Guía del Viajero en Pareja: 1- ¿Cómo preparar un viaje en pareja?

Buenas buenas queridas y queridos viandantes, ¿cómo les va?

Hoy vamos a traer un nuevo material directo desde la Cátedra de Estudios Sociales de la Universidad de Massachusetts donde intentaremos analizar una instancia clave en toda vida de pareja, como es el viaje.

En todo viaje la pareja busca alejarse de su entorno actual y descansar y tomar ese tiempo para encontrarse, para disfrutarse y para estar juntos y crear nuevos recuerdos para ocasiones futuras en las que haga falta apelar a las bellas memorias para no mandarlo al soberano infierno después de la decimocuarta vez que deja los platos sucios en la pileta de la cocina o deja los jabones con pelos (Nota del autor: ¡Puaj!).

Por estas razones, el viaje en pareja es una especie de seguro de romance para utilizar en el futuro cuando las cosas no sean tan color de rosa. Entonces, para que logre su cometido, deben tenerse ciertos recaudos.

  1. Divida correctamente el espacio del baúl del auto
    Esto quiere decir, por supuesto, que usted evite cometer el error de pensar que el maletero del coche es un 50% para cada uno. Grave Error. La correcta distribución es dos tercios para ella, un tercio para él (Y en el tercio de él va incluida la rueda de auxilio, la llave cruz y la caja de herramientas).

  2. Arme su valija de acuerdo a la cantidad de días que irá de viaje
    Los caballeros: lleven al menos la misma cantidad de calzoncillos, boxers o slips que noches vayan de viaje.
    Las damas: lleven como máximo la misma cantidad de zapatos que noches vayan de viaje.
  3. Van al mismo lugar, la temperatura será la misma para ambos
    Por ende, hágale caso y lleve ese pullover que usted cree que no usará. Es mejor cargar con 400 gramos de lana en el fondo de la valija que con el “Te dije” tres días seguidos.
  4. El deber de todo copiloto es colaborar con el conductor
    Entre las tareas asignadas del copiloto se encuentran: Cebar mates (o preparar café, servir gaseosa, convidar papas fritas, etcétera), armar los sanguchitos de milanesa, ver los carteles de cuánto falta para la próxima estación de servicio, darle charla al conductor para que no se duerma, relatar los paisajes que el piloto se está perdiendo (por ejemplo: “Uyy… mirá ese viejo que va por la banquina el pelucón que tiene” y similares) y acariciar la cabeza y/o detrás de la oreja del conductor.
  5. El deber de todo copiloto es no molestar al conductor
    Entre las cosas que el copiloto no puede hacer están: Cuestionar el sentido de orientación del piloto. (Aclaración de importantes genetistas: Los hombres nunca equivocan el camino, a lo sumo hacen “atajos en negativo“), o cambiar la música del estéreo sin autorización (Nada hay más grave que ir escuchando Black Dog de Led Zeppelin y de repente que en nuestros oídos entren los acordes del disco de Locomía, Teto Medina, Dr Silva o Jorge Rojas).
  6. Un viaje en pareja es un viaje en pareja
    Por muy obvio que parezca el encabezado, nunca está de más aclarar que las vacaciones familiares, las “acompañame al viaje laboral“, las visitas a familiares de otras ciudades y los paseos menores a 50 kilómetros a la redonda con ida y vuelta en el día, no cuentan como viaje en pareja.
  7. Si viajan en colectivo o tren sepan elegir el asiento
    El/la que sea más (terminología científica mode on) culo inquieto deberá sentarse del lado del pasillo. Es muy molesto que se levante alguien cada dos minutos a buscar jugo, café, un abrigo, acomodar el bolso de mano, las palabras cruzadas, guardar las palabras cruzadas, bajar un libro, guardar el libro, bajar el Ipod o MP3, guardarlo, bajar galletitas y agua mineral, volverlas a guardar. Pero mucho más molesto aún es que encima de todo, te hagan levantar para cada una de esas cosas.
  8. Planifiquen el viaje pero no tanto
    No hay estudios científicos concluyentes aún que expliquen el por qué, pero en toda pareja hay uno que prefiere planificar todos los detalles del viaje y el otro que sale con lo puesto y “que sea lo que Dios quiera“. Busquen el punto intermedio para calmar ambas ansiedades.
  9. No le crea a E! Entertainment Television
    Vaya donde vaya, no tenga las expectativas tan altas, o no logrará crear remembranzas tan memorables. Además recuerde, los fiestones que se ven en Wild On! y otros programas de E! están preparados para que usted sienta todas las ganas de ir… es probable que el día que usted vaya a ese boliche donde todos danzaban desnudos, había Iphones, Automóviles y Viajes de premio para los más alocados y todos tomaban mucho tequila, lo único que encuentre sea a 200 camioneros barbudos tomando cerveza tibia. No crea todo lo que ve en televisión.
  10. Relájese, está de vacaciones
    No se preocupe por lo que está dejando, si le encargó a su sobrino Johnatan que cuide a Boby, lo hizo porque confía en su sobrino… y si no confía, no se lo hubiera dejado a cargo.
    Chequeó diez veces que apagó el gas, catorce veces que cerró la puerta con llave y puso la alarma.
    Ahora relájese y disfrute, dedíquese a crear bellos recuerdos que es la principal función de las vacaciones, junto con la reactivación de las economías turísticas.

