señorita… nuevamente… no sea cruel. Cada quien hace lo que puede con lo que el tata dios le dio.

- “Iabadabaduuuuuuuuu” (Los Picapiedras) – Sin necesidad de explicarlo. Simplemente no.

4- Psicología y Análisis:

Por muy interesado/a que usted esté en la Psicología, en el psicoanálisis y en la terapia. Hay momentos y momentos para cada cosa.

No diga:

- “¿Fuiste reprimido de chico, no?”

- “¿Alguna vez te conté que sufro de un desorden obsesivo compulsivo?”

- “Seguro que apagaste la luz para imaginarte con otro!”

5- Hogar y Accesorios

Hay instancias en que uno se da cuenta que el hogar donde vive necesita una lavada de cara, hay veces que uno se interesa por los muebles o los aparatos y electrodoméstiscos. Para cada cosa su tiempo.

No diga:

- “Vos sabés que recién cuando estabas arriba mío me di cuenta que hay unas humedades bárbaras en el techo!”

- “Vos sabés que recién no encontraba el control remoto por ningún lado. ¿Lo viste?”

- “¿Está bueno el colchón. Los resortes son cónicos?”

Queridos y Queridas Viandantes. Fue ya bastante larga esta primera parte del módulo uno.
Por favor pasen a inscribirse los que quieran participar de la Diplomatura, y comenten sobre el apunte, que sobre este material serán las clases de la Diplo.

Ya seguirán saliendo más ediciones.

Saludos, Cariños, Besos y Abrazos

Dixit

Pulpo

PD: Qué groso… ya superamos las 6000 visitas!

Pulpo

A pedido: ¿El Tamaño Importa? Parte 3

Queridos y queridas viandantes:

Una resma de pedidos me llegó para que acercara a la Universidad de Massachusetts con la inquietud. Debíamos estudiar los pechos femeninos, en busca de responder uno de los enigmas más antiguos de la historia antropológica social.
¿El tamaño importa? Ya en ocasiones anteriores en este mismo blog, estudiosos como Lola o Dr. Neurus intentaron responder este tipo de preguntas, al hablar de otras partes del cuerpo tanto masculino como femenino, con distintas conclusiones.
En esta ocasión, el equipo de estudios sociales, liderado por el decano Anderton, decidió que lo conveniente sería que yo encabezase el equipo de análisis, y fui enviado a relevar el campo, analizando los diversos pechos femeninos, o para decirlo más propiamente, los pechos de diversas femeninas, ya que de lo contrario sería el derecho o el izquierdo (o algo que dé un poco de impresión si son más).

Tras un concienzudo análisis, logramos postular lo siguiente: “A no ser que sea exagerado por demás o por poco, el tamaño de los pechos femeninos no importa”. Repito, no importa.

Pero de estas palabras en nuestra conclusión se desprende claramente que es teniendo en cuenta que no sea una exageración por mucho ni por poco.

De esta manera, un pecho cóncavo podría resultar un problema, y un pecho exageradamente grande es potencialmente insalubre.

Ahora bien, hay mucho de relatividad en la ley de la escasez, a saber: Es clave que con la mano no pueda abarcarse la totalidad del pecho, de esta manera, una mano pequeña, aceptará pechos menores, y una mano grande, asimismo requerirá mayor superficie tetal.

Con estas salvedades de por medio, y habiendo logrado una conclusión con sólo el 16% del presupueto asignado, y, al estilo del primer fernet, el pico caliente, decidimos destinar el 84% restante del presupuesto y de nuestro tiempo a seguir analizando los pechos femeninos, porque, seamos honestos, es una tarea bastante entretenida.

En la segunda parte del estudio detectamos algo que se creía mito. Los pechos tienen personalidades propias de acuerdo a sus caratcerísticas topomórficas:

1- Los pechos alegres:
Son aquellos que parecieran sonreír, suelen ser turgentes, firmes y erguidos naturalmente. Por lo general se encuentran contenidos por sutienes con breteles de colores que asoman insistentemente por el borde de la remera, como diciendo “Ey, aquí estoy”, y siempre tratando de entablar diálogos con los transeúntes.

2- Los pechos deportivos:
Al igual que los coches, van a gran velocidad, y apretados en un sostén ceñido. Suelen ser portados por jugadoras de hockey, tenistas o corredoras.
Como no pueden moverse mucho, sufren de un poco de claustrofobia, y cuando por fin ven la luz se los nota como un cachorro persiguiendo una pelota, felices y movedizos.

