Retratos y Personalidades: El Apoyador

Buenas buenas, queridas y queridos viandantes. ¿Cómo les va? Hoy, en una nueva entrega de uno de los estudios sociológicos y antropológicos, vamos a revisar el perfil de un personaje bastante molesto dentro del crisol de personalidades humanas. En este caso, es una de las personas no queridas por el común de la gente, y en especial por las señoras y señoritas que viajan en colectivo: El Apoyador.

Retrato del Apoyador:

Dícese de aquél que, no siendo verdulero, anda apoyando la fruta en donde puede, de aquél que, no habiéndose quedado ningún auto quiere empujar lo mismo, de aquél que, no siendo golfista, trata todo el tiempo de andar arrimando. ¿Lo ubican?

Suelen andar por lugares concurridos como boliches, bares, calles céntricas, y sobre todo, transporte público, intentando asentar su humanidad o principalmente, su identidad de género en cualquier cola que ande inadvertida cercanamente.

Es por ello que su hábitat natural es donde haya mucha gente apretujada.

Generalmente se caracteriza por una cara cruza de onanista con hacerse el boludo y más de una vez la mano en el bolsillo.

Estudios que realizamos en la Universidad de Massachussetts indican que el “Apoyador de Colectivo” es un personaje más detestado por las mujeres incluso que el “Escupidor de Vía Pública”.

Además, cabe destacar que existen diferentes versiones de este personaje poco querido de la vida cotidiana.

El joven Apoyador: (Danoninus Pajeritus):

Aún en la pubertad, o recién entrado en ella. Tiene todavía la esperanza de superar su etapa de Apoyador, simplemente está en la edad donde hasta escuchar la palabra teta lo pone brasa.

El Apoyador Veterano: (Viejus Verdis):

Con su pantalón de gabardina o lona subido hasta la altura del corazón y un cinto notoriamente apretando a la altura de los pulmones, se siente dominador por la experiencia de la cara de hacerse el boludo y la inimputabilidad geriátrica, entonces aprovecha para apoyar la fruta ya vencida o a punto de expirar en la humanidad de cualquier señorita preferentemente joven.

El Apoyador Manual: (Tocae Culus):

No contento con el posamiento frutal, acompaña con un intempestivo manotazo que puede ir tanto destinado a la cola, como a otras partes también imberecundas. Se podría decir que es el apoyador más kinestésico de la manada.

El Apoyador Múltiple: (Fruteris Serialis):

Es capaz en un solo viaje en colectivo de ubicarse detrás de varias colas, cual invitado en cata de vino.

El Apoyador Oral: (Zarpadus Correlachota Demicarum):

Suele darse en los medios de transporte público como trenes, colectivos y subterráneos y son la peor de las personas que cualquier dama puede encontrar en un viaje. Busca a quienes están sentadas en los asientos del colectivo, tren o subte, y acerca sus partes de una manera excesivamente incómoda a la cara de la señora/ita sentada en cuestión. Debería haber ya una ley que permita el codazo o carterazo en los huevos a esos seres que desgracian al resto de los hombres no tan desubicados.

El Apoyador Musical: (Piripichus Bailarinum):

Suele aparecer en los recintos de baile pensando que la vida es un eterno trencito musical apoyador. No solamente es capaz de la apoyada, sino también deben cuidarse de la posible volcada de trago encima.

Bien queridos y queridas viandantes. Hasta aquí el retrato del Apoyador. Espero les sea de utilidad.

Mensaje para los caballeros: No se transformen en este ser despreciable.

Mensaje para las damas: Por favor, dejen sus opiniones en los comentarios.

Será hasta la próxima

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Publicado por

Pulpo

Autor de Humor Escrito Original.

6 comentarios sobre “Retratos y Personalidades: El Apoyador”

  1. Coincido absolutamente en que el más desagradable de los seres de la creación es el Zarpadus Correlachota Demicarus. No hay superlativo que alcance para describir el grado de absoluto, total, completo y definitivo asco y desprecio que provoca. Si algún lector es uno de ellos, ya sabe lo que de él pensamos las mujeres, así que vaya actuando en consecuencia, antes de que termine convertido en ese mutante conocido como Cuandus Mecortarum Elcosus.
    Un beso, profesor.

  2. Así es Graciela! Totalmente de acuerdo =)
    Excelente artículo (ya lo había leído, pero no había comentado)
    Sigo con mi instrucción…

  3. NO SEAN HIPOCRITAS. A LA MAYORIA DE LAS MUJERES LES ENCANTA QUE LAS APOYEN Y MUCHO MAS SI SOS PORTADOR DE UN BUEN ZODAPE. YO VIAJABA EN EL 96 A LAS 6 DE LA TARDE Y HE APOYADO A MORIR, INCLUSO CREO QUE HASTA HE CONCEBIDO ALGUN NIÑO EN UN COLECTIVO.
    HABIA UN TIPO, DE TRAJE MARRON QUE VIAJABA TODAS LAS TARDES Y TOMABA EL COLECTIVO EN ELL MISMO LUGAR QUE YO Y ESTE TIPO ESPERABA UNO BIEN LLENITO, SE UBICABA DETRAS DE UN BUEN ORTO Y NO LO MOVIAS NI CON UNA GRUA CATERPILLAR, ESTABA COMO PEGADO AL PISO.
    Y NUNCA VI QUE NINGUNA LE DIJERA NADA. SE VE QUE TENIA UN BUEN ZODAPE Y LES GUSTABA HORRORES. SIEMPRE TUVE LA SENSACION DE QUE ESTE TIPO ACABABA. A MI ME GUSTABA MIRARLE LA CARA A LA “APOYADA” Y VEIA COMO CERRABA LOS OJITOS Y PONIA CARA DE “ME GUSTA MUCHO”. VAMOS QUERIDAS, NO SE HAGAN LAS PURITANAS, A TODAS LES GUSTA SENTIR UN BUEN PEDAZO EN LA RAYA DEL ORTO. SE VUELVEN LOCAS.

  4. Picoreto, sos muuuuy desagradable, que pena me das si tenés la necesidad de apoyar en el bondi para sentir el cuerpo de una mujer, la mayoría de las mujeres detestamos a los tipos como vos. PATETICUS

  5. el apoyador al reves o (apoyatum inversus): Se trata de un especimen, que el lugar de apoyar la canasta de frutales, se coloca delante del homo erectus para se empujados por el bulto de nombrado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>