Bien queridos y queridas viandantes, hasta aquí la primera entrega de la guía del viajero en pareja, espero que la hayan disfrutado y pronto vendrán consejos sobre las vacaciones en sí mismas y diferentes destinos a los que ir en pareja y cómo comportarse allí.

Dejen sus comentarios y hasta la próxima

Saludos, cariños, besos y abrazos

Dixit

Pulpo

Pulpo

Publicado por

Pulpo

Autor de Humor Escrito Original.

14 comentarios sobre “Guía del Viajero en Pareja: 1- ¿Cómo preparar un viaje en pareja?”

  1. Corolario obvio ésta es la razón por la que siempre que puedo, viajo sola. ¡Y la paso de diez!

    Un beso. gracielaleo

  2. me encantan los viajes en pareja!!! salir con el auto y parar a donde se nos cante… planificar lo minimo y q lo demas nos sorprenda… muchas veces me ha pasado de decir “bue, vamos para la costa”; tener una ciudad a la q queremos llegar pero ir parando a donde nos plazca…. muchas veces descubris lugares preciosos de los q ni idea tenias y q jamas pensaste q conocerias, simplemente por “pura ignorancia”…. y OBVIO voy de copiloto porq admito q no manejo bien…. y porq la paso mejor cebando mate y viendo el paisaje jeje

  3. no hay nada mejor que un viaje en pareja sin planificar como dice Vane, de decir “vamos para X rumbo” y no regresar hasta enfadarse por completo, aunque esto a veces es contraproducente, ya que estando con tu pareja es dificil enfadarte.

  4. Buenísimo el post :) A mí me toca de pareja un planificador de esos obsesivos que anotan cuantos km. marcaba el cuentakilometros al salir, cuantos litros de nafta cargo, cuanto… en fin todo para sacar estadísticas después.

    Yo por mi parte soy de las insoportables que llevan la frazadita en el asiento de atrás por si refresca, el protector solar por si hay mucho sol, un par de libros (que nunca llego a leer, obvio) y etc. etc. etc. jajajaja

    Tengo pendiente un post de como-viajar-en-pareja-y-con-pekes sin querer matar a alguno en el camino. Voy a ver si me pongo de una vez a escribirlo :)

    Cecilia
    http://www.elnenenomecome.com

  5. El deber de todo copiloto es colaborar con el conductor
    Entre las tareas asignadas del copiloto se encuentran: Cebar mates (o preparar café, servir gaseosa, convidar papas fritas, etcétera), armar los sanguchitos de milanesa, ver los carteles de cuánto falta para la próxima estación de servicio, darle charla al conductor para que no se duerma, relatar los paisajes que el piloto se está perdiendo (por ejemplo: “Uyy… mirá ese viejo que va por la banquina el pelucón que tiene” y similares) y acariciar la cabeza y/o detrás de la oreja del conductor.