3- Los pechos cabriolet o descapotables:
Una vez más, al igual que los coches, son aquellos que se utilizan para llamar la atención y hacer que se vuelvan las miradas.
Usualmente acompañados de push ups y escotes superiores (Generalmente remeras blancas ajustadas o similares), son portados con orgullo e indiscreción, y más de una vez son aprovechados para sobreponerse a situación de bajón transitorias.

4- Los pechos aventureros:
Tal como dice la canción de Ricardo Arjona (Escucharlo fue pare de la investigación científica), víctimas de la gravedad y móviles al compás.
No suelen ir acompañados de sutién y son por lo general rebotadores.
Dentro de la sociedad tetal, son quienes practican el benji jumping (o puenting) desde las clavículas hasta la 5° costilla los más saltarines.

5- Los pechos presidenciales:
Son aquellos pechos que, al igual que nuestro presidente K, son bizcos.
Por lo general el derecho apunta al frente y el izquierdo apunta hacia el costado o viceversa.
Son portados con elegancia, pues eso no le impide estar en las mujeres de más elevado cociente intelectual. Los corpiños con bretel de silicona, debajo de un trajecito gris, suelen ser los aliados correctivos que los obligan a mirar al frente.

6- Los pechos disímiles:
Así como las osas, hay una teta mayor y una teta menor.
Son pechos conflictuados, ya que el mayor siempre recibe más afecto. Están en una tensa relación entre sí debido al poco balance entre los mismos.
En caso que se encuentre con un caso así, distribuya su amor en partes iguales y evitará un potencial conflicto.

7- Los pechos orgullosos:
Aristocracia entre los senos. Se saben manejar al compás, son buenos compañeros entre sí, caminan siempre con su frente alta y su vista al frente, a sabiendas que son la envidia de los demás senos y la codicia de cuanto calenturiento ande dando vueltas.
Son pechos capaces de mantener callados por timidez a un grupo de albañiles en obra, a escolares de quinto año en plena chupina (o rata o rabona).
Son pechos que pueden llevarse el mundo por delante.

8- Los pechos nuevos burgueses:
Así como la burguesía históricamente representaba el ascenso social a través del éxito económico, estos pechos, capitalistas, trepan la escala social desde cualquier categoría, hacia la de orgullosos, a fuerza del dinero.
Igual que soltero reciente no pierden la oportunidad de salir a divertirse y ser vistos.
Tienen una tendencia a relacionarse con el sobrebronceado artificial.

9- Los pechos timidones:
Son aquellos que apuntan hacia adentro, pechos introspectivos, que una vez que uno los llega a conocer, suelen ser divertidos, pero a primera instancia tratan de pasar desapercibidos, y suelen ir acompañados de cuellos altos.

10- Los pechos paranoicos:
Suelen mirar hacia los costados, esperando algún ataque proveniente de cualquier frente. Por lo general, y debido a su paranoia, van acompañados de sostenes que se abren por delante, pues quieren saber quién es el que abre el broche, y cómo lo hace.

11- Los pechos sorpresivos:
Suelen ser de las más altas categorías de la escala social de senos, pero tienen la costumbre de ir siempre demasiado tapados, utilizan poleras, cuellos tortugas, escotes en la espalda y no en el frente.
Son aquella parte de los pechos aristocráticos que buscan el golpe de efecto de la primera visión.

12- Los pechos deprimidos:
Son aquellos a los que la falta de cariño y de ejercicio los tiene sumidos en la depresión, alicaídos y ocultos.
Con buenos cuidados se puede lograr revertir su situación, pero hay que tener mucho ojo por posibles recaídas.

13- Los pechos amigables:
Son generosos, comen y convidan, se comparten con todos, se muestran y son el alma de la fiesta.
Siempre es bueno tener uno a la mano.

14- Los pechos mentirosos:
Son aquellos que se hacen pasar por aristocráticos cuando están vestidos, pero en realidad utilizan muchas tretas y artimañas para mostrarse así.
Al igual que toda mentira, tienen patas cortas, y suelen ser puestos en evidencia.

15- Los pechos perfectos:
Para finalizar esta clasificación. Son los pechos que tienen la forma, la firmeza, la turgencia, la personalidad y todo perfectos.
Muchos dicen que son un mito, pero todos, nos sentimos Indiana Jones y nunca cesaremos en la búsqueda de este Santo Grial de los senos.

