¿Cómo conquistar al hombre de tus sueños?: Hoy: "El Chico Tímido"

Buenas Buenas, queridas y queridos viandantes.

Luego de una demora debida al homenaje cumpleañero de Gracielaleo y Lincy, y el consiguiente día después, donde las ciberniñeras me impidieron conectividad, hoy, ni siquiera la lesión sufrida en el partido de vespertino con el deivid me podía alejar de los claustros viandantes de nuestra querida UMass.

Hoy vamos a retomar una serie que hacía mucho venían reclamando, especialmente las viandantas: ¿Cómo conquistar al hombre de tus sueños?

Antes que nada, corresponde un breve repaso, ya que hemos realizado varias entregas de esta serie: 1- Manual: Cómo Conquistar al Hombre de Tus Sueños.

Y luego de eso incursionamos en una de las categorías, cuando avanzamos con la siguiente unidad e hicimos el ¿Cómo conquistar al hombre de tus sueños?: Hoy: “El mujeriego anticompromiso”

Hoy, luego de todo esto, decidimos hacer un giro bastante grande y enfocarnos en una categoría que despierta mucha simpatía una vez atravesado el umbral de los silencios incómodos. Manual: Cómo Conquistar al Hombre de Tus Sueños: Hoy: EL Chico Tímido

Como siempre que nos toca este tipo de temas, fue nuestra profesora adjunta Margarita Pérez Osorio, mi estimada colega quien, enfundada en su inconfundible sonrisa cómplice y anotador en mano, fue a recabar información de campo, mientras, con el decano Anderton discutíamos sobre si “los beneficios de la crema Nivea en el lecho del amor” era un tema que ameritara investigación o no. Siéntanse libres de aportar su opinión.

Al regresar de su agotadora tarea, la profesora Pérez Osorio nos dejó el material para que analicemos y fue a descansar un rato, pues dijo que conquistar al chico tímido, si bien es divertido y hasta interesante, puede ser bastante desgastante.

Tras analizar sus anotaciones e investigaciones de campo llegamos a las siguientes conclusiones: Cómo Conquistar al Hombre de Tus Sueños: El Chico Tímido

Antes que nada, una pequeña aclaración de uso: Está terminantemente prohibido utilizar este material en mi contra, ya que, como ustedes bien saben soy la epítome del Chico Tímido.

Ahora sí, comenzamos con la definición del chico tímido:
Como bien lo indica su nombre, el Chico Tímido sufre de timidez; y por lo general es así, el Chico Tímido la sufre, le gustaría ser más extrovertido y de fácil llegada, a diferencia del chico cerrado o introvertido, quien disfruta más de su ermitañez.

El Chico Tímido es una categoría de muchacho que suele tener muy buen humor, ser inteligente, tierno, un buen candidato, pero sólo al cruzar un cierto umbral que le impide el relacionamiento temprano o tempranero con gente recién conocida.
Es por ello que muchas veces puede ser confundido o tildado de cosas como “Helado”, “Dormido”, “Pecho Frío”, “Etcétera” (Aunque el etcétera va sin comillas, porque no lo tildan de “etcétera” sino de otras cosas similares a las enunciadas previamente).

Las situaciones de tiroteo inicial lo ponen sumamente nervioso, intranquilo o lo dejan sin saber qué decir.

En ocasión de la Fauna Nocturna lo definíamos así: El Gracioso Pensativo (Lerdus paraloschistis): Es aquél que comprende que la mejor manera de lograr llamar la atención de una señorita es haciéndola reír. Su grave problema es que no tiene la chispa suficiente o la velocidad para lograr un comentario sagaz, sino que se queda observando a la mujer hasta que encuentra qué puede decir medianamente simpático sobre ella o la situación. Su grave inconveniente es que mientras está meditando la mejor humorada, suele venir alguien más veloz y le ocupa el puesto.

1- Evite forzarlo a ser simpático o desinhibido:
Por algo es tímido y no suele funcionar bien ante desconocidos. Déjelo ser libremente mientras va bajando sus barreras y soltándose. Lo disfrutará mucho más.