    AMÉN!

  6. Estaría bueno que después hicieras un decálogo sobre el acampante. Sobre este posteo y relacionado con lo que te propongo, te comento: “Al que nunca durmió en carpa, su pareja debe aclararle que la tela del iglú no es lo mismo que las paredes del depto y por ende se escucha toooooodoooooo1″ A saber: críticas a los vecinos de campamento, verbalizaciones en estado de sonambulismo, gemidos y ruidos corporales.
    Muy bueno esteo posteo y el blog en general, me rio muchísimo.
    Saludos!

  7. Los viajes largos tienden a ser menos problemáticos que las salidas en el día, no tanto por la cuestión de la planificación de bártulos a acarrear; si no por una cuestión de ganas de viajar, de haber llegado a la época de vacaciones con un reencuentro en de la pareja a miles de kilómetros de distancia de la odiosa familia de ella o de los infradotados amigos de él.

    Por el contrario, los paseos de domingo pueden ser una catarata de malas decisiones que comienzan con la idea de él de sacarla a pasear para ver si cambia esa cara de doberman constipado que durante toda la semana fue construyendo.
    El recorrido en auto empieza con la sintonización de Sucesos Deportivos (programa de Cadena 3 con Víctor Brizuela, que seguro ella detesta) el cual los acompañará durante todo el viaje.
    Siguen con un almuerzo en una fonda de cuarta en un pueblucho semiderruido para comer empanadas que huelen a transporte público en hora pico; continuan con un picnic junto a un arroyo seco y finaliza cuando él, al otro día les cuenta a sus compañeros de trabajo que la saca a pasear y la tiene como una reina… cuando al doberman sólo le hubiera hecho falta un sachet de activia para volver a su tierno aspecto de chica de los sueños.

  8. Muy sabias las palabras, especialmente las de la mujer que lleva 56 bolsos màs los de maquillajes y zapatos. Gracias a dios, soy la excepciòn a esa regla.

  9. Muy buenos consejos, casi casi te diría que me describiste tal cual soy cuando emprendo un viaje…..
    No me duermo y voy dando charla al conductor, cebo mate, pelo caramelos e intento respetar los gustos musicales del que conduce….o bien llegar a un acuerdo.
    El tema de los bolsos, siiiiii parece que me mudo asi solo me vaya un fin de semana a la costa, pero bueno….son cosas INDISPENSABLES (mas de la mitad no las uso….o bien uso toooddoooooo para que no me hinchen con que llevo cosas al pe**).
    Nunca discuto el camino/ruta a seguir ya que me pierdo a la vuelta de mi casa, no tengo sentido de la ubicación ….

    Me parecen excelentes tus consejos….

    Saludos !!!

  10. Gracielaleo…
    El viaje solitario tiene sus ventajas y ya será motivo de análisis.

    Vane…
    Qué lindo momento en un viaje cuando te sorprendés

    max…
    Hay quienes piensan como usted y quienes se volverían locos en casos así…

    Neri…
    Chas gracias

    Cecilia…
    Básicamente dos molestos, jajajaja…
    Espero el post con el viaje de los chicos.

    José…
    En ese humilde móvil, se portan así los copilotos?

    Mostro…
    Lo intentaré, pero hace años abandoné el acampar… soy un maldito bon vivant burgués, lo admito.

    Dayana…
    Será que prefiero el Actimel al Activia… pero bue… no sé los mil y un usos del yogur.

    kordero…
    Es la excepción? Con seguridad?

    Luciana…
    Sí, imagino que debés llevar miles de cosas y frasquitos de Off.
    Ah… y lo de la orientación lo vivi cuando recorrimos BsAs.
    Yo en cambio tengo cara de mapa y todos me preguntan algo dónde queda…

  11. Mi copilota se ha resistido siempre a cebarme mate, se duerme, al despertarse jode o te hace perder el sentido de orientacion en la ruta o la paz de manejar tranquilo…en fin… y si he ido a esos boliches Wild on y me he encontrado con barbudos..300 no..pero casi 299. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>