Hasta aquí llegó el estudio del tema.
Por favor espero todos sus comentarios, y por favor, agreguen todas las categorías posibles que se les ocurran, ya que, recuerden, este estudio lo hicimos con menos presupuesto del que solemos disponer, pero no por ello con menor entusiasmo o motivación.

Espero sus aportes, comentarios, identificaciones y demás, y nos seguimos leyendo.

Dixit

Pulpo

Pulpo

Columnista Invitado: Dr. Neurus – ¿El tamaño Importa? segunda parte

Hoy queridos viandantes me toca presentarles a un catedrático, que se suma a esta búsqueda que desde Atención Viandantes hemos comenzado.
El Dr. Neurus, egresado de la gloriosa Universidad de Massachussetts, sede de todas las investigaciones que significan algo y que logran cambiar el rumbo del mundo.

El Dr. Neurus está planteando una nueva teoría sobre talles, tamaños y disfrute sexual.

Los dejo, queridos viandantes, en compañía del Dr. Neurus.

Queridos integrantes de Viandantes,

Ante todo, mis respetos a los fundadores de este vital espacio de discusión sobre temas que, aunque la mayoría de la sociedad lo niegue, son fundamentales para el desarrollo de la vida cotidiana.

Salgo de mi rol de lector para colocar sobre la mesa de debate un tema que siempre rondó mi cabeza hasta que, luego de algunos años de experiencia y habiendo conocido diferentes mujeres, pude comprobarlo en persona.

Durante toda la historia de la llamada “Batalla de los sexos”, la mujer supo posicionar el tema del tamaño del pene del hombre como una cuestión vital para el sexo e indicador de la potencia sexual, placer y demás. Dejo el post de Lola “El tamaño ¿importa?” para los que aún no tengan una idea formada sobre el tema.

Pero el tema en cuestión no es sobre el órgano sexual masculino. Como dije al comienzo y realizando filosofía barata, la pregunta que rondó en mi cabeza desde pequeño era: “Ok, el hombre puede tener su ‘compañero de acción’ grande o pequeño; ancho o fino. Es evidente a simple vista, tanto para la mujer como para el hombre. Quién no tiene entre su grupo de amigos uno al que le llamamos “Burrito”, “Bulto” o “Trípode”. Pero… ¿Y las mujeres? ¿Tiene todas su aparato sexual igual? No!!!

“Producto de años y años de estudio y testeo en el campo de la práctica” —como bien dice la misión de este Blog— pude confirmar en carne propia diferentes tamaños de vaginas. Me imagino que no soy el único con el que tuvo algún encuentro con alguna mujer que le dijo al oído y en medio del apasionante deporte que todos nosotros practicamos: “Despacito porque soy pequeña”. Quéeeee?????? Pequeña????? Noooooooooooo!!! No me podés hacer esto, flaca!!! Quiero transpirar la camiseta a full y me pedís que juegue a media máquina?????

Tal como escribió Lola en “El tamaño… ¿importa?”, la vagina de la mujer tiene la capacidad de acomodarse, pero cabe decir que esto es así hasta cierto punto.

Previendo algunos comentarios, el que escribe no tiene por apodo “Burrito”, “Bulto” ni “Trípode”. Me considero un integrante más de la clase media sexual masculina. Así que ni me quiero imaginar lo que habrán sufrido los más dotados.

Si llegamos a ponernos todos de acuerdo en que existen diferentes tamaños de órganos sexuales, tanto masculinos como femeninos, ¿se puede decir que un factor fundamental para tener una de esas increíbles noches de sexo es que exista una compatibilidad en los tamaños, además de cuánto nos guste nuestra pareja, la actitud que se le ponga, el lugar, etc?

Pero la consulta es ¿por qué no se habla del tema? ¿Por qué no se lo cuestiona como un factor a evaluar en una relación sexual? ¿Será porque no es evidente a simple vista? ¿Las mujeres nos ganaron de mano para posicionar el tema de nuestro tamaño y no el de ellas? ¿Será que vivimos en una sociedad demasiado ignorante de la fisiología sexual, entre otras cosas?

—-

El debate se inicia, queridos viandantes, se esperan sus opiniones si están o no de acuerdo con el Dr. Neurus.

Saludos,

Pulpo

Pulpo