2- Demuéstrele que hay interés:
Esto no quiere decir “Encárelo descaradamente y sin miramientos”. No, sólo logrará intimidarlo. Dedíquese a conversar con él hasta lograr una charla medianamente coherente más allá de los monosílabos iniciales.
No es que sea ortiva, es que le cuesta el inicio; ya veá que cuando se suelte será de gran compañía.

3- Propicie el contacto físico:
No estamos diciendo que se le siente en la falda y le haga un meneíto de mueve las pom pom pas al conocerlo; NO, Tamaño error, magna desvergüenza. Sólo estamos diciendo que cuando le diga algo lo haga con un leve toque de mano a antebrazo o similar.

4- No lo incomode:
No le pida “Dale, bailate el Reggatón arriba de la mesa” mientras chifla alocadamente con el pulgar y el índice en la boca, la servilleta blanca al viento y sus amigas golpeando violentamente la mesa cual batucada del demonio. No logrará resultados positivos de ello.

5- Déle tiempo, muéstrele interés y retráigase:
Acérquese, meta su fichita y siga viaje. Luego repita el procedimiento como si fuera shampoo 2 en 1.
Con cada vez que lo haga él se irá soltando mucho más, y quizás se despierte su instinto cazador, que está por algún lado.
Aunque no por ello pida que de repente se vuelva un temerario líder de safari nocturno. Piano piano si va lontano. Confíe en su propia habilidad, tire y aleje.

6- Cuando pregunte, haga preguntas abiertas:
El Chico Tímido tarda en soltar frases. Si usted encima le da margen preguntando cosas que pueda responder con Sí o No o una palabra, no está progersando.
Haga preguntas abiertas que él tenga que explayarse un poco. (No se vaya al extremo de preguntarle: “A ver, decime las causas del ascenso, apogeo y posterior caída del imperio Romano en Constantinopla”).

7- Cuando responda busque contacto visual:
El Chico Tímido rehuye del contacto visual y lo vivencia como debilidad. Si usted logra el contacto visual le estará dando pie a soltarse.
Si su intención es acelerar un poco el trámite puede utilizar el “Pero levantá la mirada si tenés lindos ojos”. Si logra que se ponga colorado tiene medio Chico Tímido en el bolsillo.

8- Sorpréndalo:
Atrévase a tirotearlo. Recuerde no caer en los extremos, pero quizás después de una interesante salida él siga sin animarse a ir a por más.
Quién le dice que no sea el momento suyo de robar un beso.
Ya que ladrona que roba a tímido tiene cien años de perdón.

De todos modos siempre tengan presentes los dos principios fundamentales de toda conquista:

1- Sea usted misma. Si hasta ahora no le funcionó, siga insistiendo, simplemente deberá mejorar la usted misma que es… pulirse es más fácil que reinventarse.

2- Piense en el mantra: “Es más fácil pedir perdón que permiso”.

Espero que les haya gustado y les sea útil.

Ahora pasamos a los Bonus Tracks:

Primer Bonus Track:

Este Viernes 12 de Octubre estaré por tierras de Buenos Aires, para realizar el encuentro viandante. Si les parece bien con un after office tipo 18:30 – 19 horas en El Kilkenny, un bar irlandés del centro (Uno de los bares donde se hace San Patricio). Si se les ocurre una opción mejor, avisen, y por favor pónganse en contacto los interesados conmigo vía e-mail (Mail en bedelía) o entre ustedes los que ya se conocen y tienen las direcciones.

Segundo Bonus Track:

En este segundo Bonus Track los viandantitos mostrarán un ejemplo de situación con chico tímido. Lamentablemente en esta ocasión no es un chiste sino sólo una actuación, y por consiguiente no hay Plop!

Tercer Bonus Track:

Las locas locas maneras de llegar a esta Cátedra.

Pulpo

Publicado por

Pulpo

Autor de Humor Escrito Original.

51 comentarios sobre “¿Cómo conquistar al hombre de tus sueños?: Hoy: "El Chico Tímido"”

  1. jajaja… estoy sorprendido, pareciera que este manual lo hicieron para conquistarme :D avalado por un tímido certificado este manual funciona al 100%. Para mi mala suerte soy tímido y presento todas y cada una de las cosas que pusieron aquí, pero como bien mencionan a los tímidos nos cuesta trabajo “arrancar”. Me reí mucho con lo del regueton sobre la mesa hasta me hicieron llorar de risa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>